Cómo combatir las neuralgias (causas, síntomas, tipos)

Las neuralgias son irritaciones o inflamaciones de uno o varios nervios que desencadenan un dolor repentino, punzante e intenso en el trayecto nervioso.

Se conocen numerosas neuralgias, aunque las más frecuentes son las neuralgias del nervio trigémino, glosofaríngeo y las ciáticas. Son más comunes en personas de edad avanzada.

Causas de las neuralgias

Sus causas son numerosas, citando entre ellas:

  • Diabetes
  • Insuficiencia renal crónica
  • Irritación por químicos
  • Infecciones por hespes zóster
  • VIH
  • La enfermedad de Lyme
  • Diversos medicamentos como cisplatino, paclitaxel o vincristina
  • Compresión de los nervios por hernias
  • Osteofitos de las artrosis o artritis
  • Traumatismos
  • Cirugía.

Síntomas de las neuralgias

Sus síntomas son un dolor repentino, agudo y punzante de la trayectoria de un nervio; por ejemplo, la ciática es el dolor de todo el trayecto del nervio ciático.

Una característica del dolor es que puede ser constante o no, apareciendo con fases dolorosas y desapareciendo dando lugar a fases indoloras y que puede empeorar con los movimientos de la zona afectada.

Otros síntomas son debilidad o parálisis completa de los músculos inervados por el mismo nervio o aumento de la sensibilidad de la piel a lo largo de la ruta del nervio dañado.

Tipos de neuralgias

Neuralgia del trigémino

Se produce cuando se afecta el nervio trigémino por compresión a causa de un tumor o vaso sanguíneo inflamado. La mayoría de las veces se desencadena en adultos mayores de 40 años por causa desconocida.

El nervio trigémino lleva las sensaciones de tacto y dolor desde la cara, los ojos, los senos paranasales y la boca hasta el cerebro. Su neuralgia provoca un dolor muy intenso en un lado de la cara (derecho o izquierdo); con frecuencia es más intenso alrededor del ojo, las mejillas y la zona inferior de la cara.

cómo combatir las neuralgias del trigemino

El dolor conocido como “el peor de todos los dolores” se presenta en forma de pulsaciones eléctricas que duran segundos o minutos pero que pueden volverse constantes.

El dolor se puede desencadenar por contacto y actividades como peinarse, lavarse la cara, comer, beber, cepillarse los dientes y afeitarse.

Neuralgia glosofaríngea

Provocada por irritación del nervio glosofaríngeo o IX par craneal, se caracteriza por dolores repetitivos intensos localizados en la lengua, la garganta y el oído.

Son más frecuentes en personas mayores de 40 años; muchas veces de causa desconocida y otras veces provocados por infecciones de la garganta y boca, tumores y neoplasias de la base del cráneo que ejercen presión sobre el nervio y vasos sanguíneos dilatados que comprimen el nervio glosofaríngeo.

Los síntomas son dolor intenso en la parte posterior de la nariz y garganta, de la lengua, oído, garganta, región amigdalina y laringe. Se puede desencadenar por actividades como masticar, toser, reír, hablar y deglutir.

Ciáticas

Se genera por afectación del nervio ciático, que inicia en la región lumbar y controla los músculos de la parte posterior de la rodilla, región inferior de la pierna y proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo, a la parte inferior de la pierna y a la planta del pie.

cómo combatir las neuralgias como la ciática

Es secundaria a otros problemas de salud como hernia de disco en las vértebras lumbares, estenosis raquídea, lesión o fractura de la pelvis y compresiones del nervio por los osteofitos de las artrosis lumbares y pélvicas. Es más frecuente en adultos mayores de 50 años.

Es un dolor de intensidad variable desde hormigueos leves hasta intensas sensaciones punzantes. Suele comenzar de manera lenta y empeora después de pararse o sentarse, al doblarse hacia atrás o caminar más de unas cuantas yardas, al toser, estornudar o reír.

En la exploración se observa debilidad para flexionar la rodilla o mover el pie, dificultad para doblar el pie hacia adentro o abajo, dificultad para agacharse hacia delante o atrás, reflejos anormales o débiles, pérdida de sensibilidad o entumecimiento.

Diagnóstico de neuralgias

  • Exploración física y síntomas.
  • Análisis de sangre para determinar los niveles de glucosa, la función renal y otras posibles causas de glucemia.
  • Resonancia magnética y Tac de la zona afectada, en las ciáticas serían las vértebras lumbares y en las neuralgias del trigémino y glosofaríngeas el cráneo y la cara.
  • Ecografías de la zona afectada.
  • Electromiografía para estudiar la conducción nerviosa.

Tratamiento y medidas para combatir las neuralgias

En los casos de ciática se aconsejan una serie de medidas para cuidar de la espalda en casa, como reducir la actividad los 2 primeros días y luego empezar la actividad lentamente; no se aconseja el reposo en cama. Se debe evitar levantar pesos pesados y doblar la espalda las 6 primeras semanas o hasta que se resuelva el ataque de ciática.

Los pacientes afectos de neuralgia del trigémino evitarán contactos en su cara y reducirán sus actividades (comer, peinarse, lavarse) durante un breve periodo de tiempo hasta que aminore el dolor.

Tratamiento médico

Con calmantes para el dolor tipo analgésico o narcótico en casos de dolor intenso, fármacos antidepresivos y relajantes musculares; inyecciones de anestesia y otros medicamentos en el nervio.

Fisioterapia y quiropráctico, masajes

Los masajes son buenos para los casos de ciática y si se padece de hernia de disco o deformación de la columna lumbar, un quiropráctico puede alinear las vértebras.

Tratamiento local con balneoterapia con baños calientes relajantes

Aplicaciones locales de frío y calor. Empezar aplicando frío con una banda de hielo las primeras 48-72 horas y luego calor local sobre la zona con bolsas de agua caliente.

Plan de alimentación adecuado para combatir neuralgias

Se aconseja consumir los siguientes grupos de alimentos.

  • Alimentos depurativos; apio, cebolla, pera, piña, pomelo, papaya, espárragos, puerros, alcachofas. El caldo depurativo beneficia mucho.
  • Alimentos ricos en vitamina B1, B2: carnes magras, lácteos, cereales integrales, legumbres y algunos frutos secos. Actúa sedando los nervios irritados o inflamados.
  • Alimentos ricos en magnesio: leche, legumbres, cereales integrales y algunas verduras (espinacas, espárragos, berros, pepinos y calabaza) Con acción relajante de los nervios afectados.

Ejercicio físico

Ejercicios de gimnasia aeróbica basados en el fortalecimiento de los músculos del abdomen y de la zona lumbar de la espalda y estiramientos de los músculos isquiotibiales, que son los músculos de la cara posterior del muslo que cuando están muy tensos aumentan la presión sobre la parte inferior de la espalda y agudizan el dolor.

Cirugía

En las neuralgias del trigémino se trata con la extirpación del tumor o descompresión del vaso sanguíneo si éstos son la causa de la afección: cortar o destruir parte del nervio trigémino con bisturí o con una inyección de glicerol o ablación por radiofrecuencia.

En las ciáticas la cirugía está destinada a resolver el problema que la provoca como la extirpación de la hernia discal, de los tumores, la compresión de los grandes vasos sobre el nervio ciático. Extirpación de pinzamientos artrósicos sobre el nervio y solución de estenosis raquídeas.

Fuentes

Imágenes Consulta de quiropráctico, Nervio trigemino, Nervio ciático de Shutterstock

Comentarios
  1. Ediht
    • Paloma Perez del Pozo
  2. maria alejandra
    • Paloma Pérez del Pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *