Personas obesas: la cara oculta de la obesidad

Son muchas las personas obesas que se someten a un régimen alimentario y a la práctica de algún deporte, gimnasio, etc. y no logran resultados muy eficaces porque pierden peso pero al cabo de un tiempo lo recuperan y no se mantienen en su peso.

¿No te has preguntado muchas veces qué se esconde detrás de cada caso de obesidad? ¿Cuál es la cara oculta de la obesidad?

La mayoría de las personas obesas padecen cuadros de ansiedad, depresiones, situaciones muy estresantes, sufren rechazo social por su gordura, reciben insultos porque la gente se burla de ellos… Estas personas intentan paliar su malestar psicológico comiendo más, al igual que otros se refugian en las drogas, el alcohol y el tabaco como medios para aliviar su tristeza y ansiedad.

Es importante que las personas delgadas no discriminen a las personas obesas porque ello les provoca más desazón y se agrava su problema comiendo más. La obesidad debe ser considerada un problema igual de importante que el alcoholismo o las drogodependencias.

Es recomendable que las personas obesas y con sobrepeso se hagan un estudio para conocer y evaluar la causa de su problema. Algunos obesos tienen enfermedades orgánicas que lo justifican como hipotiroidismo, enfermedad de Cushing, algunas enfermedades congénitas como la hiperlipidemia familiar, etc. y necesitan un estudio médico detallado para conocerlos.

Muchas personas sufren cuadros de ansiedad y depresión que para solucionar su problema con eficacia aparte de la dieta y el ejercicio físico necesitan tratamiento psicológico, porque si no se soluciona la causa que desencadena el cuadro de ansiedad se puede volver a reproducir el problema.

Medidas para combatir la ansiedad, estrés y depresión en personas obesas

Personas obesas, ansiedad y estrés

  1. Mentalizarse de que comer más no es la solución del problema porque la obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo de la hipertensión arterial, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, canceres y osteoporosis que perjudican seriamente a nuestra salud.
  2. Practicar de manera periódica y continua deporte y ejercicio físico como pasear. Una buena solución sería cuando uno se vea agobiado por las preocupaciones y los problemas en lugar de comer, salir a la calle a pasear y caminar durante más de una hora.
  3. El yoga es una terapia muy eficaz para vencer el estrés y la ansiedad.
  4. Tomar baños de agua caliente con sustancias aromáticas relajantes como lavanda, etc. durante media hora relajan y asean y, si el obeso tiene dificultades para reconciliar el sueño, conviene tomarlo antes de irse a dormir.
  5. Tomar infusiones de tila y valeriana.
  6. Técnicas de relajación creativa mediante ejercicios para relajar nuestros músculos corporales acompañados de ejercicios de respiración profunda. Nos tumbamos media hora y vamos relajando y aflojando los músculos de las piernas, brazos, hombros, espalda, tórax, abdomen, cabeza y cara acompañados de respiraciones profundas intercostales y diafragmáticas. Nosotros sentimos una sensación de miembro que pesa y cae con pulso cuando nuestros miembros superiores e inferiores aflojan.
  7. Aficionarse a tareas como pintura, trabajos manuales, escritura, lectura, música que son relajantes.
  8. Potenciar las amistades y si es mediante la práctica de un deporte o afición, mejor todavía.
  9. Acudir a la consulta de un psicólogo, muchas veces es necesaria la psicoterapia para vencer el problema.

Imágenes de Shutterstock: Báscula y Persona obesa estresada

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *