Infecciones de transmisión sexual

En este artículo veremos las infecciones de transmisión sexual más frecuentes, sus causas, síntomas y medidas preventivas.

Las infecciones de transmisión sexual son un conjunto de enfermedades infecto contagiosas que se transmiten de persona a persona a través del contacto durante la relación sexual.

La transmisión puede hacerse por vía oral, anal o vaginal, pero también pueden darse transmisiones por vía placentaria de la madre al feto durante el embarazo y por vía parenteral por el uso de jeringas contaminadas.

Según la OMS, cada año se producen 448 millones de ITS o infecciones de transmisión sexual curables como sífilis, gonorrea, clamidiasis y triconomiasis en adultos de 15 a 50 años.

Algunas ITS son asintomáticas y son la principal causa prevenible de infertilidad en la mujer.

La sífilis temprana no tratada en mujeres embarazadas desencadena la muerte fetal en el 25% de los embarazos y la muerte neonatal en el 14% de los embarazos.

Actualmente vivimos un periodo de desconcierto moral por el aumento de la incidencia de las enfermedades de transmisión sexual cuyas cifras se han incrementado en España.

La sífilis ha pasado de 734 casos en el año 2002 a 2.842 contagios en el año 2010 con una tasa de 6,25 por cada 100 habitantes. Las gonococias han pasado de 833 casos en 2002 que en 2010 se dispararon a 1.897 casos. El sida ha pasado desde el 1,8% en 2004 al 9,7% en 2009.

Microorganismos que causan infecciones de transmisión sexual

Las ITS son enfermedades infectocontagiosas causadas por bacterias, virus, hongos y parásitos. Citamos los microorganismos más frecuentes y las enfermedades que causan a continuación.

Bacterias

  • Neisseria gonorrhoeae (gonorrea o infección gonocócica)
  • Chlamydia trachomatis (clamidiasis)
  • Treponema pallidum (sífilis)
  • Haemophilus ducreyi (chancroide)
  • Klebsiella granulomatis (antes llamada Calymmatobacterium granulomatis, (granuloma inguinal o donovanosis)

Virus

  • Virus de la inmunodeficiencia humana (sida)
  • Virus del herpes simple de tipo 2 (herpes genital)
  • Papilomavirus humanos (verrugas genitales y, en el caso de algunos tipos de estos virus, cáncer del cuello del útero en la mujer)
  • Virus de la hepatitis B (hepatitis, que en los casos crónicos puede ocasionar cáncer de hígado)
  • Citomegalovirus (inflamación de diferentes órganos, como el cerebro, los ojos y los intestinos)

Parásitos y hongos

  • Trichomonas vaginalis (tricomoniasis vaginal)
  • Candida albicans (vulvovaginitis en la mujer y balanopostitis [inflamación del glande y el prepucio] en el hombre)

Las infecciones de transmisión sexual son asintomáticas en el 70% de las mujeres y una proporción de hombres con infecciones clamidiales o gonocócicas.

Se deben tratar y prevenir las infecciones de transmisión sexual asintomáticas y sintomáticas para evitar complicaciones en mujeres, recién nacidos y hombres.

Las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en mujeres adolescentes sexualmente activas son: 10-25% de clamidia tracomatis, seguidas de de tricomona vaginalis, gonorreas, virus del herpes simple y de sífilis.

En muchachos adolescentes sin síntomas de uretritis las más abundantes son 9-11% de clamydia trachomatis y de gonorreas.

Prevención de infecciones de transmisión sexual

El modo más eficaz de evitar las ITS consiste en no tener relaciones sexuales (sean orales, vaginales o anales) o tenerlas únicamente en el ámbito de una pareja a largo plazo, no infectada y mutuamente monógama.

Se reduce considerablemente el riesgo de infección siempre que se utilicen, sistemática y correctamente, los preservativos de látex, muy eficaces para reducir la transmisión del VIH y de otras ITS, tales como la gonorrea, la clamidiasis y la tricomoniasis.

Infecciones de transmisión sexual más frecuentes

Clamidiasis

Se trata de una infección de transmisión sexual causada por una bacteria denominada clamidia tracomatis. Es la infección genital más frecuente en los países industrializados.

Se transmite a través del contacto genital vaginal, oral o anal con la persona afectada.

Se conocen 3 tipos de clamidiasis: el linfogranuloma venéreo, el tracoma endémico y las infecciones genitales y perianales.

El linfogranuloma venéreo produce en los hombres una ulceración genital indolora acompañada de adenopatías a nivel local.

El tracoma es la inflamación de la conjuntiva ocular que puede originar ceguera.

Al principio es asintomática. Los síntomas aparecen unas 3 semanas después de haber contraído la enfermedad.

La sintomatología en las mujeres presenta flujo vaginal poco común, dolor al orinar, irritación en el recto, conjuntivitis, dolor en la zona inferior del abdomen, relaciones sexuales dolorosas y sangrantes y hemorragias fuera de la menstruación.

Si no se trata, las consecuencias pueden ser serias pues aparecen complicaciones que en la mujer pueden ser infertilidad, esterilidad y enfermedad pélvica inflamatoria.

En los hombres se produce inflamación de la uretra, la próstata y los testículos, cuyos síntomas son ardor y picazón en la apertura del pene y secreciones acuosas que fluyen a través del pene.

Su diagnóstico se basa en la obtención de muestras obtenidas de la uretra o el cuello uterino y la visualización del microorganismo en las células. Las secreciones resultan insuficientes para visualizar el microorganismo.

Se trata con antibióticos durante 7 días. Se aconseja un antibiograma para recetar el fármaco más sensible al germen.

Gonorrea

La gonorrea es una enfermedad infectocontagiosa producida por la bacteria Neisseria Gonorreae. Es una enfermedad de transmisión sexual frecuente y conocida cuyo periodo de incubación es de 2 a 5 días.

En la mujer produce secreción vaginal amarillenta y maloliente, sangrado vaginal inusual y dolor en la zona inferior del abdomen. Puede ser asintomática o presentar ligeras molestias al orinar.

En el hombre presenta dolor al orinar o gotas de pus que fluyen a través del pene. También puede producirse una afectación anal con secreción anal, picor o sangrado. Y afección faríngea que cuando aparece se destaca el dolor de garganta.

Infecciones de transmisión sexual Gonorrea

La gonorrea, cuando no es tratada, provoca complicaciones tales como esterilidad en la mujer debido a la enfermedad inflamatoria pélvica y en las embarazadas se transmite la infección al feto y le provocan ceguera.

Se trata con una dosis intramuscular de ceftriaxona 125 mgs además de doxicilina 100 mgs.

Sífilis

La sífilis es una infección de transmisión sexual ocasionada por la bacteria Treponema Pallidum, que tiene afinidad por la humedad de las mucosas genital, oral y anal.

Infecciones de transmisión sexual Sifilis

Se alternan periodos sintomáticos con los síntomas más llamativos y periodos asintomáticos en la infección sifilítica.

La sintomatología de la sífilis es diferente en cada una de sus etapas: primaria, secundaria, latente y terciaria.

  1. La etapa primaria presenta como síntoma el chancro sifilítico, una llaga indolora en la zona del cuerpo (vaginal, pene, oral o anal) que tuvo contacto con la bacteria. Es una llaga rojiza, indurada, redondeada e indolora que aparece en los genitales externos y puede acompañarse de adenopatías. Si no se trata a tiempo se contagia la enfermedad a otras personas en esta etapa.
  2. La etapa secundaria surge de 3 a 6 semanas después de que aparece la llaga y aparece una erupción rojiza por todo el cuerpo en las palmas de las manos, las plantas de los pies o en alguna otra zona. Los síntomas son fiebre leve, ganglios linfáticos inflamados y pérdida del cabello. La etapa latente carece de síntomas notables y se produce cuando la sífilis no ha sido diagnosticada ni tratada durante mucho tiempo. La tercera parte de los enfermos de esta etapa empeoran y pasan a la etapa terciaria.
  3. La etapa terciaria causa trastornos mentales, neurológicos, ceguera y cardiacos. Se puede producir una afectación benigna de las mucosas, piel y vísceras ocasionando lesiones granulomatosas que originan goma sifilítico. También puede ocasionarse problemas vasculares y neurológicos. En esta etapa la persona no puede contagiar la enfermedad y su evolución es el empeoramiento hasta llegar a morir. Se trata con penicilina G a altas dosis por vía parenteral.

Chancroide

Es una enfermedad producida por la bacteria haemophilus ducreyi, que es frecuente en los países subdesarrollados; en los países desarrollados está relacionada con el consumo de drogas, la prostitución y otras enfermedades de transmisión sexual.

Sus síntomas son úlceras dolorosas que se localizan en el glande, en la región externa del prepucio, en la vagina o en los labios vulvares. Son muy dolorosas y se acompañan de una adenopatía que drenan una secreción purulenta.

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Lazo rojo con preservativos, Vector Gonorrea, Tubo analítica sífilis

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *