Enfermedades de la columna vertebral y medidas preventivas

En este artículo hacemos un repaso a la composición, las funciones y las enfermedades de la columna vertebral, tanto las congénitas como las degenerativas. Al final del mismo, encontrarás 11 medidas para prevenirlas.

Composición y funciones de la columna vertebral

La columna vertebral se compone de 33 vértebras que forman un tronco óseo resistente y flexible que va desde la cabeza hasta la pelvis y envuelven y protegen a la médula espinal que se halla contenida en el conducto raquídeo.

  • 7 vértebras cervicales.
  • De 11 a 13 vértebras dorsales.
  • De 4 a 6 vértebras lumbares.
  • De 3 a 5 vértebras coccígeas.

Mide 75 cm de longitud y su curvatura cervical es convexa hacia delante, la dorsal es cóncava hacia delante y la lumbar es convexa hacia delante.

enfermedades de la columna vertebral

La columna vertebral sirve de pilar central del tronco, es un protector del sistema nervioso, tiene puntos de unión para los músculos de la espalda y las costillas y los discos intervertebrales y facilita movimientos como caminar, correr, saltar y movimientos de flexión y extensión.

La columna cervical, cuya primera vértebra o atlas se articula con los cóndilos del hueso occipital del cráneo y la séptima vértebra cervical se articula con la primera vertebra dorsal. Permite movimientos de flexión de 45º-50º, extensión de 45º-60º, lateralidad 45º y rotación 80º de los músculos del cuello.

La columna dorsal formada por las 12 vértebras que en conjunto forman la caja torácica junto con las costillas y el esternón. La columna dorsal torácica permite movimientos de flexión, extensión, rotación y flexión lateral.

La columna lumbar está formada por 4 a 6 vértebras lumbares cuya primera vértebra se articula con la 12ª dorsal y la última vértebra lumbar se articula con el sacro-cóccix. De esta última vértebra lumbar salen los nervios lumbares hacia los músculos, ligamentos y órganos de la región inguinal, lumbar y de los miembros inferiores.

El sacro y cóccix del cual salen los nervios para la zona genital y para controlar los esfínteres anal y urinario.

Las enfermedades de la columna vertebral pueden ser congénitas o degenerativas.

Enfermedades congénitas de la columna vertebral

Escoliosis o curvatura anormal de la columna

Este caso se trata con cirugía, cuyo objetivo es la fusión de las vértebras para que la columna no pueda doblarse y por consiguiente corregir la deformidad. El cirujano intenta corregir la deformación fusionando 2 o más vértebras con implantes metálicos como tornillos, varillas o alambres. Durante la fusión crecerá nuevo hueso que permitirá una regeneración vertebral.

Ausencia de vértebras

Algunos bebés nacen sin una vértebra o dos. Normalmente están ausentes las vértebras lumbares o del coxis, si bien también puede darse la ausencia total del sacro y de las vértebras lumbares.

Espina bífida

Consiste en la ausencia de cierre del tubo neural completo embriónico. La causa menos común de la espina bífida es un meningocele posterior en el cual las vértebras se desarrollan normalmente. Sin embargo, las meninges o membranas que envuelven las vértebras son forzadas o proyectadas dentro de las cavidades existentes entre las vértebras.

Enfermedades degenerativas de la columna vertebral

Las enfermedades degenerativas de la columna se hacen más comunes cuando la persona envejece. Entre ellas se citan la osteoporosis, la artritis, las artrosis, las estenosis vertebrales, los pinzamientos nerviosos y las hernias discales.

Osteoporosis

Es la más común de las enfermedades de la columna y afecta a las mujeres con mayor frecuencia que a los hombres, produce adelgazamiento de los huesos de la columna y su posterior rotura. Cuando ocurre la fractura, la enfermedad está avanzada y el daño es severo.

Imagen de RX de artrosis lumbar

RX de artrosis lumbar

➡ Cómo combatir la osteoporosis y otras enfermedades óseas

Ejercicio para fortalecer los huesos

Espondilosis

Está causada por el desgaste crónico de la columna cervical que incluye los discos o cojines entre las vértebras del cuello y las junturas de los huesos de la columna cervical. Puede haber un crecimiento anormal o espuelas de los huesos de las vértebras.

Artritis

Se trata de la inflamación de una o más articulaciones. La artritis envuelve el desgaste del cartílago que protege las coyunturas y les permite moverse suavemente. Sin la cantidad normal de cartílago, los huesos se frotan unos a otros causando dolor, inflamación y rigidez.

Artrosis y artritis: diferencias, síntomas y prevención

Estenosis

Se trata de un estrechamiento del canal de la columna que puede ocurrir en cualquier zona. Sus síntomas son dolor, pérdida de sensibilidad y motilidad de la zona afectada.

Hernias de disco

Un disco intervertebral es el espacio comprendido entre las vértebras a las que amortigua y las mantiene en su lugar. Una hernia de disco es un disco que se desplaza fuera de su lugar o se rompe y que, si ejerce presión sobre un nervio, puede originar lumbalgia o ciática.

Medidas para combatir enfermedades de la columna vertebral

1- Una correcta higiene postural al levantarse, sentarse delante de un ordenador o para mirar la televisión, coger peso del suelo y transportarlo y colocar objetos en estanterías. Consultar el siguiente artículo donde se explica con más detalle.
Posturas adecuadas para evitar la sobrecarga muscular

2- No levantar ni coger sobrepesos al hacer la compra o coger a una persona.

3- Evitar el sobrepeso que provoca que los músculos y huesos de la espalda se tensionen y originen dolores de espalda.

4- Evitar llevar ropa ajustada y tacones altos.

5- Ejercicio físico. Practicado de forma moderada, con 10 minutos al día se previene el dolor de espalda y se fortalecen los músculos. Es recomendable hacer ejercicios de estiramiento cada hora de ejercicio.

6- Alimentación adecuada

Consumo de frutas y verduras antioxidantes que eviten procesos degenerativos de la columna vertebral.
➡ Alimentos antioxidantes
➡ 6 ideas para tomar antioxidantes cada día de forma natural

Consumo abundante de ácidos grasos omega-3 presentes en el pescado azul o las nueces para evitar inflamaciones.
➡ Los beneficios de consumir pescado azul
➡ Los beneficios de consumir nueces para la salud

Alimentos ricos en calcio como lácteos, frutos secos, ajos, cebollas, coles, castañas, cocos, higos y peras ricos en calcio.
➡ Porqué tomar a diario productos lácteos y soja
➡ Propiedades y beneficios de los mejores frutos secos
➡ Propiedades de las castañas, un alimento muy completo

Consumo abundante de proteínas vegetales como la soja y de alimentos ricos en vitamina D como los productos lácteos y el pescado graso para evitar la osteoporosis.
➡ Proteínas vegetales: fuentes alimentarias y beneficios para la salud

7- Dormir en una cama dura, colocando una tabla de madera entre un colchón tipo medio y un somier. La posición del sujeto acostado será boca arriba o de lado y nunca boca abajo.

8- Tomar el sol unos 15 minutos diarios ya que se trata de una buena fuente de Vitamina D3, muy necesaria para los huesos.
➡ La helioterapia: la acción terapéutica de la radiación solar

9- Medidas de seguridad para evitar resbalones y caídas en casa y en el trabajo y para evitar accidentes domésticos, laborales y de tráfico. Un traumatismo de la columna vertebral puede ocasionar paraplejia e incapacitar a la persona para el normal desempeño de su vida diaria.
➡ Recomendaciones para mejorar la seguridad en el hogar
➡ 11 medidas para la prevención de accidentes de tráfico

10- Fisioterapia mediante masajes terapéuticos destinados a combatir la tensión y rigidez muscular de los músculos cercanos a las vértebras. En caso de hernias de disco y deformaciones de la columna pueden resultar eficaces los tratamientos quiroprácticos.

11- Acudir a la consulta del médico de cabecera y del traumatólogo para realizar un estudio, tratamiento y supervisión médica del problema. No debe automedicarse uno nunca.

Fuentes

Imágenes de Shuterstock: Hombre con dolor de espalda, Columna destacada en rojo sobre azul y RX de artrosis lumbar

Comentarios
  1. Yvonne González Santiago
    • Paloma Pérez del Pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *