Propiedades y beneficios saludables de tomar café

El consumo de café es una costumbre muy extendida en nuestra sociedad. En nuestro país el café no es sólo una bebida, sino un hábito social, tomamos café por las mañanas en el desayuno, en los descansos de media mañana en el trabajo con los compañeros, después de comer, en meriendas y en reuniones sociales con amigos.

Propiedades nutricionales del café

Una taza de café aporta 4,5 kcal; si añadimos azúcar refinado se suman 20 calorías más y si añadimos edulcorantes naturales como savia se suman 2 calorías.

El café contiene un 71% de hidratos de carbono, 27% de proteínas y 2% de grasas. Es rico en vitamina B2 o niacina; también aporta sales minerales como el potasio, la sal mineral más abundante aunque también contiene calcio, fósforo y hierro.

Es uno de los alimentos vegetales más ricos en compuestos antioxidantes como los ácidos clorogénicos, los polifenoles y las melanoidinas; ello hace que su consumo sea muy recomendable.

Es recomendable no pasarse de 4-5 tazas de café al día porque provoca efectos perjudiciales para la salud, como palpitaciones, insomnio e hipertensión arterial.

Se desaconseja su consumo en personas menores de ocho años, enfermos psiquiátricos y en personas que tienen taquicardias y alteraciones del ritmo cardiaco.

Pros y contras del consumo de café

Beneficios saludables de tomar café

Su consumo aporta numerosos e interesantes beneficios para la salud.

Nos mantiene alerta debido a la acción beneficiosa de la cafeína que bloquea la adenosina y hace que aumenten los niveles cerebrales de dopamina o norepinefrina que, a su vez, aumentan la actividad cerebral.

Adelgaza porque ayuda a la quema de grasas.

Mejora el rendimiento físico: la cafeína aumenta los niveles de adrenalina, hormona que prepara el cuerpo para un esfuerzo físico especial.

Potencia la memoria y las capacidades intelectuales: se ha observado una relación directa entre el número de tazas de café consumidas y las puntuaciones obtenidas en los test de memoria e inteligencia, observando que a mayor número de tazas consumidas mejor resultado ofrecían los test de inteligencia.

Disminuye el riesgo de padecer diabetes: la gente que consume café tiene un riesgo de un 25% al 50% menor de padecer diabetes, demostrándose que el café previene la enfermedad.

Aminora el riesgo de sufrir infartos de miocardio: la cafeína del café aumenta la tensión arterial pero si no se consumen más de 4 tazas de café diarias protege al corazón porque mejora el riego sanguíneo de las arterias coronarias y evita la formación de trombos y los ataques de infarto de miocardio.

Disminuye la posibilidad de sufrir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer (un 65% de posibilidades menos) y Parkinson (un 35% de posibilidades menos) debido a la cafeína.

Reduce el riesgo de padecer cáncer de piel (melanomas), colon y mama: todo ello debido a los efectos de los potentes antioxidantes que contiene y de la cafeína.

Protege el hígado de padecer cirrosis secundarias a alcoholismo y a hepatitis.

Es laxante: indicado para combatir el estreñimiento y diurético.

Actúa como broncodilatador: la cafeína actúa de forma similar a la teofilina, un medicamento indicado en asmáticos y bronquíticos para dilatar los bronquios.

Reduce el riesgo de contraer gota y enfermedades reumáticas: las personas que consumen 4 tazas tienen menos posibilidades de padecer gota.

Reduce el riesgo de padecer depresión: las personas que consumían café, tenían un 20% menos de riesgo de padecer depresión. Se ha demostrado que las personas que consumen abundante café se suicidan un 50% menos.

Tiene propiedades analgésicas: ayuda a aliviar dolores y es eficaz para combatir las migrañas.

El café, entre los ingredientes de un buen desayuno

El desayuno está considerado como la comida más importante del día porque suministra los nutrientes y la energía necesaria para afrontar la actividad diaria.

Consumo de café en el desayuno

Es precisamente por eso que debemos seleccionar bien los alimentos que consumimos en esta comida diaria y, el café se encuentra entre éstos.

  • Café con leche desnatada o semidesnatada: se ha demostrado con estudios de investigación que el café aporta mayores beneficios para la salud que el té.
  • Copos de cereales integrales de avena, maíz, germen de trigo y linaza y arroz. Los mejores cereales son los copos de avena.
  • Pan integral, cuyos beneficios para la salud superan con creces al pan blanco, porque los cereales refinados del pan blanco tienen menos cantidad de vitaminas y sales minerales que los panes integrales. Siempre es preferible el pan integral a las galletas integrales porque éstas contienen mayor cantidad de grasas y azúcares que el pan.
  • Alimentos proteicos como tortilla, jamón de york, lonchas de pavo, jamón serrano libre de tocinos y grasas y queso fresco, que se pueden comer junto a rebanadas de pan integral.
  • Zumo de naranja natural exprimido en casa, que siempre tiene mayor proporción de vitamina C que cualquier zumo de naranja envasado.
  • Frutas depurativas: melón, sandía y pera.

Entre estas opciones se puede elegir el tomar un café con leche con copos de cereales y fruta o la opción del pan integral con alimentos proteicos y café con leche. Ambas opciones se pueden acompañar de zumo de naranja recién exprimido.

Y tú, ¿sueles tomar café habitualmente?

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Taza y granos de café y Desayuno

Comentarios
  1. anonimo
    • Paloma Pérez del Pozo
  2. gaby pin
    • Paloma Perez del Pozo
  3. a malí
    • Paloma Pérez del Pozo
  4. juanka
    • Paloma Perez del Pozo
  5. Eradia Cerna Sánchez
    • Paloma Perez del Pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *