Come con frecuencia: cinco comidas al día

No sé si tú serás de esas personas que hacen sólo tres comidas al día o no; sí es así, hoy te voy a contar porqué eso no es un hábito saludable. Tenemos que hacer cinco comidas al día. Y para ello tengo que hablarte de la digestión de los alimentos que ingerimos.

La digestión de los alimentos, desde que entran hasta que salen del organismo, puede durar diez horas e incluso varios días. Esto depende no sólo del tipo de alimento de que se trate (más o menos sólido) sino también de su composición: proteína, lípido o carbohidrato. Aunque lo que normalmente llamamos digestión, es el proceso que ocurre en el estómago y éste dura entre 2 y 4 horas.

El páncreas juega un papel muy importante en el proceso digestivo, ya que no sólo produce algunas enzimas necesarias en dicho proceso, sino que mediante la insulina que segrega, controla la concentración de azúcar en la sangre. Si padeces diabetes, sabes perfectamente de lo que hablo.

Cinco comidas al día

Según Montignac, saltarse una comida provoca que nuestro organismo produzca más insulina, y cuanta más insulina produce nuestro organismo, más necesidad tiene éste de alimentos. Por eso, en la siguiente comida, tras un largo período de ayuno, tendremos un hambre más voraz y nuestra ingesta será mayor.

Si tienes hijos, probablemente recordarás que de bebés tenían que comer cada 4 horas y completar así cinco comidas al día. Pues de eso mismo se trata con los adultos. No todas las comidas tienen que tener el mismo peso en lo que se refiere a cantidad o variedad en la composición de los alimentos, pero sí es importante no limitarnos a desayunar, almorzar y cenar. A media mañana y a media tarde es necesario tomar algún alimento (un tentempié saludable, fruta, por ejemplo).

De hecho, si lo que quieres es adelgazar, hacer cinco comidas al día es practicamente una obligación. Sólo tienes que pensar (si lo reducimos a calorías) que el proceso de digerir una manzana, consume más calorías de las que ingieres al tomarla. Esto es lo que se conoce como “caloría negativa”, aunque el concepto está aún en discusión y no es el objeto de este post.

Por otro lado, tampoco es conveniente estar comiendo a todas horas, por poco que sea. Hay que dar un respiro al sistema digestivo para que pueda realizar su labor convenientemente cada vez. Además, cuando picamos, lo que tomamos son sobre todo hidratos de carbono asociados a grasas, o sea, ideal para mantener el peso (es ironía).

Así que, recuerda: cinco comidas al día, aunque no tengas muchas ganas en ese momento, habitúate a tomar algo a media mañana y a media tarde. No llegarás al almuerzo y/o a la cena con un hambre canina.

¿Las haces habitualmente? O por el contrario, ¿eres de los que pican a todas horas?

Imagen Plato de comida de Shutterstock

Comentarios
  1. Yolanda
    • Alimentatubienestar
  2. Alimentatubienestar
  3. marisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *