Consecuencias de la bebida: la resaca

Las consecuencias de la bebida: la resaca. Dolor de cabeza, malestar general, estómago revuelto, nauseas… ¿se puede pedir más? Un sueño atroz, pero ese mal cuerpo te impide dormir a pierna suelta. Necesita deshacerse de todo ese alcohol que ahoga el cuerpo. ¿Conoces la sensación?

Es cierto que no todas las personas respondemos igual al consumo excesivo de alcohol. Ello depende de la predisposición física de cada uno, de la cantidad y calidad del alcohol consumido y, también, de la comida que se haya ingerido tanto durante el tiempo de bebida como antes.

Si se bebe alcohol con el estómago vacío, un 20% de éste pasa directamente a la sangre.

Resaca por arriba

La razón principal del dolor de cabeza que se sufre tras un consumo excesivo de alcohol se debe a la deshidratación del cerebro. Al beber alcohol, eliminamos en la orina mucha más agua de lo normal y con ella, perdemos sales minerales y otros compuestos necesarios, produciendo la deshidratación de muchos de los órganos del cuerpo y en especial del cerebro, ya que el cuerpo “trata de robar agua al cerebro”.

El hecho de que las mujeres tengamos menos agua en el cuerpo que los hombres es la razón por la que sufrimos más la resaca que ellos.

Es conveniente beber mucha agua para prevenir la deshidratación, tanto entre “copas”, como antes de acostarse y al despertar. Eso ayudará a mantener el cuerpo hidratado y la resaca será mucho más llevadera.

Además, el alcohol inhibe algunas funciones del cerebro, siendo esto lo que produce pérdidas de memoria y disminución en la capacidad de concentración; también afecta al sistema nervioso, haciendo que ya no tengamos los mismos reflejos; de ahí que las funciones motoras del cuerpo se vean alteradas.

Beber y fumar: doble resaca. Fumar cuando se bebe incrementa la sensación de resaca al día siguiente. Si fumas, imagino que alguna vez la habrás sentido tras una noche en la que te has excedido fumando, incluso sin haber bebido.

¿Sabías que cada borrachera destruye sobre un millón de neuronas?

Y resaca por abajo

El exceso de alcohol puede provocar una gastritis. Irrita el estómago, al igual que hacen el café o el tabaco, presentes habituales en fiestas y celebraciones acompañando al alcohol. Aunque yo no lo he probado nunca, he oído a algunos conocidos que tomar un protector de estómago antes de la fiesta ayuda al bienestar de su estómago al día siguiente.

A mí lo que sí me ha funcionado es beber aloe vera, tanto antes de la fiesta, como al acostarme y al levantarme, ya que ayuda a normalizar y regular el aparato digestivo. Además, como va acompañado de un gran vaso de agua, el beneficio es doble.

El hígado y el riñón son órganos que sufren especialmente cuando la ingesta de alcohol es elevada, ya que ambos funcionan como filtros sanguíneos participando en la depuración del organismo. En el caso del primero, se inhibe la función de la hormona antidiurética y como consecuencia de esto, la pérdida de líquidos a través de la orina es mayor (= deshidratación).

El hígado es el responsable de eliminar el alcohol de la sangre y sufre con ello, debido fundamentalmente a que el alcohol se transforma en un compuesto altamente tóxico produciendo daño en él además de alteraciones vitamínicas, especialmente del grupo de vitaminas B.

A este respecto, existe la creencia de que la vitamina B tomada al día siguiente ayuda a superar la resaca. Sin embargo, te dejo un enlace a un artículo de la OCU en la que desmitifican este dato: Productos milagro para pasar borracheras y resacas.

Síntomas de la resaca

Resaca: la consecuencia de la bebida en exceso

Recomendaciones para superar la resaca

No existe un remedio que cure la resaca y evite el tener que pasarla, pero si existen maneras de hacer que nuestro cuerpo sufra menos y se recupere antes.

  • No tomar analgésicos que lleven ácido acetilsalicílico, pues empeorarán el malestar estomacal.
  • Evitar las comidas copiosas y ricas en grasas para que los órganos implicados en la digestión y depuración del organismo no tengan que trabajar más.
  • Comer verduras de hoja verde, que acentúan la función depurativa del hígado.
  • Consumir alimentos limpios y ligeros que ayuden a asentar el estómago como yogures, fruta, purés o caldos, acompañados por cereales como el arroz o la pasta.
  • Tomar alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, sobre todo si no se vomita el alcohol ingerido. Los zumos de fruta aportan antioxidantes, vitaminas y azúcares, que hay que recuperar.
  • Evitar el café: aunque en principio parezca que sienta bien, la cafeína favorece la deshidratación. Además, el café es un estimulante gástrico que no ayuda a que el estómago se asiente.
  • Por supuesto, beber agua: ayudará a rehidratar el organismo.

Pero por encima de todo, lo mejor para no sufrir la resaca es beber menos 😉

¿Te das cuenta de que la mayor parte de las veces que celebramos algo lo hacemos comiendo y bebiendo? Y no son precisamente los alimentos y bebidas más saludables los que acompañan nuestras celebraciones.

Imagen Mujer con un bote de cerveza de Shutterstock

Comentarios
  1. Luis Hernández
    • Alimentatubienestar
    • Dr. Jorge Nitales
      • Alimentatubienestar
  2. keilamaria lopez
    • Alimentatubienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *