Personas que perturban nuestro bienestar

Alejemos de nuestras vidas a las personas negativas, a las personas tóxicas… esas personas que perturban nuestro bienestar, a veces incluso sin que seamos conscientes de ello.

Las personas complicadas son ésas que están constantemente rodeadas de problemas; no hablo de personas con verdaderos problemas graves, sino de personas para las que a cada paso que dan se topan con un conflicto, personas que constantemente se están quejando de todo, desde la nimiedad más absoluta hasta lo que no lo es; también personas manipuladoras que bien a través de su dialéctica o bien por medio del chantaje emocional pretenden dominar lo que sucede a su alrededor y a las personas implicadas en su vida… etc. etc.

personas que perturban nuestro bienestar

Personas que tienen siempre quejas y lamentos

Supone un desgaste muy grande tener que estar constantemente escuchando sus lamentos por todo; todo les molesta y les parece mal y lo único que hacen es quejarse constantemente de las mismas cosas sin hacer nada por enfrentarse a la situación por la que se lamentan y modificarla, más allá de “enmerdar” con su quejas e involucrar a terceros en sus “problemas”.

Para este tipo de personas, la queja constante es un estilo de vida.

Personas que no dan la cara

Normalmente se trata de personas que no dan la cara a las situaciones, se esconden tras otros para hacer llegar sus mensajes a terceros adoptando una actitud victimista, empleando el chantaje emocional y, si no cedes a su manipulación, ya se lo notas en la cara, porque no lo verbalizan y -si lo hacen- el tono de reproche, de sufrimiento es evidente. Como si tú fueras responsable en parte de lo que les sucede.

Personas que tienen responsabilidad cero

Y por supuesto, no tienen la culpa de nada. No se sienten responsables de nada de lo que les pasa. La responsabilidad está fuera de ellos. Bueno, la culpa es de otros, es como estas personas lo ven y manifiestan.

Personalmente me molesta mucho cuando escucho a otros hablar de una y otra situación y jamás ven que ellos tengan un mínima responsabilidad en eso que les pasa. Lo siento, en mi opinión siempre tenemos una parte de responsabilidad en los que nos sucede, tanto si es positivo como si no.

Personas chismosas

Hace algún tiempo ya que me topé con esta imagen en Pinterest y no puedo estar más de acuerdo con ella. De hecho, me he encontrado con algunas personas -más de las que quisiera- cuya conversación la mayor parte de las veces se centra en hablar de otras que no están presentes, normalmente no para alabarlas sino todo lo contrario.

Perturban nuestro bienestar 3

Cuentan historias sobre su vida y opinan juzgando comportamientos que ni les va ni les viene, porque nada tienen que ver con ellos. O tienen mucho que esconder de su propia vida o bien ésta es muy aburrida, claro que también puede ser que necesiten manifestar a los demás cuánto saben sobre la vida de terceros. No puedo comprender esto, pero hay personas así.

La conclusión es clara: cuando yo no esté presente también hablarán de mí.

Depuración y asertividad

Hay muchos tipos de personas que perturban nuestro bienestar y si no tienes claro que el “problema” lo tienen esas personas, pueden llegar a desgastarte y hacerte mucho daño, cargándote con sus historias y arrastrándote a situaciones que nada tienen que ver contigo. En la mayoría de los casos son personas muy insatisfechas con su vida y consigo mismas, aunque no sean conscientes de ello.

Por eso, hoy te propongo que hagas un ejercicio de reflexión para detectar si convives con personas de este tipo e inicies una depuración de personas que te agotan psicológicamente. Si no puedes evitarlas porque la relación es muy estrecha, siempre puedes aplicar estas técnicas de comunicación asertiva que enlazo para que las situaciones te afecten lo menos posible.

Puedes toparte con este tipo de personas en el trabajo, en el grupo de padres del cole de tus hijos, entre tus vecinos e incluso en tu propia familia. Estoy casi segura de que hay al menos una persona con una o varias de las características comentadas en tu entorno. ¿No me digas que no es agotador?

Es más, si padeces esta situación, seguro que cuando por causa de algún viaje, vacaciones u otra situación has estado alejado de esa persona o personas que perturban tu bienestar, te has sentido mucho mejor, más alegre y libre. ¿Estoy en lo cierto?

Imagen de Shutterstock Chicas jóvenes enfadadas en la calle

Comentarios
  1. Josefa Cobos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *