Nuevos hábitos saludables para las vacaciones

Normalmente las vacaciones son momento para disfrutar, descansar y vivir la vida a un ritmo más lento pero también más excitante. Asociamos el verano a una cervecita en una terraza, cenas fuera de casa con sobremesas muy largas, horas de playa o piscina… Pero esto no significa que no podamos seguir con nuestros buenos hábitos, más aún, incluso podemos introducir nuevos hábitos saludables. Aquí van algunas ideas.

6 nuevos hábitos saludables que puedes incorporar estas vacaciones

1. Meditar 5 minutos cada día

Está científicamente demostrado que meditar aporta muchos beneficios para nuestra salud, tanto física como mental. A lo mejor eres de los que ves la meditación cómo algo un poco extraño, que esto de meditar es para iluminados y no lo has probado nunca. Te invito a hacerlo 5 minutos cada día durante tus vacaciones, preferiblemente por la mañana y si puede ser, al aire libre. Simplemente, siéntate de manera cómoda, respira tranquilamente y céntrate en tu respiración. Cada vez que aparezcan pensamientos en tu mente, déjalos pasar, volviéndote a centrar en tu respiración. Hay aplicaciones en el móvil que te pueden ayudar, por ejemplo Mindfulness, que te marca el inicio y final de la meditación con un suave gong.

2. Desayunar de manera saludable en el buffet del hotel

A todos nos encantan las buffets del hotel y muchas veces nos dejamos tentar por las opciones menos saludables, pero también es posible tomar un desayuno saludable. Te invito que te decantes por lo salado, por ejemplo, huevos revueltos; muchas veces también encontrarás verduras cómo pepino, tomate y un poco de fruta.

nuevos hábitos saludables: desayunar bien en vacaciones

Si estás en casa, también puedes probar de hacer un desayuno bajo en azúcares y cereales, incorporando verdura en él: revuelto de huevo y espinacas y un aguacate o bien quinoa con calabacín y una fruta.

3. Regálate una larga caminata cada día

Ya sea por la montaña, por la playa o por la cuidad, aprovecha las horas cuando no pica el sol, temprano por la mañana o al anochecer, para hacer una caminata, tú solo o acompañado, disfrutando de la calma y el paisaje…

4. No mires la televisión después de cenar

Tienes miles de alternativas a tu disposición: la larga caminata, charlar tomando el fresco, ir a bailar, leer… Mirar la televisión es un hábito que puedes plantearte de eliminar para siempre. Roba mucho tiempo y mucha energía.

5. Come ligero

Aprovecha las comidas que haces en casa para comer ligero y a base de verduras. Una buena ensalada completa con buenas fuentes de proteínas y grasas (atún, queso fresco, salmón ahumado, pavo, nueces, garbanzos, lentejas…) es una comida o cena completa y sana.

6. Aléjate de tu móvil

Estamos hiperconectados y eso tiene sus cosas buenas, pero a veces abusamos y nos pasamos gran parte del día enganchados y pendientes del whatsapp, Facebook, Twitter… Puedes dejar el móvil en casa a ratos o todo el día y céntrate en conectarte contigo y con la gente que te rodea. Acuérdate de dejar el móvil lejos, siempre que estés conversando con otras personas.

Espero que estas ideas te inspiren a tener unas vacaciones bien saludables. ¿Me cuentas cómo son tus hábitos en vacaciones?

Imágenes Verano en la playa y Huevos revueltos con tomates de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *