Dieta para combatir la anemia

La dieta adecuada para combatir la anemia depende del tipo de anemia que se padezca. En esta entrada te cuento qué es la anemia, cuáles son los diferentes tipos de anemia y te propongo una dieta para combatir la anemia ferropénica y otra para la megaloblástica.

La anemia es una enfermedad ocasionada por un déficit de la concentración de hemoglobina en la sangre y/o del hematocrito, acompañada en algunas ocasiones de una cifra de hematíes baja.

Los glóbulos rojos son los responsables de transportar el oxígeno desde los pulmones a todos los tejidos y órganos del cuerpo. La molécula de hemoglobina se combina con el oxígeno y lo distribuye por vía sanguínea al resto del cuerpo.

En las anemias, la disminución de la hemoglobina provoca un descenso del aporte de oxígeno al resto del cuerpo.

En España la causa más frecuente de anemia es la anemia ferropénica o por déficit de hierro, que se da en el 80% de la población. Las mujeres en la edad fértil son las más propensas a padecerla a consecuencia de menstruaciones cuantiosas, partos y abortos. La anemia ferropénica puede ser motivada por la no absorción de hierro en el intestino, por sangrado crónico y por su ausencia en la dieta.

La anemia por deficiencia de ácido fólico y vitamina B12 puede verse en determinadas enfermedades del tracto digestivo y en el cáncer.

Tipos de anemias

Anemias arregenerativas

1. Anemia carencial

Se da cuando en el organismo existe un déficit de los componentes necesarios para la producción de glóbulos rojos y éstos van sufriendo reducción en el número y, además, presentan anomalías.

  • Anemias por déficits de hierro o ferropénicas.
  • Anemias por déficits de vitamina B12 o perniciosa.
  • Anemias por falta de ácido fólico.
  • Anemias por déficits de proteínas.
  • Anemias por déficits de vitamina B6.
  • Anemias por déficits de vitamina C.

2. Anemia renal

Consecutiva a una enfermedad renal que puede provocar una insuficiencia renal con déficit de eritopoyetina (enzima que estimula la formación de glóbulos rojos).

3. Anemia aplástica

Enfermedad rara en la cual la médula ósea deja de producir hematíes.

4. Alteraciones de la médula ósea

Son consecutivas al cáncer, inflamaciones e infecciones que producen disminución de la producción de lascélulas sanguíneas.

5. Síndrome mielodisplásico

Son enfermedades en las cuales la médula ósea no funciona normalmente y no se producen suficientes glóbulos rojos.

Anemias regenerativas

Anemia aguda post-hemorrágica

Es debida a pérdidas abundantes de sangre después de una hemorragia. Se produce un aumento de la destrucción de hematíes dando lugar a anemias corpusculares y extracorpusculares.

Corpusculares: son las producidas por alteraciones del propio hematíe.

  • Alteraciones de la membrana: esferocitosis hereditaria.
  • Deficiencia de enzimas: déficits de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.
  • Alteraciones de la hemoglobina: anemias falciformes o talasemias.

Extracorpusculares: están producidas por agentes externos.

  • Tóxicos: venenos de serpientes y cloratos.
  • Agentes infecciosos: bacterias o parásitos.
  • Causas mecánicas: problemas vasculares.
  • Inmunológicas: transfusiones, enfermedad hemolítica del recién nacido, anemias por autoanticuerpos o por fármacos.
  • Hiperesplenismo: el bazo aumenta de tamaño y se destruyen muchos glóbulos rojos.

Sus síntomas y signos son cansancio -que se manifiesta tras leves esfuerzos-, palpitaciones, mareos o vértigos, cefaleas, zumbidos de oídos, palidez de la piel, caída del pelo, pérdida del apetito y uñas quebradizas.

El diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre que indica 3 parámetros fundamentales:

 MujeresHombres
HemoglobinaDe 12 a 15 gramos por decilitroDe 14 a 16,6 gramos por decilitro
Recuento de glóbulos rojosDe 4 a 5 millones por microlitroDe 4,5 a 5,6 millones por microlitro
Índice de hematocrito37-44%42-49%

Además, pueden requerirse pruebas más específicas para diagnósticar los diferentes tipos de anemia.

Para las anemias ferropénicas:

  • Ferritina: 30-300. Es el parámetro más fiable.
  • Transferrina: 215-360.
  • Hierro: 45-160.

Es una anemia microcítica con VCM (volumen corpuscular medio) inferior a 80 fl.

Para las megaloblásticas:

  • Acido fólico: 4,5 a 18,7 nanog/ ml.
  • Vitamina B12: 191-633 pp/ml.
  • Anemias aplásicas y por alteraciones medulares: biopsia de la médula ósea.
  • Anemias hemolíticas. Estudios con autoanticuerpos.

Es una anemia macrocítica con VCM (volumen corpuscular medio) superior a 95 fl.

Dieta para combatir la anemia ferropénica

En el caso de las anemias ferropénicas se aconseja seguir una dieta rica en hierro y vitamina C que favorezca la absorción del hierro.

1º plato

3 días a la semana legumbres (lentejas, alubias y garbanzos).

Ensaladas con espinacas crudas, tomates, pimiento rojo crudo; se pueden añadir más verduras.

Brócoli, judías verdes, espinacas y acelgas guisadas.

2º plato

Mariscos de concha como almejas, mejillones o berberechos cocidos, cocinados o de lata (sin abusar).

Huevos en tortilla, a la plancha oduros. La yema de huevo contiene hierro.

3-4 días a la semana: filetes de ternera o buey magros, con poca grasa saturada.

Postre

Fruta rica en vitamina C como cítricos, kiwi, piña y frutos rojos.

Media mañana y merienda: 1 yogur natural al día y frutas ricas en vitamina C.

Se aconseja beber mucho zumo de naranja o limón porque su riqueza en vitamina C ayuda a absorber el hierro.

Dieta para combatir la anemia megaloblástica

En este caso, se aconseja seguir una dieta rica en ácido fólico y/o vitamina B12.

Desayunos

Normales con leche desnatada o semidesnatada, una tostada de pan integral con tomate o queso fresco y 1 zumo de naranja natural.

1º plato

3 días a la semana legumbres: lentejas, alubias, garbanzos o soja.

Verduras verdes: espinacas, coles, coles de bruselas, brócoli, acelgas, lechuga, boniatos, etc.

Espárragos blancos y verdes al natural y ensaladas.

2º plato

Carnes magras, hígado, riñones, sesos, pescado blanco o azul a la plancha y huevos.

Cereales integrales: pan integral, cereales de desayuno, arroz y pasta integrales.

Almuerzos y meriendas

Se aconsejan como frutas melón, aguacate, naranja y plátano además de 1 yogur natural al día.

En ambos casos se aconseja reducir o eliminar la ingesta de:

  • Té que contiene bastantes taninos que reducen la absorción de hierro.
  • El alcohol interfiere en la asimilación de folatos y otras vitaminas del grupo B.
  • Salvado de trigo que contiene fitatos que reducen la absorción del hierro, zinc y otros minerales

El descanso adecuado, ritmo de sueño regular y media hora de ejercicio físico moderado al día son altamente recomendados.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *