5 preguntas que deberías hacerte aquí y ahora

Piensa por un momento en el AQUÍ y en el AHORA para responder a estas preguntas que deberías hacerte a ti mismo.

¿Estás viviendo el presente? Estas 5 preguntas que deberías hacerte y que hoy te propongo, son proposiciones que te ayudarán a enfocarte y a vivir el presente en plenitud si comienzas a observar cuáles son tus comportamientos.

Quizás seas una de las muchas personas que sienten la necesidad de hacer cambios en su vida y aún no te has decidido a dar los primeros pasos. Todos tenemos las respuestas para los demás pero, ¿qué nos ocurre cuando se trata de nosotros mismos? El cuento cambia… vaya si cambia.

No te digo que sea fácil aunque sí podemos hacerlo de manera sencilla. Ser honesto contigo mismo es el primer paso.

Ten en cuenta que la vida está llena de problemas. La mayoría de las ocasiones ni siquiera nos detenemos un momento a analizar cómo es nuestro día a día, qué estamos pensando, cómo nos hablamos a nosotros mismos o qué reacciones fisiológicas y qué sentimientos tenemos en un determinado momento. Estos pensamientos y sentimientos en el 99% de los casos son los mismos de ayer, de la semana pasada… y llevan meses o años conviviendo con nosotros sin que nunca nos hallamos parado a pensar ni un sólo momento en por qué y para qué nos invaden.

Vamos a pensar por un momento en el AQUÍ y en el AHORA.

1. ¿Estoy viviendo el presente?

En no pocas ocasiones nuestro pensamiento está enfocado en el pasado. No podemos quedarnos estancados dándole vueltas a temas que muchas de las veces ya no tienen solución. Vamos a centrarnos en el aquí y el ahora y en qué puedo hacer yo en este momento para resolver el problema.

¿Me interesa y depende de mí darle una solución? ¿Es posible?

¿Me sería útil hoy y en un futuro invertir mi tiempo y energía en solucionar este asunto?

Imagina por un momento cómo desearías que fluyera esta situación dentro de un mes, un año… Ponle una fecha límite para la resolución y haz el camino de vuelta desde el futuro al presente. ¿Ha cambiado algo la situación en sí? ¿Hay alguna solución satisfactoria posible?

Deja de aferrarte al pasado. No podemos afianzarnos con las dos piernas en el segundo peldaño si todavía mantenemos una pierna en el primero.

Preguntas que deberías hacerte AHORA por tu bienestar

2. ¿Cuáles son mis miedos?

¿Te paraliza la simple idea de comenzar algo y tener miedo a cometer un grave error? Hacer algo y hacerlo mal es cien veces más satisfactorio que no hacer nada, aunque te parezca todo lo contrario.

Cada éxito tiene una escalera de fracasos debajo de él y cada fracaso es un peldaño más que vas ascendiendo hacia el éxito. Lamentamos mucho más las cosas que no hicimos que las cosas que hemos hecho mal. Analiza qué puedes perder y qué puedes ganar en cada situación y que tus miedos no te paralicen en el camino hacia tu objetivo.

3. ¿Doy prioridad a mis propias necesidades o me estoy mintiendo a mí mismo?

Nuestra vida mejora notablemente cuando tomamos la decisión de ser honestos con nosotros mismos. Pero frecuentemente caemos en la trampa de perdernos dando prioridad a los deseos de otras personas (nuestros padres, hermanos, pareja, hijos, amigos…) y nos olvidamos de nuestros deseos.

Sí, tenemos que ayudar a los demás pero en primer lugar y lo más importante es ayudarnos a nosotros mismos. Si hay un momento para seguir tu intuición y hacer algo que realmente te importe a ti es dar predilección a tus deseos sobre los deseos ajenos. Y ese momento siempre es aquí y ahora.

4. ¿Cómo invierto mi tiempo?

El tiempo es uno de los activos más valiosos de que disponemos. La vida es demasiado corta para invertir nuestro tiempo en actividades o personas que nos roban la felicidad. Analizar nuestros propósitos de vida, enfrentar nuestros problemas, resolverlos, aprender y adaptarse a las situaciones es lo que nos convertirá en la persona que llegaremos a ser.

Tu vida es tuya y tienes que limpiar tu mochila de todas esas cargas que te roban crecimiento y satisfacción. Deja de insistir en las personas o actividades que te están robando tu energía y enfócate en las que realmente te aportan crecimiento y valor.

No pierdas tu tiempo justificándote a ti mismo y dando explicaciones a los demás: tus amigos no lo necesitan y tus enemigos no te van a creer. Escucha a tu corazón y él te mostrará el camino correcto.

preguntas que deberías hacerte para avanzar

5. ¿Pienso a menudo que no estoy preparado?

Nadie se siente plenamente seguro cuando inicia un nuevo proyecto. Deja de pensar que no estás listo.

Los objetivos más grandes de nuestras vidas vienen cargados de la mayor incomodidad, desconfianza e inseguridad y nos obligan a salir de nuestra zona de confort. No lo pienses demasiado o comenzarás a ver problemas donde no los hay.

Evalúa las situaciones y toma medidas decisivas. Deja de enfocarte en los errores del pasado: tú no eres tus errores y cada fracaso del pasado te ha estado preparando para el éxito que está por venir.

Deja de hacer las cosas a la perfección: nunca estarán perfectas y siempre quedará algo que se puede mejorar. La recompensa nunca está en el perfeccionismo sino en el desarrollo del proyecto.

El proceso te llevará a hacerlo cada vez mejor. Concéntrate en vencer tus propios obstáculos del día a día. El camino hacia tu éxito es una batalla de ti contigo mismo solamente. Recuerda que un largo viaje comienza con un primer paso y el momento es aquí y ahora.

¿Te habías planteado antes alguna de estas preguntas? ¿Te ha resultado útil responderlas?
¿Qué pregunta añadirías tú a las propuestas?

Imagen Interrogante de Shutterstock

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *