El esquí, un deporte de invierno saludable

El esquí es un deporte de invierno saludable, tanto en su versión alpina como de fondo. Se practica al aire libre en entornos naturales donde el aire es mucho más puro que en las ciudades donde vivimos, lo cual favorece la oxigenación de la sangre.

Beneficios saludables del esquí

Es una de las mejores actividades para la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que es un deporte aeróbico que, además, incrementa la capacidad respiratoria y la oxigenación de la sangre.

Adelgaza, media hora de esquí queman 258 calorías y una hora más de 500 calorías.

El esquí alpino trabaja todos los grupos musculares como muslos, pantorrillas, nalgas, abdominales, músculos dorsales de la espalda y de los hombros.

Mejora el sentido del equilibrio debido a la correcta posición de los distintos grupos musculares. También se ven incrementadas la resistencia física, la agilidad y la concentración.

Combate el estrés y ofrece una sensación de libertad y confianza.

Contraindicaciones y riesgos para la salud de la práctica del esquí

Pese a lo anterior, el esquí es un deporte que tiene sus contraindicaciones debidas a la altitud: hipertensión arterial, enfermos cardiacos, bronquíticos crónicos, asmáticos y algunas enfermedades sanguíneas. Deberán abstenerse también las embarazadas y los niños menores de 18 meses.

Además, la práctica de este deporte conlleva ciertos riesgos para la salud como esguinces, fracturas, luxaciones, traumatismos craneales y lesiones tendinosas y musculo-esqueléticas.

En condiciones extremas de frío puede dar lugar a cuadros de hipotermia y congelación del cuerpo, por lo cual se aconseja abrigarse bien.

Se requiere de una preparación física con ejercicios de calentamiento antes de partir a esquiar. Es necesario calentar el cuerpo para que alcance una temperatura adecuada así como los músculos, con ejercicios suaves para evitar lesiones musculares.

La intensidad del ejercicio físico deberá aumentar de manera progresiva. Durante el calentamiento es necesario tener una adecuada respiración para evitar el bronco-espasmo o contracción de las vías aéreas bronquiales.

Se necesita una buena hidratación, por lo cual será necesario ingerir abundante agua para que el cuerpo pueda trabajar adecuadamente para mantener su temperatura actual.

Material necesario para esquiar convenientemente protegido

  • Casco protector de la cabeza para evitar traumatismos craneoencefálicos que debería ser obligatorio llevarlo. Se producen descensos de 100 kms/ hora que pueden originar caídas por resbalones o tropiezos.
  • Buenas gafas de sol que contienen los cristales con los filtros adecuados para evitar lesiones oculares y quemaduras solares.
  • Elección cuidadosa de las botas, los calcetines e incluso las plantillas. La forma del pié y los anchos de los talones determinan la idoneidad de un modelo u otro.
  • Las mejores tablas de esquí son las polivalentes, que se adaptan a cualquier tipo de pendiente y de forma de esquiar.
  • Elegir unas buenas fijaciones que son el nexo entre las botas y las tablas. Una fijación de mala calidad o inadecuada pone en peligro al esquiador. Se debe elegir bien, teniendo en cuenta ciertas variables como peso, altura, talla de calzado, y nivel o forma de esquiar.
  • Ropa aislante térmica que nos evite el frío.

Recomendaciones de seguridad para evitar accidentes y lesiones al esquiar

  • Los principiantes deberán someterse a cursos de esquí para aprender y mejorar su técnica de esquí.
  • El esquiador deberá utilizar la vestimenta adecuada para esquiar.
  • Se debe esquiar a una velocidad moderada, sin excesos porque a mayor velocidad más riesgo de lesiones.
  • El esquiador deberá comportarse de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás. Deberá controlar en todo momento sus movimientos y esquiar en espacios alpinos libres de usuarios.
  • El esquiador que baje desde arriba deberá tomar la dirección adecuada que garantice la seguridad de los usuarios libres de él.
  • El esquiador que adelanta deberá dejar al esquiador adelantado suficiente espacio para que pueda realizar sus movimientos.
  • El esquiador que esquía deberá mirar hacia arriba y abajo asegurándose de que la pista está despejada.
  • El esquiador deberá evitar pararse en pista en lugares peligrosos o de escasa visibilidad.
  • Respetar las señales de la pista de esquí.
  • Prestar ayuda en casos de accidentes a los accidentados y notificarlos.

Fuentes

Imagen Esquiador de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *