La depresión (tipos, síntomas y cómo afrontarla)

La depresión es un trastorno mental caracterizado por un estado de tristeza o abatimiento prolongado que dura varios meses y que interfiere con el normal desempeño de las actividades diarias.

La enfermedad mental es aquella que se produce a raíz de una alteración que repercute sobre los procedimientos afectivos y cognitivos del desarrollo, la cual se traduce en dificultades para razonar, alteraciones del comportamiento, obstáculos para comprender la realidad y para adaptarse a diversas situaciones.

Según la OMS, las enfermedades mentales representan el 13% del total mundial y afectan a 700 millones de personas en el mundo. Se estima que 350 millones de personas en el mundo padecen depresión y 90 millones conviven con un desorden de abuso de sustancias.

En España, el 19% de la población tiene algún trastorno mental a lo largo de su vida, cifra que aumentará en el futuro. Los trastornos mentales más frecuentes son el trastorno depresivo en primer lugar, con un 27% de casos, seguido de los trastornos de ansiedad con un 17% de casos. La prevalencia de la esquizofrenia es un 1%.

En la depresión mayor el riesgo de suicidio se multiplica por 21, en los trastornos de alimentación por 33 y en las toxicomanías por 86.

Más de la mitad de las personas que necesitan tratamiento no lo reciben y las que lo hacen, no reciben el adecuado. Además, sufren discriminación laboral ya que sólo el 5% de los enfermos mentales tiene empleo estable.

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad y afecta más a la mujer que al hombre.

Los tipos de depresión

Depresión reactiva: se produce como consecuencia a un problema como la muerte de un ser querido, la ruptura matrimonial, la pérdida de empleo y dinero y las enfermedades crónicas.

Depresión endógena: no tiene una causa clara y el paciente siente un estado de ánimo pesimista y depresivo.

Distímia: la persona tiene síntomas depresivos crónicos que duran más de 2 años sin periodos de remisión y con sentimientos de incapacidad.

Si la tristeza, la apatía y la desidia persisten durante más de 2 semanas, deberíamos consultar con el médico.

La depresión puede ser secundaria a una enfermedad y al consumo de medicamentos.

depresion y actitud

Los síntomas de la depresión

  • Sentimientos de tristeza, pesadumbre, desesperanza y ansiedad.
  • Pesimismo, exageración de los problemas y temor al futuro.
  • Crisis de llanto y falta de autoestima.
  • Apatía indiferencia y falta de ganas. Inactividad o retraimiento de las actividades usuales. Lo que antes te gustaba ahora ni te interesa.
  • Cansancio a todas horas. Tener sueño a todas las horas del día e insomnio por la noche.
  • Pérdida del apetito. O comer a todas horas de forma descontrolada.
  • Disminución del deseo sexual.
  • Pérdida de memoria y de falta de concentración.
  • Irritabilidad.
  • Ideas reiteradas de muerte o suicidio.
  • Sensación de inferioridad y sentimiento de culpa por las molestias que causan a los demás.
  • Se puede somatizar generando síntomas como náuseas, vómitos, dolor de tripa, colitis o estreñimiento y palpitaciones cardiacas.

Consejos para superar la depresión

  1. Práctica de media hora de ejercicio físico diaria o aficionarse a un deporte. El ejercicio físico fabrica endorfinas (hormona de la felicidad)
  2. Mantén ritmos de sueño saludables. Dormir bien un mínimo de 8 horas de sueño.
  3. Practica la relajación creativa durante 10-20 minutos diarios alternando la respiración profunda con la relajación muscular.
  4. Tratamiento de psicoterapia por un psicólogo o psiquiatra. Suelen dar mejor resultado que los fármacos antidepresivos y carecen de efectos secundarios.
  5. Alimentación equilibrada y adecuada al problema (ver plan de alimentación más abajo).
  6. Apoyo y comprensión por parte de la familia y amigos.
  7. Activáte en el desempeño de tareas que te agraden y aficiónate a hobbies.
  8. Positiva tus pensamientos, viendo el lado bueno de las cosas. Aprende que los errores y fracasos enseñan en la vida.
  9. Mejora tu autoestima, acéptate como eres y no necesitas cambiar más. Elige mejorar tu apariencia, una vida con significado y propósito, experimentar cosas nuevas desconocidas, perdonar, dar, recibir y elogiar.
  10. Desarrolla tu inteligencia emocional, acepta tus emociones y contrólalas en las situaciones necesarias.
  11. Potencia tu asertividad, mejora las relaciones personales con las demás personas y defiende tus derechos e intereses.
  12. Afronta las situaciones conflictivas y desagradables superándolas.
  13. Establece objetivos en tu vida y camina hacia ellos.
  14. Aprende a solucionar tus problemas, mejorando la capacidad de discernimiento y la toma de decisiones.

Plan de alimentación para combatir la depresión

Una dieta encaminada a combatir a depresión debe incluir el consumo de proteínas, necesarias para nuestra salud psíquica porque contienen los aminoácidos esenciales necesarios para la producción de neurotransmisores.

Los alimentos que contienen más proteínas son los de origen animal: la carne, el pescado y los huevos, también las incluyen las legumbres, entre las cuales la soja es la más rica y los cereales integrales como la avena y el trigo.

El triptófano es un aminoácido considerado como relajante natural y es el precursor de la serotonina (neurotransmisor o sustancias que envían señales a las neuronas y posibilitan la transmisión del impulso nervioso).

También son necesarias las sales como el magnesio y calcio, la vitamina B y el ácido fólico.

Los 10 alimentos que mejoran el estado de ánimo

alimentos para depresion

  1. Plátano: rico en triptófano, necesario para la formación de serotonina y abundante en magnesio, la sal mineral que relaja los nervios. Estudios de investigación han demostrado que el plátano es el antidepresivo natural.
  2. Nueces: son ricas en triptófano, magnesio y vitamina B6. Tomar entre 6 y 9 nueces al día mejora el ánimo. Son muy buenas las nueces de Brasil.
  3. Espinacas: son ricas en vitaminas del grupo B por lo que su consumo facilita la formación de serotonina.
  4. Jamón serrano de bellota: libre de grasas saturadas y de tocino. Contiene vitaminas del grupo B y minerales, nutrientes necesarios para la síntesis de serotonina.
  5. Leche: un vaso por la noche para poder dormir y relajarse. Es preferible la leche desnatada porque tiene menos grasas y es rica en triptófano.
  6. Cerezas: comer 20 cerezas al día es más efectivo para el bajo estado anímico. Son ricas en antioxidantes y en melatonina, es la hormona reguladora del sueño.
  7. Ajo: rico en triptófano y vitamina B.
  8. Azafrán: numerosos estudios de investigación realizados en EE.UU. lo presentan como una alternativa saludable en los casos de bajo estado de ánimo.
  9. Cacao: contiene magnesio, hierro, calcio, potasio, vitaminas del grupo B, treonina y serotonina.
  10. Pan integral: Se aconseja tomar de 2-3 rebanadas diarias porque es rico en triptófano y serotonina.
Comentarios
  1. carmen Arias
    • Alimentatubienestar
  2. Patricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *