Cómo tener una piel sana en 5 sencillos pasos

Conseguir tener una piel sana conlleva el cumplir sencillas reglas, como son:

  • La limpieza facial
  • Dieta equilibrada
  • Dormir las horas suficientes
  • Ejercicio moderado
  • Ir al baño con regularidad

Comenzamos por la Limpieza Facial. Nuestro organismo segrega sustancias de desecho a través de la piel, de modo que, si no limpiamos a diario nuestro cutis, la suciedad se acumula.

Los Factores Medioambientales influyen también (lluvia, frío, viento, sol, humo) siendo los causantes de muchas afecciones cutáneas.

Podemos comenzar con una limpieza facial muy suave con agua tibia o simplemente agua de rosas. Este gesto no tiene porqué ser para nada agresivo o rudo. Es nuestra piel la que está en juego y debemos de tratarla con la máxima delicadeza.

La alimentación si es equilibrada mejora el aspecto general y, además, limpia toxinas. Sobre todo, es fundamental beber mucha agua al día, para mantenernos bien hidratados

Dormir lo suficiente cada noche para tener una sensación de completo descanso es muy importante. Nuestra piel luce resplandeciente cuando nos levantamos.

Realizar un ejercicio que nos guste y que no suponga un esfuerzo desmesurado va a favorecer nuestra circulación y la oxigenación que necesitan nuestros tejidos. Esto va a contribuir de manera positiva regulando el tránsito intestinal.

El conseguir tener una piel sana es una tarea personal que cada uno realiza de la mejor forma posible. Éstas son sólo unas pautas generales y, de ningún modo, exigencias que hay que cumplir.

¿Cómo cuidas tú tu piel? ¿Qué haces para tener una piel sana?

Imagen de Shutterstock Mujer tocándose la cara

Comentarios
  1. yolanda regalo perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *