Recomendaciones para combatir el exceso de frío

En el artículo de hoy encontrarás algunos consejos para combatir el exceso de frío, ahora que entramos en el invierno.

Las temperaturas descienden de manera progresiva y numerosos días se presentan nevadas y olas de frío que causan enfermedades y muertes. Las bajas temperaturas del invierno son responsables del mayor número de ingresos hospitalarios, urgencias, consultas ambulatorias y fallecimientos que se producen en esta época en relación con otros meses del año.

Las poblaciones se adaptan y aclimatan al entorno en que viven. Las condiciones de adaptación dependen del tipo de vivienda, calefacción, aislamiento térmico, hábitos alimentarios y costumbres sociales que hacen que las bajas temperaturas tengan una repercusión diferente en unas poblaciones respecto a otras. En los países con inviernos gélidos las repercusiones para la salud son menores que en el resto de la población.

La mortalidad incrementa un 15% más cuando la temperatura desciende de 6ºC y a mayor número de días los efectos del frío son más perjudiciales sobre nuestra salud. Una ola de frío es un fenómeno meteorológico en el cual la temperatura desciende por la invasión de una masa de aire frío que dura varios días. Ésta se caracteriza por fuertes descensos de la temperatura que mide de -10ºC a 0ºC y ocasiona cuadros de congelación e hipotermia de nuestro cuerpo. Las olas de frío también se presentan los días de nevadas abundantes.

Los grupos más vulnerables al frío son los ancianos, las personas que padecen diversas dolencias cardíacas y respiratorias crónicas y los bebes expuestos. También son grupos de riesgo las personas desnutridas, alcohólicas o con intoxicación etílica aguda, las que viven en lugares insalubres, los indigentes, los enfermos mentales y los consumidores de ciertos fármacos como vasodilatadores o depresores del sistema nervioso central. Un grupo de riesgo lo constituyen personas que practican actividades deportivas invernales y que trabajan al aire libre.

Hipotermia

Se genera hipotermia cuando la temperatura del cuerpo baja de 35ºC. El frío origina una serie de alteraciones en nuestro organismo como estrechamiento de los vasos sanguíneos y bronquios, aumento de la viscosidad de la sangre que genera trombosis y de la tensión arterial que contribuyen a desencadenar o agravar enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

También se originan cuadros catarrales y gripales y sus consecutivas infecciones bronquiales.

Los enfermos reumáticos notan una agravamiento de su sintomatología con el frio.

Síntomas de hipotermia

  • La piel se vuelve pálida y seca y esta lesión es más importante en las partes distales y expuestas del cuerpo como las manos, los pies y las orejas.
  • Entumecimiento de piernas y brazos.
  • Debilidad y pérdida de coordinación. Pérdida de sensibilidad apareciendo dolor cuando la isquemia se prolonga. Temblor incontrolable.
  • Frecuencia cardíaca y respiratoria lenta.
  • Cambios en la actividad cerebral con un progresivo enlentecimiento y descoordinación que se traduce en somnolencia.
  • Si sigue bajando la temperatura aparecen cambios metabólicos interrumpiéndose ciclos metabólicos con problemas de lesión celular que afectan a diversos sistemas.
  • La muerte se produce por parada cardíaca y asistolia, entrando en coma al bajar la temperatura de los 26ºC.

Las lesiones por congelación son consecuencia de una hipotermia en las partes distales como las manos, los pies, la nariz y las orejas. Se deben a una vasoconstricción persistente que origina una isquemia.

Recomendaciones para hacer frente a la ola de frío

  • Mantenerse informado de la situación metereológica a través de servicios informativos como prensa, radio y televisión.
  • Trasladarse de la zona gélida a otra más caliente.
  • Disponer de un termómetro en casa para medir la temperatura y ajustar las medidas a la temperatura existente.
  • Procurar un buen aislamiento térmico de la vivienda evitando las corrientes de aire y las pérdidas de calor por las ventanas y puertas.
  • Las calefacciones con circuito cerrado deberán estar provistas de anticongelante. Controlar que el circuito de agua no tenga mucha presión. Mantener la temperatura de 21ºC por el día y de 18ºC por la noche.
  • Abrigarse con varias prendas de ropas cálidas y superpuestas y con mantas. No aplicar nunca calor de estufa o agua muy caliente.
  • El ejercicio físico genera calor; es conveniente moverse mediante la realización de trabajos domésticos y pasear dentro de casa.
  • Tener precaución con estufas de leña y gas para evitar los riesgos de incendio o de intoxicación por monóxido de carbono.
  • La ropa más abrigada estará en función de la temperatura que se consiga en el interior de la vivienda.

Es conveniente vestirse con varias capas de ropa fina superpuestas que nos protegen más del frio que una prenda muy gorda.

Medidas para combatir el exceso de frío

  • Consumir líquidos y abundante agua. Nunca beber bebidas alcohólicas, porque el alcohol favorece la pérdida del calor corporal.
  • Los alimentos proporcionan calor a nuestro cuerpo. El frío permite que nuestro cuerpo consuma alimentos. Conviene cocinar comidas que proporcionen la energía y calor necesarios. Una taza de alguna bebida caliente a lo largo del día y por la noche ayudan a mantener la temperatura corporal.
  • Procurar salir el mínimo tiempo posible al exterior. Si es necesario salir, vestirse con ropa muy abrigada y calzados antideslizantes. Son frecuentes las heladas en los suelos de las calles y campos; si calzamos un buen calzado de agarre, evitamos las caídas y sus consecutivos accidentes. Emplear ropa resistente al frío y a la humedad y prestar especial atención a la cabeza (gorros, pasamontañas y sombreros), cuello (bufanda), pies (calzado resistente al agua, calcetines de algodón y lana) y manos (guantes y manoplas). Es necesario permanecer seco porque la ropa mojada enfría el cuerpo.
  • Avisar a los servicios de emergencias o al 112 en las situaciones de hipotermia en ancianos y bebés y en todas las personas cuyos síntomas sean preocupantes.

Si eres friolero seguro que ya vas provisto de todo lo necesario para no pasar frío, pero ¿te has visto alguna vez en situación de hipotermia? ¿Qué sueles hacer tú para combatir el exceso de frío?

Imagen Calle nevada en invierno de Schutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *