Anorexia y bulimia: trastornos alimenticios y psicológicos

Anorexia y bulimia son enfermedades cuya incidencia y prevalencia está aumentando de manera alarmante en nuestra sociedad, por lo que merecen ser tenidas en cuenta especialmente si tenemos hijos adolescentes. Se trata de una epidemia que está amenazando a nuestra juventud.

La cultura occidental está dando mucha importancia a la imagen física y muchas personas se sienten descontentas con su imagen. Los medios de comunicación muchas veces asocian el éxito profesional y social a la belleza física. Éstos, a través de libros, revistas, televisión nos recuerdan como debemos ser (altos, estilizados y vestidos a la última) y nos sugieren como podemos conseguirlo con dietas milagrosas, operaciones de cirugía estética, productos de belleza y ropa que llevan estas escuálidas modelos en los desfiles de belleza.

La solución al problema consiste en la revalorización de otras cualidades como ingenio, integridad, talento, inteligencia y sentido del humor a la hora de evaluar la valía de estas personas.

Los adolescentes son más vulnerables a padecer anorexia y bulimia porque son personas inmaduras, inseguras de sí mismas y sensibles a la opinión de los demás.

Todas las personas tenemos zonas de nuestro cuerpo que nos desagradan porque las vemos deformes o feas. La solución a la insatisfacción de nuestra imagen corporal pasa por una serie de recomendaciones:

  • Cuando te mires al espejo trata de percibir que es lo que te gusta de tu apariencia y recuérdatelo.
  • Nunca compares tu aspecto físico con el de los demás, ni critiques el aspecto físico de los demás; elogia a otras personas por otros valores.
  • Aprende a valorarte por ti mismo, por otras cosas que no sean tu apariencia.
  • Huye de los medios de comunicación que te hacen sentir mal con tu cuerpo.

Anorexia nerviosa: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Se trata de un trastorno alimenticio y psicológico a la vez. Este desorden va más allá del control del peso.

El enfermo inicia un régimen alimenticio para perder peso hasta que esto se convierte en un símbolo de poder y control. El individuo llega al borde de la inanición de una manera obsesiva y constante con el objetivo de controlar su propio cuerpo.

En el momento actual se presentan 4 casos nuevos de anorexia por cada 1.000 personas. Es más frecuente en mujeres, con un 95% de los casos frente al 5% de los varones y la edad de máxima incidencia son los 16-18 años de edad. Su tasa de prevalencia o números de casos existentes es del 4,1 al 4,5% de la población adolescente.

En EE.UU., los trastornos alimenticios como anorexia y bulimia son el 3er motivo de enfermedad después de la obesidad y el asma en personas jóvenes. Su incidencia y prevalencia está aumentando de manera alarmante últimamente y merecen ser tenidos en cuenta porque de cada 10 jóvenes que los padecen 4 o 5 mueren.

Síntomas de anorexia nerviosa

Los síntomas son la distorsión de la imagen corporal sin reconocerse el proceso de delgadez y el sentimiento de ineficacia por parte del individuo.

Anorexia nerviosa

Las adolescentes se ponen a régimen ante un fracaso e influidas por los medios de comunicación o los malos consejos de amigos. Su dieta consiste en suprimir comidas y alimentos necesarios.

Desarrollan hábitos alimentarios particulares ya que sólo comen determinados alimentos.

Aunque tengan hambre beben grandes cantidades de agua, ingieren laxantes y se provocan vómitos.

La gente les dice que están muy flacas y les encanta oírlo.

Su cuerpo empieza a debilitarse y la inanición les debilita el organismo, siendo más vulnerables a infecciones, hipotermia y problemas intestinales.

Se pierde la menstruación, baja la tensión arterial, la piel se seca y pierde calor; el pelo se cae.

Se desnutren y deshidratan generando anemias, pérdida de masa ósea y problemas cardiacos.

A nivel psicológico, aparece una distorsión de la imagen corporal porque se siguen viendo gordas a pesar de estar escuálidas y todo ello, acompañado de ansiedad, depresión e insatisfacción personal.

Niegan el problema, no son capaces de reconocerlo.

Tipos de anorexia

Anorexia restrictiva

Se caracteriza por un intento de disminución de peso con dieta y ejercicio físico sin provocar vómitos ni ingerir medicamentos diuréticos y laxantes.

Anorexia purgativa

Además de dieta y ejercicio físico, se acompañan de vómitos y de consumo de medicamentos diuréticos y laxantes para disminuir peso.

Diagnóstico y tratamiento de la anorexia nerviosa

El diagnóstico de la anorexia nerviosa es difícil debido a que estas personas niegan su condición de enfermas. Son características de este proceso:

  • La negación del individuo a mantener el peso cercano a su ideal según su estatura y edad.
  • Un miedo intenso a engordar aunque su peso sea inferior a lo normal.
  • La autopercepción se distorsiona y el individuo no asume la extrema pérdida de peso.
  • Las mujeres presentan una alta probabilidad de amenorrea.

El tratamiento es médico y psiquiátrico. El tratamiento médico en casos graves aconseja el ingreso hospitalario del paciente para realimentarlo, hidratarlo y observarlo hasta que mejore su salud y se normalice su peso corporal.

Los casos más leves deben ser controlados por un médico con una dieta de realimentación.

Todas las anoréxicas necesitan tratamiento psiquiátrico y psicoterapéutico.

Bulimia: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La bulimia es un desorden alimenticio y psiquiátrico caracterizado por episodios secretos de una ingesta excesiva de alimentos, seguidos de métodos excesivos e inapropiados para controlar el peso como el vómito autoinducido, el abuso de laxantes o diuréticos y la realización de ejercicios demasiado exigentes para el cuerpo.

En un 70% de los casos, se acompaña de bulimarexia y un 30% de los casos es una bulimia pura.

El acceso de bulimia o atracón se inicia con una sensación de hambre incontenible con preferencia por los dulces y otros alimentos de alto valor calórico.

La frecuencia de los atracones es muy variada y en los enfermos puede darse varias veces en el mismo día durante días seguidos. Con los atracones los bulímicos pueden sobrepasar las 500 calorías y llegar incluso a 25.000 calorías.

Síntomas de bulimia

Sus síntomas son la pérdida del control sobre la cantidad de alimentos que consumen, atracones frecuentes con sentimientos de tristeza, culpa y vómitos posteriores al atracón, esconder alimentos y comer a escondidas.

Bulimia Vomitos

Se observan, además, fluctuaciones importantes de peso, vómitos frecuentes e ingesta de medicamentos laxantes y diuréticos.

La menstruación se halla ausente o disminuida.

Sus complicaciones son deshidratación, deterioro mental, rupturas en el estómago y esófago provocadas por los vómitos y fallos renales.

Las personas que padecen bulimia tienen un grado de insatisfacción con su imagen corporal. El individuo se considera con sobrepeso aunque la realidad sea otra.

El problema se centra en una baja autoestima y la presión que siente el individuo por parte de la sociedad por ser atractivo y delgado.

Estas personas son conscientes de su problema alimenticio.

El trastorno es consecutivo a acontecimientos traumáticos como la pérdida de un ser querido, la separación o divorcio…

Diagnóstico y tratamiento de la bulimia

Se diagnostica conforme a varios criterios básicos.

Frecuentes episodios de ingesta abusiva de alimentos. El paciente puede darse atracones cada 2 horas.

El paciente es consciente de su problema y tiene un sentimiento de falta de control en su episodio.

Comportamiento compensatorio inadecuado para evitar el aumento de peso como los vómitos inducidos o la ingesta excesiva de medicamentos.

El comportamiento está influenciado por la imagen corporal.

El tratamiento médico debe realizarse con un médico internista para resolver los problemas de salud; se producirá la hospitalización con observación cuando el caso es grave.

El paciente requerirá de tratamiento psicológico dedicado a fomentar la autoestima y mejorar los valores de la persona. Deberá seguir un tratamiento de psicoterapia individual con un psicólogo o psiquiatra contando con el apoyo y colaboración de la familia.

Es fundamental eliminar el ciclo de purgas y atracones.

Anorexia y bulimia: sus diferencias

Anorexia y bulimia DiferenciasFuentes

Imágenes de Shutterstock: Mujer comiendo a escondidas, Chica mirándose en el espejo y Mujer vomitando

Comentarios
  1. jerry
    • Alimentatubienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *