Hipertiroidismo e hipotiroidismo: enfermedades del tiroides

Hipertiroidismo e hipotiroidismo son las enfermedades del tiroides, sobre las que versa este artículo: diferencias, causas, síntomas y tratamiento.

El tiroides es una glándula situada en la zona anterior del cuello, debajo de la nuez de Adán y delante de la tráquea abrazándola; tiene una forma de alas de mariposa.

Su principal función es regular el metabolismo del cuerpo a través de las hormonas tiroideas T3 y T4 que intervienen en el crecimiento y regeneración de los tejidos.

Las hormonas tiroideas T3 y T4 son proteínas necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo, activan el metabolismo corporal, oxigenan las células, regulan la temperatura corporal, necesarias para el desarrollo del sistema nervioso central y periférico y controlan el funcionamiento del corazón, intestinos y otros órganos corporales.

Diferencias entre hipertiroidismo e hipotiroidismo

HipotiroidismoHipertiroidismo
Insuficiencia de hormonas tiroideas.Exceso de hormonas tiroideas.
Cabello seco y grueso.
Cejas insuficientes y con escaso pelo.
Cabello y cejas normales.
Ojos hinchados.Ojos abultados.
Tendencia a la obesidad y a engordar.Tendencia a la pérdida de peso y delgadez.
Cara hinchada y bocio.Bocio.
Latidos del corazón lentos.Latidos del corazón acelerados.
Intolerancia al frío.Intolerancia al calor.
Aumentan las menstruaciones.Disminuyen las menstruaciones.
Estreñimiento.Diarreas.
Depresión.Nerviosismo e irritabilidad.
Somnolencia.Insomnio.
Fatiga.Debilidad muscular.
Piel seca.Piel sudorosa.

disfunción de tiroides

Qué es el hipotiroidismo

El hipotiroidismo es la insuficiencia de la glándula tiroides y es más frecuente en mujeres mayores de 50 años.

Causas de hipotiroidismo

Las causas más comunes son la tiroiditis producida por autoanticuerpos, resfriados y embarazos. Otras causas son medicamentos como el litio y la amiodarona, la extirpación quirúrgica del tiroides, anomalías congénitas y terapias de irradiación al cuello.

Características del hipotiroidismo

Se caracteriza por los siguientes puntos:

  • Obesidad.
  • Rostro hinchado.
  • Palidez o piel reseca.
  • Uñas y pelos frágiles y quebradizos.
  • Debilidad.
  • Tristeza o depresión.
  • Fatiga.
  • Dolor articular y muscular.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de la sensibilidad al frío.
  • Periodos menstruales abundantes.
  • Somnolencia.
  • Pérdida de memoria y de concentración mental.

Diagnóstico del hipotiroidismo

Se diagnostica con un análisis de sangre que determine los niveles de TSH que puede estar alta, de T3 y T4. Lo normal en el hipotiroidismo es que la T4 esté baja y la T3 normal.

La gammagrafía tiroidea muestra imágenes de baja captación del contraste por la glándula tiroides.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo diagnóostico

Tratamiento del hipotiroidismo

El tratamiento indicado es la administración de tiroxina una vez al día en ayunas, pero a su vez es necesario controlar los niveles de TSH y T3 T4 con frecuencia.

Se aconseja una alimentación rica en alimentos que estimulen la producción de tiroxina, como los alimentos ricos en yodo (el ajo, la avellana, la almendra, los anacardos, las nueces de Brasil, los pistachos, las piñas, los albaricoques, las espinacas, los guisantes, las habas, el maíz y los mariscos), así como hierbas o especies que estimulen el tiroides como hinojo, hisopo, hiedra, canela, ginseng.

Conviene perder peso en casos de obesidad.

El ejercicio físico periódico es necesario ya que ayuda a adelgazar y a estimular la actividad de la glándula tiroides. Se aconsejan las actividades aeróbicas como correr, gimnasia, natación, montar en bicicleta, tenis, baloncesto, squash, etc.

Qué es el hipertiroidismo

Se trata de una enfermedad que produce la liberación de elevadas cantidades de hormona tiroidea por la glándula tiroides y que puede ser aguda en un corto periodo de tiempo o crónica en un largo periodo de tiempo.

Causas del hipertiroidismo

Entre sus causas están el recibir cantidades de yodo durante largos periodos de tiempo, la enfermedad de Graves- Basedow, tumores no cancerosos de la glándula tiroides, tumores de los testículos y ovarios e ingerir grandes cantidades de hormonas tiroideas.

La causa más común del hipertiroidismo es la enfermedad de Graves Basedow autoinmune caracterizada porque un mal funcionamiento del sistema inmunitario produce exceso de hormonas tiroideas en la glándula tiroides.

Se trata de una enfermedad más frecuente en mujeres jóvenes.

Síntomas del hipertiroidismo

Sus síntomas son los siguientes:

  • Globos oculares que se salen de las órbitas, conjuntivitis y lagrimeo, visión doble.
  • Bocio por aumento de tamaño del cuello.
  • Palpitaciones y arritmias, dificultad para concentrarse.
  • Fatiga.
  • Insomnio, nerviosismo, inquietud.
  • Sudoración excesiva.
  • Aumento del apetito.
  • Pérdida de peso aun comiendo en exceso.
  • Diarreas.
  • Irregularidades en la menstruación de las mujeres.
  • Cuello aumentado de tamaño con bocio y ojos saltones.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo diferencias

Diagnóstico del hipertiroidismo

El diagnóstico se basa en un análisis de sangre que determine niveles de TSH bajos, T3 y T4 altos. Para diagnosticar la enfermedad de Graves Basedow se determinan anticuerpos antitiroglobulina, antimicrosomales y TSI.

Se necesita una gammagrafía y ecografía tiroideas que demuestren mayor captación tiroidea.

Tratamiento del hipertiroidismo

El tratamiento se realiza con fármacos antitiroideos, cuya acción es inhibir la producción de hormonas tiroideas. Tratamiento quirúrgico de la enfermedad de Graves Basedow si no responde al tratamiento con fármacos y dieta.

La dieta que se recomienda son alimentos que disminuyan la producción de tiroxina.

  • Alimentos ricos en proteínas para compensar el ritmo acelerado con que se destruyen causando adelgazamiento: legumbres, frutos secos, carnes magras, lácteos y pescados.
  • Alimentos que contengan hidratos de carbono ya que aumentan las necesidades de calorías.
  • Alimentos ricos en vitaminas B necesarias para hidrolizar los hidratos de carbono y transformarlos en energía. Los cereales las legumbres, el germen de trigo y la levadura de cerveza son buenas fuentes.
  • Alimentos exuberantes en ácidos caféico y clorogénico como las coles, los rábanos, las coles de bruselas, las legumbres y los cacahuetes.
  • Alimentos que contengan ácido cafeico como el apio, las naranjas, los limones, las calabazas, los higos y las lechugas.
  • Verduras y frutas ricas en acido clorogénico como los pimientos, los pepinos, las berenjenas, las zanahorias, los aguacates, las ciruelas, los melocotones o el trigo.
  • Las plantas abundantes en ácido elágico como frutos carnosos como la granada y la uva, frutos secos como las castañas y las nueces.
  • La borraja por ser rica en ácido rosmarínico.
  • Y plantas compuestas por litio como las cebollas, los espárragos, las endivias, los melones, el perejil y las uvas.

Es necesario disminuir la ingesta de bebidas estimulantes como la cafeína, que produce una excitación que se añade a la propia de las hormonas tiroideas producidas en exceso por la glándula tiroides.

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Dr. examinando a paciente, Ecografía de tiroides y Dra. examinando a joven

Comentarios
  1. José Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *