Medidas para la prevención de gastroenteritis y anisakiasis

Tratamos hoy las principales medidas para la prevención de gastroenteritis agudas, que como ya vimos en el artículo anterior son infecciones provocadas por diversos virus (rotavitus, enterovirus, adenovirus…), bacterias (salmonella, yersinia, E. Colli, estafilococos, campylobacter jejuni, shigellas) y/o parásitos (cristosporidium, guardia lamblia).

Se inflama el tubo digestivo y se manifiesta con síntomas como diarreas, náuseas, vómitos, dolores abdominales tipo retortijones, fiebre, pérdida de peso y genera deshidratación en casos graves.

12 medidas profilácticas para la prevención de gastroenteritis

1. Lavado minucioso y frecuente de manos después de ir al baño y antes y después de cocinar.

2. Limpiar con agua caliente y lejía las superficies y muebles de la cocina y los sanitarios de los baños.

3. Lavar bien los platos, vasos, cubiertos que empleamos para comer y los cazos, sartenes y ollas que se emplean para cocinar.

4. Cocinar los alimentos como carnes de aves, ternera y pescado a altas temperaturas, superiores a 70ºC.

5. No dejar más de 2 horas a temperatura ambiente los guisos y alimentos cocinados; guardarlos en la nevera siempre.

6. Separar en estantes diferentes del frigorífico los alimentos cocinados de los frescos. Se puede generar una contaminación cruzada si están en contacto directo los alimentos cocinados con los frescos. Los alimentos cocinados deberán guardarse cerrados en un estante.

7. Descongelar la carne y el pescado en la nevera. El frío evita la proliferación de los gérmenes que se produce de 5-60ºC.

8. Rechazar alimentos que presenten malos olores y con sabores rancios.

9. Rechazar las latas abombadas de los supermercados (puede ser causa de clostridium botulinum) y los alimentos caducados.

10. No consumir pescados ni mariscos procedentes de mareas rojas.

11. Lavar bien las frutas y las verduras que consumamos frescas.

12. No beber agua de pozos, ríos y pantanos que suele estar contaminada. Beber agua potable de grifo, aunque es mejor el uso de agua mineral.

Gastroenteritis: medidas preventivas

Medidas para prevenir gastroenteritis en colectivos sensibles

Gastroenteris en niños

Los niños pequeños, que suelen padecer con mayor frecuencia gastroenteritis víricas, se deben lavar bien las manos después de ir al baño y antes y después de comer.

Es muy importante limpiar bien a los bebés después de cambiarles los pañales.

Obvia decir que se debe aislar al niño de las epidemias de gastroenteritis de colegios y guarderías para evitar contagios.

Turistas y viajeros

Las personas que viajen a países de África, Asia y Latinoamérica deben vacunarse antes de partir de viaje. Conviene consultar previamente el listado de vacunaciones internacionales aconsejado por la OMS.

Siempre se debe beber agua mineral, que se puede llevar en la maleta o comprarla en el país de origen.

Es preferible consumir alimentos cocinados a altas temperaturas como sopas y guisos y evitar consumir alimentos frescos en restaurantes.

Ancianos

Suelen tener menos defensas que el resto de la población por lo que se aconseja extremar las medidas de higiene alimentaria y lavarse las manos más a menudo.

Si se presentan brotes de infecciones en residencias de ancianos y hospitales es aconsejable aislar al anciano para evitar contagios.

Las personas de edad avanzada son más susceptibles de presentar las complicaciones de las gastroenteritis como deshidratación e hipotensión que pueden hacer peligrar sus vidas.

Medidas para la prevención de Anisakiasis

El anisakiasis es un problema de salud pública cuya incidencia está aumentando mucho últimamente, por lo que las medidas preventivas son cada vez más necesarias para controlar el avance de la enfermedad.

La anisakiasis es una parasitosis del pescado y de los cefalópodos causadas por las larvas de nematodos del género Anisakis que afecta al hombre si no se toman las medidas preventivas adecuadas.

Anisakiasis: parasitosis del pescado

Genera cuadros gastrointestinales agudos que aparecen de 1-12 horas tras la ingesta del pescado contaminado y cuyos síntomas son náuseas, vómitos y dolores gástricos.

Los cuadros intestinales aparecen de 5-7 días después de la ingesta del pescado contaminado y generan dolores abdominales intermitentes y diarreas.

Los cuadros alérgicos aparecen de 1-24 horas después de la ingesta del pescado contaminado y se producen por la reacción inmunológica del organismo a las proteínas del parásito. Aparecen erupciones cutáneas rojizas acompañadas de picores abundantes (urticarias). Los casos graves generan anafilaxia, urticaria grave e hipotensión arterial.

El Anisakiasis se presenta al consumir pescado marino crudo o insuficientemente cocinado con larvas de anisakis y cuando consumimos pescado parasitado sin someterse a congelación previa.

El parásito se encuentra en el tubo digestivo de la sardina, el boquerón, el arenque, el abadejo, el salmón, la merluza, la pescadilla, la caballa, el bonito, el jurel o el rape. Los pescados más parasitados son la merluza y el bonito, pero los que más anisakiasis provocan son el boquerón, la anchoa y la sardina.

Cómo preparar el pescado para prevenir el Anisakiasis

1. Compra el pescado limpio y sin vísceras; en el caso de que no lo esté, quítale las tripas lo antes posible.

2. Cocina el pescado a una temperatura mayor o igual a 60ºC durante un mínimo de 10 minutos; esto destruye cualquier larva de anisakis; ten en cuenta que el microondas no las destruye.

3. En la elaboración de determinados platos con pescado crudo como es el caso de maatje, sushi, sushimi, pescado marinado o boquerones en vinagre, es necesario congelarlos a -20ºC durante una semana para matar el parásito y eliminar el riesgo de contraer la enfermedad.

4. Congela las preparaciones de pescado crudo y semicrudo para evitar el anisakis:

  • En el caso de los boquerones en vinagre, la congelación se llevará a cabo con la máxima antelación posible al marinado en vinagre.
  • Pescado marinado como ceviches.
  • Sushimi, sushi, carpaccios que deberán congelarse.
  • Huevas de pescados crudos.
  • Arenques y pescados crudos preparados en salmueras.
  • Pescados ahumados de las especies arenque, caballa, salmón y espadín del Atlántico o Pacífico.

Fuentes:

Imágenes: ShutterStock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *