Alimentos importantes para el crecimiento de los niños

Una dieta sana y una alimentación equilibrada son vitales para el óptimo desarrollo de nuestros pequeños. Los hábitos alimenticios y el ejercicio desde la infancia ayudan a definir su futuro estilo de vida.

Así mismo, ayudan a que los niños se mantengan sanos, sufran menos enfermedades e infecciones y aportan la energía necesaria para que puedan realizar las tareas y actividades diarias.

Mantener una dieta equilibrada desde la infancia previene la obesidad, la desnutrición, caries dentales, anemia, retraso en el crecimiento y otras afecciones infantiles. Además, un dieta adecuada proporciona a los niños una mayor cantidad de energía, imprescindible para el aprendizaje y el desarrollo de diferentes actividades físicas conforme a su edad.

Pero esto no significa que debamos reducir la ración diaria a una lista de alimentos determinados, ya que cada alimento o grupo de alimentos proporciona diferentes nutrientes al organismo de los niños.

A continuación, dividimos los alimentos en grupos según el tipo de nutrientes que contienen.

Alimentos proteicos para el crecimiento de los niños

En este grupo de alimentos podemos incluir carnes, huevos, pescados y legumbres (guisantes, lentejas, judías, garbanzos, etc.) que aportan proteínas, hierro, zinc y vitaminas del grupo B.

Recomendamos el consumo de carnes magras como el pollo, res, cordero, ternera ya que contienen menos grasa. Además, podemos destacar el hígado como un alimento saludable al contener proteínas, vitaminas, hierro y poca grasa. Evita el consumo de carnes grasas como el cerdo, embutidos o vísceras tipo sesos.

Otro pilar de una saludable alimentación de nuestros hijos es el pescado por ser una fuente rica en yodo, cinc, vitaminas y una grasa insaturada diferentes tipos de pescados deben formar parte de la ración de los pequeños.

Como parte de este grupo, el huevo aporta proteínas, minerales y ácidos grasos.

Las legumbres son alimentos beneficiosos para un organismo en crecimiento ya que les proporciona proteínas, grasas insaturadas, fibra, hierro y vitaminas. Aprovecha al máximo estos productos alterándolos todos los días junto a otros productos. De esta manera, podrán estar presente en la dieta diaria de los niños, por ejemplo, un día arroz, otro lentejas y así sucesivamente.

Alimentos importantes para el crecimiento de niños

Cereales y derivados

Los cereales y sus productos derivados son una fuente abundante de hidratos de carbono que influyen de manera positiva proporcionando energía y acelerando la recuperación física del organismo. Al poseer dichas características, los cereales son la base de la alimentación que debe consumirse en todas las comidas. Es importante mencionar que tienen un gran valor energético, mucha fibra, vitaminas, minerales, además son bajos en grasas.

Recomendamos el consumo de la avena todos los días por la mañana, debido a su aporte de fibra que favorece la digestión. El arroz o pasta pueden ser consumidos una vez al día a la hora del almuerzo.

Leche y derivados

La leche materna proporciona todos los nutrientes necesarios para los primeros meses de vida de nuestros pequeños. Los productos lácteos como la leche, yogur fresco, queso, etc., son una fuente importante de proteínas, lactosa, calcio, vitaminas A, B y D.

Para fortalecer sus huesos y encías nuestros pequeños deberían consumir 2-4 productos lácteos al día en función de su edad y su nivel de actividad física.

Frutas

Las frutas enteras contienen una enorme variedad de vitaminas, minerales, fibra, fructosa y agua. Teniendo en cuenta su valor nutritivo, recomendamos consumir dos o tres diferentes frutas frescas por la mañana.

Verduras y hortalizas

Actualmente disponemos de una gran variedad de verduras y hortalizas que proporcionan al organismo creciente las vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra necesarias.

Recomendamos su consumo diario para aprovechar todos los nutrientes que ofrecen. Además, este tipo de productos pueden consumirse sin medida y cocinarse y prepararse de muchas diferentes maneras.

Alimentos necesarios para el crecimiento de niños

Consumo limitado de dulces, grasas y aceites

Este grupo de alimentos acumula un elevado valor energético, por lo que recomendamos su consumo limitado. Existen dos tipos de grasas fundamentales:

Grasas saturadas

Tenemos que evitar su excesivo consumo y reducirlo al mínimo. Los siguientes productos contienen este tipo de grasa – embutidos, jamón, mantequilla, margarina, aceite de coco y de palma. Estos últimos son usados en la fabricación de bollería industrial.

Grasas insaturadas

Éstas son grasas sanas contenidas en el pescado, aceite de girasol, de maíz, de soja.

Los dulces como helados, golosinas, tartas, pasteles poseen grasas saturadas y azúcares, por lo que también recomendamos su consumo mínimo a pesar de que son los alimentos preferidos por los niños.

Ningún producto alimenticio podrá proporcionar todos los nutrientes necesarios para nuestros pequeños como la leche materna, por eso aconsejamos una dieta variada y equilibrada incluyendo un producto de cada uno de los grupos mencionados anteriormente a diario.

Imágenes de Shutterstock: Niña comiendo arroz con brócoli en la trona, Niño comiendo un plato de lentejas y Niña comienzo palitos de zanahoria

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *