¿Te gusta el chocolate? ¿Crea adicción? Descúbrelo aquí

Me temo que -como la mayoría- responderás que sí, aunque no todos lo tomemos con la misma frecuencia. El chocolate es uno de esos alimentos que con seguridad ha pasado por todas nuestras casas en algún momento, y en muchas es imprescindible en las alacenas de la cocina.

No sólo gusta a niños, sino también a muchos adultos. Me viene a la cabeza el lema de una conocida marca, que supongo ya sabes cuál es.

Existen diferentes variedades en el mercado pero las tabletas básicamente están elaboradas con la pasta y la manteca del cacao, a cuya mezcla se añade azúcar. Dejo fuera el blanco, ya que en su elaboración se
sustituye la pasta de cacao por leche, aunque se sigue utilizando la manteca y, por supuesto, azúcar.

¿Cuánto engorda el chocolate?

Pues depende, depende del tipo que tomes. No es lo mismo un chocolate con leche y bajo porcentaje de cacao que uno negro con un porcentaje superior al 70% de cacao.

Según la tabla de índices glicémicos (IG) de Montignac, el chocolate en polvo con azúcar o edulcorante tiene un IG igual a 60 y la tableta de chocolate con azúcar o edulcorante, tiene un IG más alto, 70. En estos casos, engorda no ya tanto por su contenido en cacao, como por su contenido en azúcar o edulcorantes. ¡Lógico!

Ahora bien, el amargo con más del 70% de cacao tiene un IG de 25 y el que supera el 85% de cacao, tiene un IG más bajo, 20. Por lo tanto, este chocolate te lo puedes permitir con mesura si no quieres engordar.

No obstante, Montignac recomienda evitar su consumo si estás en fase de adelgazamiento, debido a que se trata de un producto que combina hidratos de carbono con grasas, mezcla que se debe evitar para adelgazar conforme a su método.

Propiedades nutricionales del chocolate

Aporta diferentes nutrientes a nuestro organismo. Es rico en magnesio, que actúa disminuyendo el deseo de azúcares y como inhibidor del cansancio.

La mantequilla de cacao aporta las grasas al chocolate, siendo éstas fundamentalmente ácidos grasos monoinsaturados, que disminuyen la tasa de colesterol total en la sangre y aumentan la de colesterol HDL o colesterol bueno.

Contiene, además, polifenoles y fitoesteroles. Los primeros son unas sustancias químicas antioxidantes que se encuentran en las plantas y que desempeñan un papel protector de las paredes vasculares.

Los fitoesteroles son esteroles vegetales que se asemejan al colesterol animal. Su presencia en el chocolate refuerza la acción de los ácidos grasos monoinsaturados sobre el colesterol.

Para terminar, contiene otras sales minerales, vitamina E, proteínas vegetales y fibras.

¿Crea adicción el chocolate?

Hay muchas personas que lo toman no sólo porque disfruten de su sabor o su textura, sino que acuden a él cuando se sienten bajos de ánimo, tristes, ansiosos o cansados, entre otros muchos y variados estados de ánimo que conducen al chocolate.

alimentos a evitar en situaciones de estrés: chocolate

Sin embargo, no parece existir ningún dato científico que avale la afirmación de que el chocolate es adictivo. Son las sensaciones que produce y su sabor, sus componentes, los que inducen a las personas a tomarlo una y otra vez.

Pese a que contiene distintas sustancias que parecen actuar eficazmente en estados depresivos, la sensación que produce está sólo relacionada con el efecto placentero que causa.

Cómo siempre al finalizar el artículo, te invito a participar en el blog con tus comentarios, en este caso, sobre tema que nos ocupa. ¿Eres chocolatero? ¿Crees que es adictivo?

Imagen de unas onzas sueltas de Shutterstock

Comentarios
  1. Mariana
    • Alimentatubienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *