Cómo se practica el mindfulness para alcanzar el bienestar

Últimamente esto del mindfulness se ha puesto muy de moda. Se oye por todos lados, en ámbitos muy diferentes, se ofrecen cursos…

En español lo traducen como “conciencia plena” y proviene del budismo. Significa prestar atención al ahora, a tus pensamientos, sensaciones, emociones sin juicios ni críticas, aceptando lo que encuentras. Se trata de dirigir el foco en el presente sin dejar que tus pensamientos se vayan hacia el pasado o hacia el futuro; apreciar el momento actual.

Vivimos en un mundo muy rápido y acelerado y estamos bombardeados por un sinfín de estímulos a cada momento. Hacer muchas cosas a la vez se ha convertido en la norma e incluso en motivo de orgullo. En el trabajo, el aviso de e-mails entrantes nos interrumpe a cada minuto, al igual que el ding de un nuevo whatsapp o de un aviso de Facebook. En casa, cenas viendo la televisión, mientras les preguntas a los niños cómo les ha ido en el cole, chateas con tu hermana a la vez.

Nos hemos acostumbrado a estar sólo parcialmente aquí y ahora mientras parte de nuestra mente viaja incesantemente al pasado y al futuro. Queremos estar tan “conectados” que nos desconectamos de nosotros mismos. Esto nos puede generar ansiedad, estrés y sensación de no llegar a todo.

Aquí es donde la conciencia plena nos puede ayudar. Nos ayuda a bajar el ritmo, a enfocar la mente en el ahora y eso nos ayuda a disfrutar más de lo que estamos haciendo.

2 ejercicios mindfulness para hacer cada día

¿Qué puedes hacer para traer más conciencia plena a tu vida?

El primer paso es tomar conciencia. Esfuérzate en detectar cuándo y cómo tu mente se dedica a irse de paseo y sólo parte de ti está centrada en la tarea que llevas entre manos.

Luego, la conciencia plena es una habilidad que se entrena, así que dedica unos minutos cada día a entrenarte para estar presente. Te sugiero 2 ejercicios.

1. Ponte cómodo y respira centrándote en tu respiración. Nota cómo el aire entra en tu cuerpo y las sensaciones que te ofrece. Cuando te asalte un pensamiento, déjalo pasar y vuelve a enfocarte en tu respiración.

2. Prepara unos lápices de colores y pinta mandalas, centrándote en lo que estás haciendo, dejando pasar los pensamientos que te vengan.

Mente llena o mente plena (mindfulness)

Mente llena o mente plena. ¿Qué escojes?

Cómo se practica el mindfulness en distintos ámbitos del día a día

Mindfulness en el trabajo

Desconecta los avisos de e-mails entrantes y prográmate 2 bloques de tiempo durante el día para gestionar el e-mail.

Prográmate también bloques de tiempo para trabajar en los proyectos importantes. Cuando lo hagas, aleja el teléfono, avisa que no te interrumpan y céntrate en lo que estás haciendo. Verás que trabajas de manera más eficiente.

Recuerda también parar y desconectar cada 90-120 minutos para recuperar tu energía.

Mindfulness a la hora de comer

Cuando comas, céntrate en lo que estás haciendo. Muchas veces, comemos de más porqué lo hacemos distraídos y sin pensar o comemos extremadamente rápido. Así que, éste es un ámbito en el que el Mindfulness es muy útil.

Mindfulness en casa

Cuando estés en casa, céntrate en lo que estás haciendo, ya sea jugar con los niños, hacer la cena o leer un libro. Enfócate en el aquí y el ahora y disfrútalo.

Y tú, ¿estás presente?

Imagen Señal Mindfulness de Shutterstock

Comentarios
  1. Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *