10 pasos para formular metas y objetivos que alimenten tu bienestar

Todos desde que somos jóvenes nos vamos planteando a lo largo de nuestra vida ciertos objetivos que alcanzar y soñamos con metas que cumplir. Algunas las alcanzamos fácilmente, otras con un cierto grado de esfuerzo y sacrificio, y muchas otras ni siquiera las iniciamos o las abandonamos en el camino hacia su logro porque nos han quedado lo suficientemente grandes y consideramos que son imposibles de conseguir para nosotros.

Y si te preguntara: ¿cuáles son tus metas? O tal vez, todavía no te has planteado sentarte a trabajar para ti en un plan que te permita desarrollar tus principales objetivos en la vida.

Si es así, te diré cuales pueden ser algunas de las posibles causas:

  • No te das cuenta de la importancia de tener tus metas definidas.
  • No sabes cómo establecerlas.
  • Tienes temor al fracaso.
  • No estás dispuesto a salir de tu zona de confort.
  • No te comprometes a realizar el esfuerzo que ello conlleva.

Tus mayores obstáculos los tienes en tu mente

Cuando comienzas un proceso de cambios en tu vida, se inicia una transformación tanto a nivel de pensamientos como a nivel fisiológico y neurológico que te llevará a un siguiente nivel.

Una de las cosas más importantes que nos ocurre es que pensamos continuamente en lo que no queremos que nos suceda y nos enfocamos en los problemas.

Tan importante es reconocer y analizar los posibles obstáculos que podemos encontrarnos en el camino hacia nuestro propósito final, como el enfocarnos en la parte positiva, especificar nuestra meta y centrar nuestra energía en las cosas que quiero lograr de la manera más clara y objetiva posible.

10 bases para formular metas y objetivos que te procuren bienestar

Para comenzar este proceso te doy estas diez pautas que deberás iniciar para llegar con éxito a la meta.

1. Haz un planteamiento específico

Detalla con la mayor exactitud y precisión el objetivo que quieres alcanzar.

2. Que la meta sea alcanzable

Debe ser un objetivo real de conseguir. Trabaja sobre tu proyecto con los pies en la tierra. No importa el grado de dificultad que ello conlleva sino que tenga un alto grado de posibilidad de alcanzar la meta.

3. Realiza un proceso medible

Realizar una tabla de progresión en cuanto a los pasos a seguir, los tiempos en cada parte del proyecto, el costo y todas las formas posibles de análisis que se te ocurran.

4. Hazlo por escrito

No lo construyas sólo en tu mente. Ten un lugar donde escribir cada parte y cada paso de tu meta. Te ayudará a revisar, hacer los cambios oportunos y ajustar a tu medida cada fase del proceso.

5. Visualiza tu meta

Escúchate, siéntete y mírate a ti mismo con el objetivo ya cumplido. Hazlo a menudo y así estarás entrenando y ayudando a tu mente a facilitar su trabajo. Haz el camino de vuelta desde el final del proyecto hasta el inicio para así darle una nueva perspectiva.

6. Alinea tu meta con tus valores

Analiza que nivel de importancia tiene tu objetivo con tu proyecto de vida. El grado del valor que  le des estará directamente relacionado con el grado de satisfacción final. Si no vives alineado con tus valores es muy probable que consigas lo que quieres aunque no te hará sentirte pleno.

7. Construye un proceso ecológico

Examina cada parte del proceso para que nada ni nadie salga perjudicado y de esta manera derribarás las barreras más conflictivas. Es en esta parte en donde suelen aparecer los mayores obstáculos y los más dañinos.

8. Que sea un proyecto motivador

El nivel de motivación te lo dan el propósito y la misión. Pregúntate el “por qué” y el “para qué” te has planteado realizar este proyecto en tu vida. Cuanto más alto sea el grado de motivación más facilitará tu camino hacia el éxito final.

9. Secciona el proceso en objetivos más pequeños

Al dividir el proceso en pequeños objetivos te será más fácil aligerar la carga a lo largo del recorrido.

10. Comparte el éxito

Celebra con plena satisfacción cada pequeño éxito que vayas obteniendo en el transcurso del camino y compártelo con quien creas oportuno. Ello te ayudará a cargarte de nuevas energías para acercarte a tu meta.

pasos para formular metas y objetivos que alimenten tu bienestar

Deseo que estas pautas te faciliten el trabajo y te den más claridad en tu camino a la hora de iniciar cada nuevo proyecto en tu vida.

Y recuerda que cada META en tu vida es a la vez un nuevo PUNTO DE PARTIDA.

Imagen: ShutterStock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *