Los huevos, naturales y nutritivos, necesarios en tu dieta

Los huevos son un producto natural altamente nutritivo, necesarios en toda dieta saludable. 

Recuerdo que cuando estaba primaria hicimos una excursión de fin de semana con “el cole”. Éramos un grupo numeroso de niñas instaladas en algo parecido a una casa rural de las de ahora. Tengo en mente la imagen de una gran cacerola donde se cocían varias docenas de huevos que después serían parte de nuestra cena: huevo cocido con salsa de tomate. ¡Riquísimo!

Ahora, siempre procuro tener huevos cocidos: para ensaladas, para hacer “huevos rellenos” o “rebuenos”, como dicen mis hijos, como tentempié a media tarde (con pechuga de pavo, por ejemplo)… siempre tienen salida y son muy socorridos.

Los huevos, fuente de proteínas de calidad

Sus proteínas son de una calidad excelente, contienen ácidos grasos mono y poliinsaturados que ayudan a aumentar el colesterol bueno, vitaminas, minerales y antioxidantes. Su aporte calórico es bajo y carece de conservantes, colorantes y aditivos.

Los aminoácidos son elementos básicos de las proteínas, siendo el huevo el único alimento que aporta un cóctel completo y equilibrado de aminoácidos. Por ello, los huevos son necesarios en la alimentación de las personas vegetarianas, ya que casi la mitad de los aminoácidos deben ser aportados al organismo a través de la alimentación, puesto que éste no puede sintetizarlos.

Los huevos y el colesterol

La yema del huevo contiene muchas vitaminas (A, D, E, K, B8, B9 y B12). Durante años ha existido el mito de que si tienes el colesterol alto, no debes tomar huevos debido a la riqueza en colesterol de su yema. Sin embargo, son muchos los estudios que han demostrado que su consumo no tiene consecuencias sobre la tasa de colesterol en la sangre debido a la lecitina que contienen, que precisamente hace reducir esta tasa.

Si tienes problemas con el colesterol no son los huevos los que debes desterrar de tu dieta, sino las grasas saturadas. Evitar llevar una vida sedentaria te será también de gran utilidad en este caso.

Sigue el tablero Huevos de Alimenta tu bienestar en Pinterest.

¿Conoces los huevos azules?

Sí, azules. Yo no los había visto hasta que un día, una buena amiga de la familia que cría gallinas y otros animales en su casa, nos trajo media docena de huevos caseros azules. Me dijo que estos huevos no tenían colesterol.

He estado indagando por internet sobre los huevos azules y efectivamente, parece ser que el nivel de colesterol que aportan es inferior al de los huevos a los que estamos habituados. Este hecho no está relacionado con la alimentación de la gallina en cuestión sino con su raza: lo ponen las gallinas araucanas, de Chile.

Además de tener la cáscara de color azul claro, este huevo se diferencia del huevo habitual en que su yema es algo mayor y muy grande respecto a la clara. Por lo demás, tiene el mismo sabor, salvando las diferencias de sabor y color entre los huevos caseros, de granja o de corral o de gallinas críadas en jaulas 😉

¿Cuántos huevos tomar a la semana?

No parece haber consenso con relación a la cantidad de huevos que se recomienda consumir por semana. Lo que sí parece estar claro es que dependerá de las características de cada persona.

Si se trata de un niño, personas sedentarias o de estatura media, se recomienda un consumo de 3-4 unidades por semana, tal como se recoge en el artículo Alimentos de una dieta sana publicado hace unas semanas en este blog.

Sin embargo, si se trata de personas más grandes o muy activas físicamente, se pueden consumir hasta 7 a la semana.

Muchas maneras de tomar huevos

Existen muchas maneras de prepararlos. Fritos, revueltos o en tortilla son muy típicos. Las tortillas que más preparamos en casa son:

  • de patata
  • de espinacas
  • de acelgas
  • de jamón o pechuga de pavo
  • de queso
  • o simplemente, francesa

Se utilizan también en rebozados, cocidos para ensaladas y ensaladillas o rellenos. Son muy útiles para pintar empanadas, para tartas y bizcochos… o para hacer merengue, como el que hicimos esta semana santa, aunque en este caso, ya nos alejamos de la salubridad 😉

Y tú, ¿cómo te gustan más? ¿Cuántos huevos tomas a la semana?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *