Cómo combatir las gastritis y la úlcera gastroduodenal

En esta entrada encontrarás información sobre los síntomas y la alimentación más adecuada en los casos de gastritis y úlcera gastroduodenal.

Gastritis: síntomas y alimentación adecuada

La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago provocada por beber demasiado alcohol, comer alimentos demasiado fuertes o picantes, fumar, tomar medicamentos antiinflamatorios, infecciones como escherichia colli, helicobacter pilori, salmonella, infección grave, cirugías y lesiones traumáticas que causa que el revestimiento se inflame y se irrite.

gastritis bacterias en el estómagoLos síntomas más comunes de la gastritis son el malestar o dolor de estómago, los eructos, las nauseas, los vómitos, las hemorragias intestinales, el ardor de estómago y la sangre en las heces.

Su diagnóstico incluye:

  • Gastroscopio que es un tubo endoscópico largo que visualiza el revestimiento del estómago y se pueden tomar muestras para biopsia.
  • Exámenes de sangre para descartar anemias.
  • Cultivo de heces: descartar la presencia de sangre y de bacterias.

Alimentos buenos para la gastritis

  • Verduras: las patatas hervidas, asadas o en puré tienen una acción antiácida sobre la mucosa gástrica. Zanahorias y calabaza: regulan la producción de ácido gástrico y neutraliza el exceso de acidez debido a la provitamina A y a la fibra vegetal que contiene. Las coles que protegen y desinflaman la mucosa gástrica.
  • Frutas: chirimoya, su pulpa neutraliza el exceso de ácido y protege la pared del estómago; manzana que contiene pectinas o fibra soluble así como taninos que desinflaman las mucosas digestivas; aguacate que disminuye la inflamación gástrica y contrarresta el exceso de ácido.
  • Cereales integrales: avena que contiene un mucílago que preserva la mucosa gástrica; arroz que ejerce un efecto astringente y antiinflamatorio sobre la gastritis; tapioca que es una harina rica en mucílagos con gran poder cuidador de la mucosa gástrica, cocinada con caldo de verduras alivia la inflamación de las gastritis.

Alimentos perjudiciales para la gastritis

  • Bebidas alcohólicas y cervezas que irritan la mucosa gástrica y su consumo frecuente cronifica las gastritis agudas.
  • Refrescos que contienen azúcar, aditivos químicos y gas carbónico que son sustancias irritantes para el estómago.
  • Bebidas estimulantes que por su contenido en cafeína, tanto el café como el té y el mate incrementan la producción de ácido gástrico y perjudican la gastritis.
  • Dulces como pasteles, bollos que contienen exceso de azúcar que irrita la mucosa gástrica y favorece la proliferación de bacterias como el Helicobacter Pylori causante de la gastritis y la úlcera.
  • Helados, cuyo frio intenso produce vasoconstricción y falta de riego sanguíneo en la mucosa del estómago.
  • Frutas cítricas que por su acidez resultan indigestas y agresivas para la mucosa gástrica.
  • Carne, cuyos nitritos y nitratos incrementan la producción de jugos digestivos e inflaman la mucosa gástrica.

alimentación para la gastritis

Otras medidas eficaces a tener en cuenta son: evitar el tabaco y el consumo frecuente de medicamentos antiinflamatorios o el tomarlos con protectores gástricos como el omeprazol.

Úlcera gastroduodenal: síntomas y alimentación adecuada

La úlcera gástrica o duodenal es la erosión de mucosa profunda de la pared del estómago o duodeno, producida por la bacteria helycobacter pylori, un alimento o medicamento. Las úlceras se producen por un desequilibrio entre los factores defensivos y agresivos de la mucosa intestinal y empeoran con el estrés, el consumo de tabaco y alcohol y algunos patrones de alimentación inestables.

Los factores agresivos más frecuentes son la bacteria helycobacter pilori presente en el 95% de las úlceras gástricas y en el 70% de las úlceras duodenales y los antiinflamatorios.

Es una enfermedad frecuente que la padece el 10% de la población con edades comprendidas entre 55 y 65 años siendo rara su aparición antes de los 40 años. Son más comunes las úlceras duodenales.

Sus síntomas son un dolor lacerante, ardor o sensación de hambre dolorosa que aparece de 1,5 a 3 horas después de comer y se alivia con la ingesta de alimentos. Otros síntomas son náuseas, vómitos, distensión abdominal, eructos, intolerancia a las grasas, vómitos de sangre y melenas.

Las complicaciones que puede presentar la úlcera gástrica son la perforación y las hemorragias.

Las pruebas de diagnóstico indicadas en estos casos son:

  • Radiografías de contraste en los cuales se observa la úlcera en el 70% de los casos
  • Endoscopias que son el método más fiable para el diagnóstico.
  • Test del aliento a través de una muestra de la mucosa gástrica.
  • Determinaciones analíticas de gastrina y de la secreción gástrica basal.

Alimentos buenos para la úlcera gastroduenal

  • Pan blanco, arroz cocido blanco y pasta normal cocida y en raciones moderadas.
  • Aceite de oliva virgen extra: debemos aumentar el consumo si el dolor es agudo.
  • Sal con moderación.
  • Leche semidesnatada o desnatada, yogures, queso fresco y leche de soja.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas, soja y guisantes muy cocinados y triturados.
  • Huevo cocido, duro y en tortillas; la tortilla de patatas se debe elaborar con patatas hervidas.
  • Pescado blanco y azul, latas de atún.
  • Carne blanca de pavo, pollo y conejo.
  • Fruta no ácida: plátano, higos, peras, manzanas, melón, sandía, níspero, melocotones, albaricoques, uvas, aronia y arándanos.
  • Verduras como zanahorias, calabaza, remolacha, calabacín, judía verde, cebolla cocida, lechuga, algas, puerros, coles, pimientos rojos y berenjenas.
  • Verduras ricas en fibra como el brócoli, la coliflor, las coles de bruselas, alcachofas, cardos, espinacas y acelgas.
  • Se deben consumir verduras ricas en betacarotenos porque protegen la mucosa gástrica y favorecen la cicatrización de las úlceras y así como ricas en vitamina C con efectos antihemorrágicos y cicatrizantes.
  • Bebidas: agua, infusiones tibias, café descafeinado, té, leche, refrescos isotónicos sin gas, zumos no ácidos de melocotón, zanahoria, piña, etc.
  • Especias permitidas: cúrcuma, jengibre, cardamomo, mejorama, comino, estragón, albahaca, salvia, tomillo y clavo de olor.

Alimentos perjudiciales para la úlcera gastroduenal

  • Pan integral, cereales integrales, arroz y pasta integrales, bollería y dulces.
  • Aceites refinados, mantequilla, grandes raciones de frutos secos salados.
  • Grandes raciones de leche, quesos cremosos de cabra, oveja, nata, flanes, natillas.
  • Alubias y habas secas.
  • Huevo frito, tortilla de patatas fritas, huevos estrellados.
  • Carne roja y embutidos. Conservas de carne y pescado (salvo el atún). Mariscos.
  • Fruta ácida y vasos de zumo de naranja enteros.
  • Verduras tales como pimientos, tomate, cebolla y ajo crudos; aceitunas, pepinillos y encurtidos. No se debe consumir verdura frita.
  • Bebidas como café, té, cola con gas, zumos muy ácidos y bebidas alcohólicas.
  • Vinagre y salsas.
  • Especias, tales como pimientas negra y blanca, azafrán, curry, chile y guindilla.

Fuentes

Comentarios
  1. Vidal
    • Paloma Perez del Pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *