El síndrome premenstrual y las dismenorreas: qué hacer

La mayoría de las mujeres sufre – en algún periodo más o menos largo de su vida – problemas menstruales, siendo los más frecuentes el síndrome premenstrual o las dismenorreas. En este artículo encontrarás información sobre ambos problemas así como medidas para prevenir o paliar el malestar que generan.

El síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual es una serie de alteraciones físicas y psíquicas que se producen con mayor frecuencia en las mujeres de 20 a 40 años. El cuadro clínico se desencadena entre 7-10 días antes de la regla y termina desde horas a 1 día después de la regla.

La causa de este síndrome está relacionada con los niveles de estrógenos, progesterona, de un neurotransmisor llamado serotonina y de magnesio. Los estrógenos y la progesterona causan retención transitoria de líquidos, lo cual explica algunos síntomas de este síndrome. La serotonina influye en la sensación de bienestar de las personas y en el control del apetito. Su descenso ocasiona tristeza, irritabilidad y ganas de consumir dulces.

El síndrome premenstrual está relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos.

3 de cada 4 mujeres presentan síndrome premenstrual durante sus años fértiles y ocurre con mayor frecuencia en mujeres entre 20-40 años de edad, las que tienen al menos un hijo, con antecedentes familiares o personales de depresión grave y postparto.

Síntomas del síndrome premenstrual

Sus síntomas psíquicos más comunes son irritabilidad acompañada de comportamientos irritables de ira hacia sí misma y los demás, depresión, ansiedad, baja autoestima, sentimientos de culpa o aumento de los miedos, somnolencia o insomnio, pérdida del apetito sexual, dificultad de concentración y pérdida de memoria,

Los síntomas físicos son fatiga, cefaleas, sensibilidad a los ruidos y olores, dolores de senos y vientre, hinchazón de piernas, retención de líquidos y molestias musculares varios días antes de la regla, pero te sientes bien cuando empieza.

Esta ficha sobre el Síndrome Premenstrual publicada en el diario El Mundo recoge información adicional.

Síndrome premenstrual

Remedios para el síndrome premenstrual

Se debe beber abundante cantidad de agua y muchos líquidos, ya que ayudan a reducir la distensión abdominal y la hinchazón.

El plan dietético debe estar formado por comidas frecuentes y de poco volumen como desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena; dieta equilibrada con lácteos desnatados o semidesnatados, frutas, verduras, carnes magras, pescados, huevos, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva.

Alimentos adecuados para combatir este síndrome

  • Alimentos ricos en potasio ya que ayudan a eliminar líquidos del cuerpo, evitando los edemas. Entre ellos se encuentran las lechugas, las endivias, los rábanos, el tomate, el apio, las patatas, las zanahorias, las borrajas, las espinacas, las coles de Bruselas, los espárragos, los albaricoques, los melocotones y las uvas.
  • Alimentos que contienen serotonina, como los plátanos y la piña.
  • Alimentos ricos en magnesio: contribuyen a relajar el sistema nervioso como los frutos secos, las legumbres, el pescado y el pan integral.
  • Alimentos abundantes en vitamina B6 o piridoxina, ya que ayuda a mantener el equilibrio entre sodio y potasio, lo que facilita la eliminación de líquidos durante el período premenstrual y ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso central. Sus fuentes son los cereales integrales, los frutos secos y las verduras de hoja verde.
  • Alimentos ricos en fibra: ayudan a reducir el nivel de estrógenos. Entre estos se citan las frutas, las verduras, las legumbres y los cereales integrales.

Las dismenorreas

Las dismenorreas son las menstruaciones dolorosas, que padecen más de la mitad de las mujeres en edad fértil.

Sus síntomas son diversos como calambres en las piernas, dolor pélvico y abdominal bajo, dolor en la parte inferior de la espalda o lumbagos, cefaleas. Algunas veces se expulsan con la regla coágulos de sangre o moldes endometriales.

Tipos de dismenorreas

Dismenorreas primarias: son más frecuentes en las mujeres jóvenes menores de 30 años que aparecen a los 6-12 meses después de la menarquía. Se deben al efecto hormonal de las prostaglandinas. Desaparecen con el embarazo, después de haber tenido hijos y a partir de los 30 años.

Dismenorreas secundarias: aparecen en mujeres de más de 30 años y suelen ser consecuencia de una enfermedad como los fibromas uterinos, la endometriosis y la salpingitis crónica, el empleo de DIU, las cervicitis y estenosis cervicales. Suelen aparecer una semana antes de la menstruación; el dolor a veces desaparece durante la menstruación y otras persiste.

 Disminorrea primariaDisminorrea secundaria
DolorAgudo o espasmódico.Continuo y pesado.
DuraciónEmpieza entre las 24-48 antes del inicio de la menstruación y termina termina el primer día.Suele aparecer una semana antes de la menstruación y persiste durante todo el ciclo.
EdadFrecuente en mujeres de 17 a 27 años.
Poco habitual en edades posteriores.
Frecuente en mujeres mayores de 30 años.

Causas de las dismenorreas

Las más frecuentes son:

  • Contracciones excesivas y frecuentes de la musculatura uterina.
  • Hormonales: incremento de los niveles de prostaglandinas, o desequilibrios hormonales entre los niveles de estrógenos y prostaglandinas.
  • Problema de la vascularización sanguínea con el útero poco o nada irrigado que provoca problemas de insuficiente riego sanguíneo.
  • Hereditario: se transmite por herencia las dismenorreas primarias.
  • Problemas tiroideos, suprarrenales y obesidad.
  • Problemas hepáticos con mala desintegración hormonal.
  • Problemas renales con mala eliminación de hormonas por la orina.

Ambos casos de dismenorreas necesitan ser estudiadas y controladas por un ginecólogo. Para su diagnóstico se efectúan pruebas hormonales, ecografías ginecológicas y en algunas ocasiones TAC, resonancias magnéticas y laparoscopias.

Muchos ginecólogos las tratan con fármacos analgésicos, antiinflamatorios y en algunos casos son eficaces los anticonceptivos por sus efectos hormonales.

Medidas saludables que alivian el dolor en los problemas menstruales

  1. Ejercicio físico: un paseo diario las alivia.
  2. Aplicación de calor local en la zona dolorosa con almohadillas, mantas eléctricas y bolsas de agua caliente.
  3. Baños con agua caliente.
  4. Técnicas de relajación y dormir bien.
  5. Mantener las piernas en alto mientras duermes.
  6. Ingesta abundante de agua.
  7. No fumar ni beber bebidas alcohólicas o ricas en cafeína como café y coca-cola.
  8. No ingerir comidas picantes, ricas en sal y grasas saturadas, porque pueden acentuar los dolores.
  9. Se recomienda seguir una dieta rica en:
  • Soja: contiene fitoestrógenos que regularizan los niveles de estrógenos. Se aconseja consumir tofú, leche de soja, etc.
  • Alimentos diuréticos que reducen la retención de líquidos: uva, pera, alcachofa, espárragos, puerros.
  • Fibra: ayuda a evitar el dolor y las alteraciones menstruales: frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.
  • Magnesio: sal mineral necesaria para la relajación muscular presente en salvado y germen de trigo, frutos secos sobretodo el anacardo y legumbres.
  • Frutas y verduras ricas en vitaminas del grupo B: coles, brócoli, coliflor, vegetales de hojas verdes como espinacas, acelgas etc.
  • Flavonoides presentes en las naranjas, mandarinas y frutas cítricas.

¿Que haces tú que te funcione para llevar mejor estos problemas menstruales?

Eres hombre y no lo padeces, pero ¿entiendes ahora mejor lo qué es y se siente en esta situación?

Fuentes:

Imagen: ShutterStock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *