13 problemas de los pies y cuidados saludables

En este artículo veremos los principales problemas de los pies así como algunos cuidados saludables para mantenerlos sanos y bonitos.

Cada uno de los pies tiene 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos, razón por la que están expuestos a una gran variedad de problemas y enfermedades. Veamos cuáles son los principales problemas de los pies y a qué se deben.

Principales problemas de los pies

Fascitis plantar

La fascitis plantar es la inflamación del tejido grueso llamado fascia plantar en la planta inferior del pie. Esta fascia es la que conecta el calcáneo con los dedos y crea el arco inferior del pie que puede inflamarse, ser doloroso y dificultar la marcha.

Se puede producir por varias causas como el exceso de carga en el pie por andar demasiado largas distancias, exceso de peso, pies planos o cavos, tendón de Aquiles tenso y debilidad del músculo sóleo.

Se trata con fármacos, rehabilitación y plantillas ortopédicas.

Espolón calcáneo

Se trata de una neoformación ósea en la cara plantar del calcáneo donde se inserta la fascia plantar y provoca como consecuencia dolor al apoyar el talón, sobre todo después del reposo. En ocasiones genera fascitis plantar.

Tendinitis

Es la inflamación del tendón de un músculo que se suele asociar a la inflamación de la vaina sinovial que lo rodea. Es frecuente la inflamación del tendón de Aquiles en deportistas y personas con mucha actividad.

Metatarsalgia

Se caracteriza por dolor en la cara plantar de los metatarsianos, detrás de los dedos centrales producidos por cambios en la posición de los mismos. Esta patología se puede asociar a otras patologías como juanetes, dedos en garra y subluxaciones articulares.

Juanetes o hallux valgus

Los juanetes son uno de los problemas más frecuentes de los pies. Se trata de un engrosamiento del dedo gordo aunque también pueden aparecer en el dedo meñique.

Juanetes o hallux valgus

Dedos en garra o martillo

Son los dedos que se han encogido produciendo una elevación o atrofia de los ligamentos o tendones, impidiendo que el dedo tenga su normal mecanismo de flexión y extensión. Suele producirse en el 2º y 3er dedo y ocasiona mucha molestia por la forma de garra que adoptan.

Juanete de Sastre o quinto dedo varo

Consiste en la desviación del quinto dedo a la zona medial del pie y la formación del hueso en la quinta cabeza del metatarsiano. Provoca dolor en la cara lateral y plantar del pie.

Callosidades

Es una acumulación de células muertas en los pies que se producen como mecanismo de defensa frente a una excesiva fricción o presión en la zona. Suelen ser consecuencia de problemas de postura o cuando el peso del cuerpo no se sostiene de forma balanceada.

Papiloma plantar o verruga u ojo de pescado

Es una tumoración benigna que aparece en la piel como consecuencia de una infección por el virus del papiloma humano. El contacto con el virus se produce en lugares en los que caminamos descalzos como gimnasios y piscinas.

Uña enterrada o una encarnada

Se produce cuando uno de los laterales de la lámina periungueal se introduce dentro del tejido periungueal y se genera un enclavamiento de la uña que provoca dolor e inflamación infecciosa con pus.

Pies planos

Malformación ortopédica del pie caracterizada por la ausencia del arco longitudinal de la bóveda del pie. Son pies que se han aplanado porque han perdido el arco plantar del pie.

Se producen porque los tejidos que sostienen las articulaciones del pie se debilitan. La mayoría de los pies planos no causan dolor.

Las plantillas ortopédicas, el calzado ortopédico y una serie de ejercicios como andar de puntillas y coger objetos con los dedos de los pies lo mejoran.

Pies cavos

Se trata de una malformación ortopédica consistente en la elevación de la bóveda plantar del pie. Es frecuente en la población general aunque en sus formas leves. El 80% de los casos de pie cavo se halla asociado con una enfermedad neurológica con posibilidades de que se produzca una alteración neuromuscular.

El trastorno se caracteriza por dolor en la zona del arco y del talón así como en la zona del antepie y debajo de los dedos. Se asocia a una tensión y acortamiento de la musculatura plantar del pie.

Con el paso de los años se van haciendo más rígidos y dan lugar a la aparición de dolores como metatarsalgias, lumbalgias, dedos en garra, dificultad para calzarse y tendinitis. Se corrigen con plantillas y calzado ortopédico adecuados.

Pies pronados y supinados

Para saber si tenemos pies pronados o pies supinados podemos proceder del siguiente modo. Colocamos los pies descalzos sobre una superficie plana y desde arriba trazamos una línea imaginaria que se puede dividir en 2 partes.

Si al apoyar el pie, éste tiende a bascular hacia adentro y la rótula gira hacia adentro, estamos ante una postura de pie pronador. Si el pie apoyado bascula hacia fuera y la rótula también tendremos una postura de pie supinador. Puede provocar dolores en los pies, las rótulas y la columna vertebral.

Cuidados saludables de los pies

  1. Cada día, sumerge los pies en agua caliente durante media hora; se puede realizar mientras se ve la televisión o se lee una novela.
  2. Cada quince días, sumerge los pies en agua caliente primero y luego en agua fría durante unos minutos.
  3. Masajea los pies antes de ir a dormir con una crema hidratante o aceite esencial; ello provoca su relajación y evitarás las durezas.
  4. Emplea aceite vegetal para lubricar los pies resecos y agrietados.
  5. Sécate bien los pies después de ducharte o lavártelos para evitar la aparición de micosis.
  6. Emplea piedra pómez para frotarla sobre los pies y quitar asperezas.
  7. Emplea plantillas acolchadas y no uses calzado apretado a diario. Es mejor calzarse con calzado ancho, cómodo y de suela plana. Los tacones finos altos perjudican a los pies y su uso frecuente puede ocasionar juanetes y otras deformidades de los pies.
  8. Haz ejercicios con los pies descalzos como andar de puntillas, mover los dedos o acariciar una pelota con la planta de los pies.
  9. Acude a la consulta del podólogo-ortopeda para tratarte los problemas de pies planos, cavos, pronados y supinados y emplea plantillas y calzados ortopédicos para solucionar los problemas de los pies.
  10. La solución para los juanetes y algunos problemas ortopédicos es la cirugía.
  11. La solución para las fascitis plantares es evitar el sobrepeso y los esfuerzos excesivos al andar además de usar calzado con plantillas adecuadas. Los tratamientos de fisioterapia y antiinflamatorios con fármacos, magnetoterapia y electroterapia son también eficaces en este caso.

Y tú, ¿sufres algunos de los problemas de los pies expuestos? ¿Qué cuidados les das para mantenerlos sanos y bonitos?

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Pies de mujer en el agua y Primer plano de un juanete

Comentarios
  1. Paloma Pérez
  2. Marazul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *