5 ideas para volver a la rutina con alegría

Estamos en septiembre, se han acabado las vacaciones y a mucha gente se le hace muy cuesta arriba volver a la rutina habitual. Aquí van algunas ideas para hacerlo con alegría.

Rutinas saludables desde por la mañana

Es muy útil establecer una rutina positiva por la mañana. Vale la pena levantarse un poco antes para empezar el día tranquila y alegremente (aunque tengas que ir a dormir más temprano). A lo mejor puedes meditar, visualizar lo bueno que te va a pasar hoy, escuchar música, bailar, desayunar tranquilamente, salir a correr… Si te cuesta madrugar, 15 minutos son suficientes para notar la diferencia.

se puede volver a la rutina con alegría

1. Cuídate

Aprovecha la vuelta al cole para desenterrarte del último de tu lista y subir algunos puestos… Tú eres muy importante y cuidarte también debe serlo. Establece nuevas rutinas para mejorar tu alimentación, hacer ejercicio, beber suficiente agua, dormir bien…

2. Energízate

Para aumentar tu energía después de unas relajadas y placenteras vacaciones, hay dos pilares imprescindibles: descansar y hacer ejercicio. Adelanta la hora en la que te vas a dormir y asegúrate de dormir lo suficiente. Por otro lado, realiza ejercicio cada día. Puedes salir a dar un paseo después de cenar ahora que todavía no hace frío, por ejemplo.

3. Simplifica

A veces nos complicamos mucho la vida cuando en realidad podríamos hacerlo más fácil. Hazte una lista de las rutinas de tu día a día que no te gustan, te desgastan o te chupan energía y mira cómo puedes hacerlo de otra manera. Por ejemplo, si el tráfico de la mañana para llegar al trabajo te desespera, mira alternativas, la bicicleta podría ser una solución.

4. Innova

Éste es tiempo de nuevos comienzos. Aprovecha la ocasión para empezar a hacer algo que te gusta, o volver a hacer aquello que te encanta pero que has dejado por falta de tiempo… ¿Un curso de fotografía? ¿Submarinismo? ¿Bailar cada día a lo loco? ¿Escribir?

5. Conecta en positivo

Esfuérzate en conectar con tu familia, amigos, compañeros de trabajo… en positivo. Cuéntales las fantásticas vacaciones, recuérdales lo que más te gusta de ellos, reíros juntos… En el trabajo, evita las críticas destructivas, malos rollos, etc.

Creételo, se puede volver a la rutina con alegría… y si en algún momento te sientes estresado, agobiado o de mala leche, recuerda un momento mágico de estas vacaciones y deja que te inunde la sensación. Verás que desde allí las cosas se ven diferentes.

Y a ti, ¿qué es lo que más te cuesta de volver a la rutina?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *