Alimentos para el fumador

Las que personas que escribimos un blog no lo hacemos necesariamente con los mismos objetivos ni motivaciones, pero me atrevería a decir que sí que hay algo común a todas y es que queremos que nos lean, y si es con carácter habitual, ¡mejor! Y para que el blog sea leído, realizamos diferentes tareas encaminadas a darlo a conocer, no sólo a través de los medios sociales en la red, sino también cuidando la redacción y palabras clave de cada artículo, para que éste aparezca mejor posicionado en los resultados de los buscadores.

¿Por qué te cuento todo esto? Porque esta semana me ha sorprendido ver que una visita había llegado hasta este blog al poner en su buscador “que complemento o suplemento tomar para dejar de fumar”.

Naturalmente no creo que encontrara la respuesta que buscaba, pues el artículo que le devolvió el buscador sí hablaba de suplementos alimenticios, pero nada sobre los fumadores. Sin embargo, a mí me ha servido de inspiración para escribir este artículo sobre los nutrientes que mejor pueden contrarrestar los muchos efectos perjudiciales que fumar tiene para la salud.

Disminución de niveles de nutrientes en el fumador

Una de las consecuencias de fumar es la disminución de los niveles de vitamina C en los fumadores; mayor disminución cuanto más se fuma. También disminuyen los niveles de ácido fólico o vitamina B9, vitamina A y calcio. Como consecuencia de ello se aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e incluso, osteoporosis. ¡Y no digo nada sobre la salud del sistema respiratorio!

Nutrientes necesarios para el fumador

La vitamina C es un potente antioxidante con propiedades antitumorales. Por eso es muy importante el consumo de frutas y verduras ricas en vitamina C como pimientos rojos, tomate, brecol, kiwi, naranja, mandarinas, limones, pomelo, fresa, frambuesa, arándanos, moras… especialmente para los fumadores.

En el artículo de Paloma sobre los beneficios de consumir tomate, uno de los que señaló es que éste contrarresta los efectos del tabaco, porque “contiene 2 componentes denominados ácido cumárico y ácido clorogénico que son esenciales en la lucha contra las nitrosaminas (sustancias cancerígenas que desencadenan cáncer de pulmón)”.

También el ajo es un potente aliado del fumador por sus propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y anti-infecciosas. Su consumo diario ayuda a aumentar las defensas del organismo, defensas abatidas por el vicio de fumar. Además, el ajo es uno de los mejores alimentos que se puede tomar para limpiar los pulmones.

El ácido fólico o vitamina B9, importante para combatir la fatigas y estados depresivos, también juega un papel importante en disminuir la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, muchas veces ligadas al tabaquismo. Los cereales integrales y las verduras de hoja verde oscura son una buena fuente de ácido fólico.

Si eres fumador/a, intenta evitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas (carne de cerdo, carne de cordero, chorizo, salchichón, morcillas, etc.) y sustitúyelas por carnes ricas en antioxidantes (pollo, pavo o conejo).

Y procura no tomar alimentos muy endulzados, contienen muchas toxinas y pueden alterar el sistema nervioso. Olvídate de los refrescos industriales y bebe agua, mucha agua. Es la mejor manera de eliminar toxinas y desechos. Además, el agua transporta los nutrientes y el oxígeno a las células y facilita su absorción.

Limpiar los pulmones

Como curiosidad te cuento que en la medicina china se asocia el intestino grueso o colon con los pulmones; de ahí que aquellos alimentos que ayudan a la limpieza del colon tienen el mismo efecto en la zona de los pulmones, como es el caso del aloe bebible, que entre otras muchas cosas, favorece la desintoxicación y depuración del organismo o el salvado, otro gran aliado de la limpieza interna, ya que se trata de fibra que tiene la función de arrastre.

Por supuesto, beber agua es fundamental para eliminar las toxinas de cualquier parte de tu cuerpo, incluidos bronquios y pulmones.

Y ya he comentado más arriba que el ajo es uno de los mejores alimentos para ayudar a limpiarlos.

¿Y para dejar de fumar?

No hay nada que elimine por completo la ansiedad que se siente al dejar de fumar, al menos que yo sepa. Cómo decía la canción, “no es que el tiempo lo cure todo, pero puede ayudar”.

Y para ayudar a que ese tiempo transitorio sea más llevadero, es importante tomar alimentos ricos en vitamina B como, por ejemplo, cereales integrales que además ayudan a producir serotonina y ésta, a combatir esa ansiedad que muchas veces se intenta acallar comiendo a todas horas. Consecuencia, unos kilitos de más.

Por eso es muy importante -insisto- beber agua y hábitos sanos, ¡qué pesada soy con esto, eh! Habituarse a comer bien, a mantener un horario, a no saltarse comidas, a hacer algo de ejercicio al aire libre… a relajarse en los momentos de más tensión (tocaremos este tema pronto).

¿Conclusión?

He leído que hay un estudio de la Universidad Duke de Carolina del Norte del que se extrae que existen algunos alimentos que empeoran el sabor del tabaco (frutas, hortalizas y productos lácteos) y otros que lo realzan (carne, alcohol o café). ¡Qué duda cabe que el hábito de fumar está muchas veces asociado a una cuestión social. Un pitillo para acompañar el café o la copa.

El mejor consejo que se puede dar a una persona es que no fume y si lo hace, que intente dejarlo. Sé que una vez enganchado es muy difícil y lo digo por experiencia propia, que tras nueve años sin fumar he vuelto a caer 🙁 🙁 🙁

Espero que en pocas semanas o meses pueda escribir otro artículo sobre lo mucho mejor que me siento tras haberlo dejado por fin. Sé que eso alimentará mi bienestar.

Y ahora te pregunto a ti, ¿eres fumador fumador, fumador social o simplemente, no fumas?

Comentarios
  1. alex
    • Alimentatubienestar
  2. elena
    • Alimentatubienestar
  3. Marco Antonio
    • Alimentatubienestar
  4. Mina
    • Alimentatubienestar
  5. Mónica Ortega
    • Alimentatubienestar
    • May

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *