Causas, síntomas y prevención de alergias

En esta entrada encontrarás un plan de alimentación y otras medidas para la prevención de alergias comunes: ácaros, polen, algunos medicamentos y algunos alimentos. Las medidas para la prevención de alergias son diversas y varían en función del tipo de alergia que se padezca.

Las alergias son una reacción de hipersensibilidad anómala del organismo ante una sustancia que considera extraña cuando en realidad es normal. Es una reacción inmunitaria rápida, el organismo produce anticuerpos ante el contacto con el alérgeno. Esta primavera se observa un incremento de las personas alérgicas.

Causas más comunes de alergias

Los alérgenos más comunes son el polen, los ácaros (insectos minúsculos contenidos en el polvo doméstico), las escamas de piel o pelos de animales, los medicamentos, algunos alimentos (leche, huevos, crustáceos, frutos secos y fresas) y los venenos de insectos.

Las alergias se sufren durante todo el año y en primavera suelen agravarse los síntomas de todas aquellas debidas al polen y sustancias de origen vegetal.

El polen

Es un grano microscópico que se halla en las flores de las plantas. Existen varias formas de pasar el polen de unas flores de manera directa a través del aire y a través de insectos que transportan el polen.

Durante el otoño y el invierno hay menos polen ambiental. Durante la primavera y el verano, las plantas se polinizan más y sueltan más polen, lo cual incrementará los síntomas en las personas alérgicas; los días secos y soleados aumenta la concentración del polen. El horario también influye ya que por la mañana las plantas emiten los granos de polen a la atmósfera y al anochecer se deposita el polen en el suelo al enfriarse el aire.

Los síntomas son estornudos, picor de ojos y goteo nasal.

Los ácaros

prevencion de alergias iiEl polvo de las viviendas son la principal fuente de ácaros en el interior de las viviendas compuesto de escamas de piel humana, fibras, esporas de hongos, bacterias, virus, pólenes, derivados dérmicos de animales, ácaros, plantas de interior y restos de alimentos. La sensibilización de alérgenos al interior de la vivienda es importante para la sensibilización de alérgenos al exterior.

Los animales domésticos son la principal fuente de sensibilización de alérgenos. Los principales factores ambientales son la temperatura entre 25 y 35ºC y la humedad relativa entre el 50 y el 75%. Los síntomas de alergia a los ácaros son la rinitis y el asma.

Medicamentos

Algunos medicamentos tales como penicilinas, antibióticos, anticonvulsivos e insulina, desencadenan urticaria y asma.

Alimentos

Algunos alimentos como los lácteos, el pescado, el trigo, el maíz, los huevos, la soja y los frutos secos pueden producir alergias. Sus síntomas son dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarreas.

Manifestaciones de las alergias

Alergias respiratorias, como la rinitis alérgica o fiebre del heno y el asma

La rinitis alérgica causa rinorrea, escozor nasal y estornudos. Es muy frecuente en primavera como consecuencia de la alergia al polen y a los ácaros.

El asma afecta al 2-5% de la población con edades comprendidas entre 5 y 15 años. Se caracteriza por crisis de dificultad respiratoria de gravedad anómala, debida a una reactivación anómala de las vías respiratorias (faringe, laringe, tráquea y fosas nasales) a los pólenes, polvo doméstico y mohos.

Alergias cutáneas, como las urticarias, el eccema alérgico y el edema de Quincke

  • Las urticarias son unas ronchas rojizas en la piel con mucho picor o prurito. Están producidas por algunos medicamentos, picaduras de insectos o alimentos como las fresas o los crustáceos.
  • Eccema de contacto caracterizado por un enrojecimiento constante de la piel y causado por la exposición prolongada a sustancias como el níquel o el caucho.
  • Dermatitis seborreica, una enfermedad de la piel caracterizada por un enrojecimiento difuso acompañado de lesiones escamosas en el cuero cabelludo y en la cara.
  • Eccema atópico causado por el polen, el polvo doméstico y algunos alimentos. Se presenta un enrojecimiento de la piel acompañado de comezón.
  • Edema de Quincke que afecta a los tejidos subcutáneos y se caracteriza por la hinchazón de la lengua, faringe, laringe y párpados.

Shock anafiláctico

Es la manifestación más grave de la alergia aguda y se desencadena a los minutos después de la toma en contacto con un alérgeno. Produce malestar acompañado de picores, escalofríos, palidez y sudores seguido de un enrojecimiento difuso y una erupción tipo urticaria. Poco después el paciente experimenta una dificultad para respirar, la tensión arterial desciende y el pulso se vuelve imperceptible. El shock anafiláctico es grave y si no se trata requiere una hospitalización urgente.

Sigue el tablero Alergias de Alimenta tu bienestar en Pinterest.

Medidas de prevención de alergias

Alergia al polen

  • Usar humidificadores y filtros antipolen con aire acondicionado.
  • Evitar las actividades al aire libre entre las 5 y 10 de la mañana y las 7 y 10 de la tarde.
  • Permanecer en espacios cerrados cuando el recuento de polen sea alto.
  • Emplear gafas de sol al salir a la calle para evitar que entre el polen en los ojos.
  • Mantener las ventanas cerradas en los viajes en coche.
  • Ir de vacaciones a sitios donde haya baja concentración de polen.
  • Evitar las actividades que pueden remover el polen, como cortar el césped o barrer la terraza.
  • No dormir cerca de árboles o plantas.

Alergia a los ácaros

  • Usar filtros de aire para retener alérgenos de ácaros. Emplear acaricidas y aire acondicionado.
  • Eliminar del dormitorio las alfombras y todos los objetos que acumulen polvo.
  • Utilizar fundas antiácaros para el colchón y las almohadas, que deben aspirarse durante 10 minutos.
  • Realizar una limpieza periódica de sofás, moquetas y otras zonas de la casa.
  • Mantener una humedad al 50% en el domicilio.

Pruebas de alergia

Son necesarias para detectar la alergia a medicamentos y alimentos y evitar así, el consumo de los mismos.

Plan de alimentación para la prevención de alergias

Se ha comprobado que la ingestión de alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E y minerales como el zinc ayudan a curar o prevenir la alergia.

Alimentos para la prevención de alergias

  • Vitamina C: Alimentos ricos en vitamina C son los pimientos rojos, las coles de bruselas, las espinacas, las coliflores, las naranjas, los limones, el kiwi, los frutos rojos, los plátanos, las manzanas, las peras, los melones y las granadas, etc.
  • Vitamina B: Los cereales integrales como trigo, avena, cebada, los frutos secos como almendras, avellanas, nueces, las verduras como las coles, las coliflores, las espinacas, las endivias, las lechugas, etc..
  • Vitamina E: Presente en las verduras y hortalizas de color verde (lechuga, guisantes) y en los aceites de germen de trigo y girasol.
  • Vitamina A: Se obtiene a partir de los beta-carotenos que se encuentra en la zanahoria, la calabaza, el tomate, el berro, la albahaca y los espárragos.
  • Alimentos ricos en antocianidinas como los arándanos. Las antocianidinas neutralizan los efectos inflamatorios de las histaminas y prostaglandinas en los tejidos corporales.
  • Alimentos abundantes en zinc como el apio, los espárragos, las borrajas, los higos, las patatas y las berenjenas, etc.

¿Padeces alguna alergia de las mencionadas? ¿En qué estación del año lo llevas mejor?

Imagen de Shutterstock Joven sonándose la nariz

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *