Pros y contras de mascar chicle para la salud

Aunque los chicles sean considerados una golosina, los adultos consumen más chicles que los niños, a quienes otro tipo de chuches les atraen más. Sin embargo, así como las golosinas no se recomiendan por su efecto negativo sobre la salud dental, los eslogan publicitarios para la venta de chicles se apoyan muchas veces en su efecto beneficioso sobre ésta. Hoy voy a contarte algunos pros y contras de mascar chicle.

¿Es el chicle un alimento?

Dice la wikipedia que “la goma de mascar, comúnmente conocida como chicle, es una goma masticable con sabor dulce. Si bien la mayoría de las actuales utilizan una base de plástico neutro, también conocido como el acetato de polivinilo, o también la goma de xantano, hasta hace relativamente poco tiempo se utilizaba sin embargo la savia de un árbol tropical: el chiclero, al cual debe su nombre más popular.

A mi entender se trata de una goma cargada de aditivos, luego no lo consideraría un alimento. Sin embargo, mira la definición de alimento para los fines del Codex Alimentarius en la web de la FAO:

Se entiende por “alimento” toda sustancia, elaborada, semielaborada o bruta, que se destina al consumo humano, incluyendo las bebidas, el chicle y cualesquiera otras sustancias que se utilicen en la fabricación, preparación o tratamiento de los alimentos, pero no incluye los cosméticos ni el tabaco ni las sustancias utilizadas solamente como medicamentos.

En este video puedes ver cómo se hace el chicle. ¿Dirías que es un alimento?

 

Las recomendaciones sobre el consumo de chicle son claras: chicle sin azúcar y evitar mascarlo durante mucho tiempo: no más de media hora de masticación y mejor, no más de 3 al día.

Los pros de mascar chicle

Una parte de los beneficios que obtenemos de mascar chicles están relacionados con la salud bucodental. Eso sí, debe tratarse siempre de chicles sin azúcar.

  • Reduce la acidez en la boca, ya que aumenta al doble el flujo de saliva (sus enzimas neutralizan el ácido de alimentos y bebidas).
  • Reduce la caries, gracias a que el xilitol que contienen ayuda a inhibir el crecimiento de la bacteria responsable de la caries y de dañar el esmalte dental.
  • Mantiene el aliento fresco (sobre todo, los de sabor menta o similares)

No digo nada sobre la acción limpiadora que se atribuye al chicle, porque no hay nada que sustituya a un buen cepillado de dientes para mantener una correcta higiene dental.

SPros y contras de mascar chicle - Idea goegún la Asociación Británica de Psicología (British Psychological Society), el chicle puede ayudar a mantener la concentración durante más tiempo en tareas que requieren de una atención continua. Aumenta la concentración, mejora el estado de alerta y reduce el estrés. Hasta la memoria se ve afectada por el consumo de chicle, ya que al mascarlo aumenta el flujo sanguíneo hacia ciertas área del cerebro.

Mascar chicle tiene también consecuencias beneficiosas sobre el estado de ansiedad y no sólo en el caso de personas que lo tomen con el fin de dejar de fumar, ya que tiene un efecto calmante que puede ayudar a reducir el nivel de ansiedad en situaciones de estrés.

Así mismo, reduce el ansia de comer dado que contribuye a disminuir la sensación de hambre, engañando al estómago -que se prepara para recibir comida- y produciendo sensación de saciedad.

Y si alguna vez sientes presión en los oídos, bien por la altura, por un resfriado u otra causa similar, masticar chicle es una manera sencilla de aliviarla porque ayuda a estirar los músculos de la mandíbula.

Los contras de mascar chicle

Las recomendaciones de no masticar chicle durante más de media hora aproximadamente y de no tomar a diario más de tres chicles, se basan en que ello puede producir problemas digestivos como gases o gastritis. Además, el sorbitol, un edulcorante común en los chicles, puede tener un efecto laxante poco agradable si se abusa de su consumo.

Si no sigues las recomendaciones y te pasas el día mascando chicle, es muy probable que tu mandíbula sufra algunos problemas, hasta el punto de tener desgaste en las articulaciones (caso extremo).

Hay otros contras, pero éstos están relacionados con la educación de cada individuo.

Por un lado, está el cuidado del entorno en el que vivimos. Los chicles deben echarse a una papelera cuando dejamos de mascarlos. Limpiar los chicles pegados en el suelo o en el mobiliario urbano no es sólo una labor difícil, sino también cara. Además, esas piezas pueden tener microorganismos que pueden causar o propagar enfermedades y a veces es complicado evitar que un niño lo toque o incluso lo coja atraído por su color.

Por otro lado, los expertos en buenos modales dicen que mascar chicle en público no es de buena educación. Al margen de esto, lo cierto es que muchas personas mascan los chicles abriendo la boca y haciendo un ruido muy desagradable, al menos para los de alrededor. A mí personalmente, me pone de los nervios.

En fin, nada que ver los pros y contras del consumo de chicles con los del consumo de golosinas, ¿verdad?

Son variados los motivos por lo que las personas mascamos chicle: calmar la ansiedad, no picar otras cosas, sustituir el tabaco cuando se está dejando de fumar, tener buen aliento…

¿Cuál es la tuya? ¿O eres de l@s que no mascan chicle?

Imagen de Shutterstock Chica haciendo una pompa de chicle

Comentarios
  1. Isabel
    • Alimentatubienestar
  2. Luis Hernández
    • Alimentatubienestar
  3. Mónica
    • Alimentatubienestar
  4. Alex
    • Alimentatubienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *