Optometría comportamental para mejorar el rendimiento escolar

Continuamos hablando sobre la Optometría Comportamental con Nansy García Martínez, Directora del Centro Visualia de Gijón. En el artículo anterior hablamos sobre qué es un optometrista comportamental y qué tipo de problemas trata. Mediante la terapia visual y la terapia auditiva se pueden resolver muchos problemas de atención y mejorar el rendimiento escolar, y además, con efecto permanente, como veremos en esta entrada.

Si no has leído el primer artículo, puedes hacerlo aquí:
Optometría comportamental: una solución a problemas de atención

Problemas motores originados por un problema visual

Cómo ya he comentado anteriormente, tratamos al niño de manera global, por lo tanto, aunque no somos psicomotricistas, no podemos obviar la existencia de problemas motores relacionados con la parte visual ni dejar de tratarlos si queremos alcanzar nuestro objetivo. Por ello, tratamos aquellos problemas motores relacionados con la parte visual. Por ejemplo, muchos problemas de equilibrio tienen su origen en un problema visual.

También tenemos casos de niños que tienen problemas de lateralidad. No son capaces de hacer cosas en contralateral lo cuál está directamente relacionado con la capacidad neuronal; ello puede afectar a la lectura, por ejemplo y por ende, al rendimiento escolar.

Herramientas neurológicas desarrollo de la lectoescritura

Nuestro cerebro está dividido en 2 hemisferios y cada uno se encarga de habilidades distintas pero luego se tienen que comunicar entre los 2. Si no hay una comunicación entre ambos hemisferios, se puede dar el caso de una persona que lea una página entera y no enterarse de nada de lo que ha leído. Y nosotros detectamos este tipo de problemas mediante las pruebas de evaluación que hacemos porque trabajamos desde el desarrollo, buscando el origen del problema para luego empezar a construir.

Solemos pasar un cuestionario a los padres en los que hacemos preguntas que van desde el embarazo de ese niño hasta la actualidad, y ello con el fin de averiguar en qué momento pudo empezar el problema y por donde empezar a trabajar.

Por ejemplo, muchos estrabismos están relacionados con nacimientos con forceps y ventosas. Si ya sabemos que eso se pudo producir en el nacimiento, sabemos también que será más complicado de trabajar ya que es muy probable que no haya habido visión binocular en ningún momento.

El desarrollo motor de los 3 primeros años de vida es la base de todo el desarrollo neuronal posterior. Los niños tienen que moverse desde que son bebés, es la única manera que tienen de aprender y de adquirir habilidades. Si un niño pequeño no se mueve, esto ya indica la existencia de un problema.

Cuando un bebé no se mueve por el suelo, no gatea, puede deberse a que tiene un problema visual que le genera inseguridad. Y si un niño no ve bien, le va costar mucho más el desarrollo motor.

Cómo influyen los reflejos primitivos en el sistema visual

Los reflejos primitivos son una serie de reflejos que se instauran la mayoría en el útero y en el canal del parto y ayudan al bebé a sobrevivir en los primeros meses de vida. Estos reflejos se trasforman más tarde en reflejos posturales superiores.

Cuando hay una mala transformación, por el motivo que sea, dan lugar a lo que se llaman reflejos aberrantes. Este tipo de reflejos indican por una parte que hay una inmadurez a nivel del sistema neuronal y por otra, que hay una serie de actos reflejos que la persona no puede controlar.

El hecho de tener un reflejo primitivo activo no supone necesariamente la existencia de problemas pero en el caso de que los hubiere, hay que empezar solucionando y trabajando ese reflejo primitivo.

Por poner un ejemplo que se ve perfectamente en bebés de 3 – 4 meses. Cada vez que el bebé gira la cabeza hacia un lado, estira un brazo y encoje el otro. Se trata del reflejo asimétrico del cuello, la postura del espadachín.

Reflejo primitivo asimetrico del cuello y Rendimiento escolarHay niños que tienen este reflejo retenido y les supone un problema ya que la postura que adoptan al escribir se asemeja a la de la imagen: giran la cabeza, encogen un lado sobre el que se apoyan y estiran el brazo con el que van a escribir. Lo que puede suceder en esa posición es que probablemente estén anulando la visión del ojo del lado sobre el que se apoyan.

mejorar el rendimiento escolar modificando reflejos aberrantes

Por esta razón, tenemos que trabajar también los reflejos primitivos que suponen un problema, ya que de nada sirve trabajar en mejorar la visión de un ojo vago, si se va a mantener una postura que fomenta el problema.

Muchos de los problemas de atención que presentan los niños, vienen originados por este tipo de reflejos primitivos que siguen activos. Incluso muchos niños considerados hiperactivos tienen únicamente un problema con sus reflejos primitivos. Una terapia en la que se traten este tipo de reflejos activos puede suponer un cambio de comportamiento brutal en niños que no pueden estar quietos durante más de unos minutos.

Puedes ampliar información sobre la Terapia de Movimientos Rítmicos (T.M.R.) en la página de Visualia.

La importancia de procesar la información en tiempo y forma adecuados

Hay personas que procesan la información que reciben más despacio que otras. En estos casos, hay que trabajar la rapidez en el procesado de la información, que con frecuencia proviene de un problema de procesamiento visual o auditivo.

Si procesas la información que recibes a través del oído muy despacio, te pierdes un montón de datos e información. Por ejemplo, si un alumno procesa la información auditiva muy despacio, es muy probable que para cuando termine de entender la primera frase del profesor, éste ya vaya por la tercera, con lo que se habrá perdido la segunda. Si el contexto le es más o menos familiar, podrá seguir el ritmo, pero llegará un momento en que no podrá seguir las clases.

Otro ejemplo: si pides a los niños de un aula que se levanten, vayan al perchero, cojan el abrigo, se lo pongan, salgan al patio, den dos vueltas y vuelvan, habrá niños que antes de que hayas terminado de dar las indicaciones, ya se hayan levantado hacia el perchero. Se trata de los niños impulsivos. Habrá otros que sigan las indicaciones tal cual. Y habrá otros, que al llegar al pasillo se pregunten qué es lo siguiente que tienen que hacer. Incluso habrá niños que nada más terminar de dar las indicaciones, estén preguntando ya qué hay que hacer.

En este ejemplo vemos diferentes maneras de procesar la información. Si un niño no es capaz de seguir una secuencia de órdenes o no es capaz de cumplir todas las órdenes que recibe, posiblemente tenga un problema auditivo que le impide procesar adecuadamente la información que recibe por el oído.

Terapia auditiva con un optometrista comportamental

Mucha gente piensa que cuanto más oyes es mejor y, sin embargo, esto puede ser un problema, ya que se necesita oír lo que se tiene que oír y tener buenos filtros para deshacerse de la información que no interesa.

De hecho, éste es el caso de muchos niños que tienen un problema de atención, no tienen unos buenos filtros auditivos; no es que tengan un déficit de atención, lo que tienen es un exceso de atención, prestan atención a demasiadas cosas a la vez.

La cantidad de información que recibimos a diario tanto visual como auditivamente es tremenda. De ahí la importancia de tener unos buenos filtros que nos permitan seleccionar qué información interesa y cuál no.

Cuando se diagnostica a un niño de déficit de atención y/o hiperactividad pero no se ha evaluado toda la base (su sistema visual, su sistema motor, su sistema auditivo), es difícil saber si realmente hay un déficit la atención.

En este tipo de casos, la medicación enmascara esos síntomas pero no resuelve el problema; en muchas ocasiones el problema verdadero está en el sistema visual, auditivo o motor y puede resolverse mediante terapias mucho menos agresivas.

De hecho, en nuestra consulta hemos atendido a muchos niños que al llegar estaban siendo medicados y al terminar la terapia ya no necesitaban medicación.

Terapia auditiva para mejorar las habilidades visuales

Muchas veces, a través de la terapia auditiva mejoramos la atención y esto nos permite trabajar mucho mejor con el niño. Mejoramos las habilidades visuales indirectamente, ya que dentro del oído medio está el sistema vestibular que es el encargado del equilibro y éste a su vez, es el encargado del sistema motor.

De este modo, hemos tenido casos de niños que con la estimulación auditiva han duplicado la velocidad y la comprensión lectora, porque mejoran los movimientos oculares.

optometría comportamental para mejorar el rendimiento escolar y la lectura

Cómo se realiza una evaluación auditiva

Para evaluar la audición, hacemos una audiometría pero no en una cabina. Eso está bien para adaptar un audífono, pero nosotros no vamos por la vida metidos en una cabina. Si queremos conocer cómo procesa la información el oído de un estudiante, tendremos que medirlo en una situación lo más similar posible a la vida del día a día, es decir, con ruido de fondo.

Nosotros evaluamos 11 longitudes de onda para no perder ningún dato sobre cómo entra la información por el canal auditivo y cómo se procesa. En función del tipo de curva auditiva que tengamos como resultado de la evaluación, preparamos un programa de estimulación auditiva específico para cada persona.

También hacemos audiometrías de comprensión, tanto con ruido de fondo como sin ruido, aunque nos interesan especialmente las que tienen ruido de fondo. Es frecuente el caso de niños cuya comprensión baja incluso hasta un 20% con ruido de fondo y sin embargo, la misma prueba sin ruido sube a una comprensión del 50 ó 60%. Imagínate a estos niños en el aula. Y esto se puede tratar.

Programa de estimulación auditiva

El programa de estimulación auditiva con el que trabajamos en Visualia, SENA, tiene una duración de dos semanas: 5 días, 2 de descanso en los que se repite la audiometría (porque en una semana ya hay cambios), se vuelve a programar en función de los cambios que haya habido y se realiza 5 días más.

Pasados 4 meses se vuelve a evaluar. Son muchos los cambios que se producen a nivel neuronal y se requieren unos 4 meses para que los cambios se asienten, por decirlo de algún modo.

Terapia auditiva comportamental para problemas de atención y escolares

Esta terapia auditiva ayuda a resolver problemas de atención y mejorar el rendimiento escolar, problemas relacionados con la comprensión, las matemáticas, el lenguaje, velocidad y compresión lectoras… e indirectamente, como ya hemos visto antes mejora también el sistema visual.

Muchos problemas en la confusión de fonemas pueden deberse a un problema en el sistema auditivo. Si un fonema no llega al mismo tiempo a los dos oídos, probablemente tenderemos a confundirlo con otro y trasladar este error no sólo al habla sino también a la escritura. El programa de estimulación auditiva SENA puede ayudar a resolver este tipo de situaciones de raíz.

Todo esto está directamente relacionado con la atención. Piensa en un niño que está en clase, pendiente de absolutamente todo lo que sucede a su alrededor menos de lo que tiene que estar…

Optometría comportamental, una terapia con efecto permanente

Tanto la terapia visual como la terapia auditiva y el tratamiento de los reflejos primitivos tienen un efecto permanente, salvo que haya un problema emocional o de salud muy grande, en cuyo caso puede haber un pequeño retroceso, pero no es lo usual. Si se trata bien y se deja bien rematado, la terapia tiene un efecto permanente.

La optometría comportamental también produce una mejora a nivel emocional, ya que muchos niños se sienten frustrados: hacen un gran esfuerzo en las tareas escolares, muchas veces tienen más deberes que otros niños, tardan más en hacer las tareas… y obtienen pocos resultados, lo cual les genera una gran frustración.

El problema es que muchas veces etiquetamos a estos niños con palabras como “eres un vago”, “no te enteras de nada” o similar. Y sin embargo, los motivos por los que un niño “no se entera” se encuentran muchas veces en este tipo de problemas visuales o auditivos que interfieren en su atención.

Espero que los dos artículos dedicados a conocer un poco más qué es la Optometría Comportamental y cómo esta terapia visual y auditiva puede mejorar de rendimiento escolar y resolver muchos problemas de atención, te hayan resultado tan interesantes como a mi.

Enlace de interés: Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y Comportamiento, SIODEC

Imágenes Escolares en el aula, Niña haciendo tareas escolares recostada sobre su brazo y Niño leyendo un libro de Shutterstock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *