7 claves para mejorar la autoestima

La autoestima es el grado de tu estado mental interno y, cómo tal, solamente tú tienes la capacidad de mejorarla. La autoestima se va forjando a lo largo de los años y es el resultado de todas nuestras experiencias. Cuando nuestra autoestima decae, aparecen todos esos sentimientos de culpa, inseguridad, dudas, miedos, impotencia…

Vamos poco a poco perdiendo la dignidad y el respeto hacia nuestra persona y comenzamos a dar más importancia a los juicios y opiniones que los demás hacen sobre nosotros. Cedemos el protagonismo de nuestra vida en favor de las críticas de los demás y poco a poco vamos perdiendo nuestra propia identidad.

El auto-respeto por nuestras ideas, ilusiones y objetivos en la vida comienzan a desvanecerse poco a poco. Una autoestima baja hace que perdamos nuestra integridad personal y en nuestro día a día comience a forjarse un camino muy doloroso.

Recuperarla o alimentarla de forma efectiva para que no decaiga es una de las tareas imprescindibles para tener una vida más plena y feliz.

qué hacer para mejorar la autoestima

Qué hacer para mejorar la autoestima

1. Apruébate a ti mismo

¿Quién puede haber mejor que tú para darte valor? Constantemente esperamos la aprobación y el reconocimiento de los demás para sentirnos mejor con nosotros mismos. Es cierto que esto nos ayuda aunque nos olvidamos de lo más importante: nuestra propia valoración. Nos desvalorizamos muy a menudo y ello tiene muy malas consecuencias. Comienza por darte valor a ti mismo. Tú vales mucho más de lo que te imaginas.

2. Cuida tus pensamientos

Los pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos son una de las claves fundamentales a la hora de alimentar una buena autoestima.

¿Qué tipo de pensamientos tienes a lo largo del día acerca de ti mismo? Nos sucede que a menudo nos vienen esos pensamientos de auto crítica y, la mayoría de las veces. lo hacemos con un matiz destructivo hacia nuestra integridad personal.

3. Controla el perfeccionismo

Una idea equivocada del perfeccionismo es un claro marcador de nuestro nivel de autoestima.

¿Postergas a menudo aquello que más desearías que sucediera en tu vida?

¿Sientes a menudo que nunca estás preparado lo suficiente para iniciar ese proyecto que tanta ilusión te genera?

No importa lo preparado que estés. Simplemente toma la decisión de comenzar. Tan pronto como inicies el camino comenzarán a aparecer nuevos recursos y nuevas personas que te ayudarán a forjar ese deseo tan anhelado para ti y que te dará esa satisfacción de que tu vida comienza a recobrar un nuevo sentido.

4. Adopta la serenidad

Mantener la serenidad y la prudencia es otro de los retos que debemos tener en cuenta para mantener una autoestima sana y saludable. Cada día, la vida nos pasa más deprisa y nos enfocamos en el placer que nos dan los objetivos cumplidos a muy corto plazo.

Lo queremos todo ya, aquí y ahora y nos olvidamos de que la vida continua. Y cuando no lo conseguimos, nos sentimos defraudados. Haz que la suma de esos objetivos a corto plazo sean parte de tus proyectos a medio y largo plazo y comenzarás a ver tu vida de manera diferente.

5. Analiza tu responsabilidad

Sé honesto contigo mismo. No te auto-engañes. Muchas veces comenzamos a culpar a otros o a las circunstancias por lo que nos está sucediendo. En el fondo sólo es una manera de justificar lo que no estamos dispuestos a hacer.

Sé consciente de tu responsabilidad y aparta a un lado las excusas. Si en tu camino aparecen este tipo de síntomas, analiza tu parte de responsabilidad y deja de irte por derroteros que lo único que te restan es energía.

Simplemente toma las decisiones en base a ti mismo y no te dejes influir por las decisiones y juicios de los demás.

Haz que ese compromiso contigo mismo sea siempre del 130% y da siempre lo mejor de ti.

6. Acepta tus fallos

Permítete el lujo de fallar. Los mejores aprendizajes y logros vienen acompañados de grandes fallos. ¿Quién te ha enseñado que fallar es fracasar? Nada más lejos de la realidad.

Si tomas tus errores como fracasos estarás alimentando tu baja autoestima y a la vez arruinando completamente tu proyecto de vida.

Así que ya lo sabes: permítete el lujo de fallar. Falla rápido y falla bien, será tu mayor aprendizaje.

7. Ponte en marcha

Cuando nuestra autoestima comienza a bajar, nos paralizamos y este estado no nos lleva a ninguna parte. Aceptar las circunstancias actuales es el primer paso para comenzar a elevar la autoestima.

Tú eres la única persona que tiene el poder y la libertad de elección sobre tu vida. No cedas éste poder a las circunstancias o a otras personas.

Solamente tú puedes y debes generar este tipo de estados que llenarán tu vida de muy buenos y grandes momentos.

Enfócate desde tu plena libertad de elección.

No lo olvides. Una buena autoestima es la clave.

7 claves para mejorar tu autoestima

Imagen Mujer abrazándose de Shutterstock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *