8 razones por las cuales el tofu no es un alimento saludable

El queso de soja, también llamado cuajada de frijol, ha ganado popularidad a lo largo de los años, especialmente como una fuente de proteínas vegetariana y vegana aprobada. Sin embargo, en este artículo veremos 8 razones por las cuales el tofu no es un alimento saludable.

El tofu parece tener una buena reputación entre los consumidores, pero ¿qué es el tofu exactamente? La verdad es que el tofu está hecho a base de soja, y la mayoría de las veces la soja no es una buena elección para nuestra dieta.

¿Es toda la soja mala?

La soja es en realidad uno de los alimentos más genéticamente modificado y el tofu se hace a partir de soja, agua y un coagulante, o agente de cuajado. Según la Dra. Kaayla Daniel, autora de “The Whole Soy Story”, la soja no es un alimento saludable, no previene enfermedades y ni siquiera se ha demostrado segura.

Además, numerosos estudios científicos vinculan la soja con problemas digestivos, desnutrición, disfunción tiroidea, deterioro cognitivo, trastornos reproductivos, así como enfermedades del corazón y cáncer.

Pero, ¿es toda la soja mala?

Lo importante es saber que los productos de soja se dividen en dos grupos:

  1. Fermentados
  2. No fermentado

Los productos de soja no fermentados incluyen tofu, edamame y leche de soja, mientras que el miso, natto, tempeh y tamari son productos de soja fermentados.

Todas las sojas (incluso orgánicas, no-OGM) contienen naturalmente antinutrientes, toxinas y hormonas vegetales. Sin embargo, la fermentación es lo que hace que los productos de soja promuevan la salud.

¿Qué es el tofu?

La gente a menudo se pregunta de qué está hecho el tofu. El queso de soja a menudo se conoce como cuajada de frijol, ya que se hace coagulando leche de soja y luego presionando la cuajada resultante en bloques suaves y blancos.

El proceso de fabricación del tofu es relativamente similar a la forma en que se hace el queso a partir de la leche.

Por porción, el tofu es bajo en grasas y calorías, pero alto en proteínas, aminoácidos, hierro y calcio.

¿Por qué el tofu no es un alimento saludable?

1. Modificación Genética

Hoy en día, al menos el 90 por ciento de toda la soja cultivada en los Estados Unidos está genéticamente modificada. Esta es una cantidad tan alarmantemente alta que no es de extrañar que sea tan difícil encontrar productos de soja que no sean OGM.

Los alimentos genéticamente modificados están relacionados con tantos problemas de salud porque matan las bacterias buenas en el intestino y también dañan el funcionamiento del sistema digestivo.

En una revisión de 2011 publicada en Environmental Sciences Europe, se evaluaron 19 estudios de mamíferos, alimentados con soja transgénica y maíz. Los ensayos de 90 días indican problemas hepáticos y renales como resultado del consumo de alimentos transgénicos. Los riñones fueron afectados específicamente por el 43,5 por ciento de todos los parámetros alterados en sujetos masculinos, mientras que el hígado en un 30,8 por ciento para las mujeres.

Alimentos transgénicos, modificados genéticamente

2. Fitoestrógenos y cáncer de mama

El tofu contiene fitoestrógenos – o estrógenos vegetales. Estos compuestos tienen un efecto similar al estrógeno en el cuerpo, por lo que bloquean la producción normal de estrógenos y se han relacionado con el cáncer de mama.

Algunas investigaciones científicas encuentran que la soja podría “alimentar” ciertos cánceres de mama ya que puede comportarse como el estrógeno. Puede depender de la cantidad de soja que se consume, así como la salud general de la mujer, pero si tienes cáncer de mama en la actualidad, eres un sobreviviente de cáncer de mama o tienes una historia familiar de cáncer de mama, definitivamente evita el tofu y otros productos de soja no fermentados.

3. Trastorno de la tiroides

El tofu se hace de la soja, y la soja contiene los compuestos goitrogénicos, específicamente la isoflavona de la soja genisteína. Estos goitrógenos son bloqueadores de la hormona tiroidea que pueden interferir con la producción de hormonas tiroideas y causar hipotiroidismo.

Muchos padres piensan que están haciendo una elección saludable cuando optan por la fórmula de soja para sus bebés. Por desgracia, esto no podría estar más lejos de la verdad.

Un estudio publicado en Archives of Disease in Childhood muestra cómo la ingesta de productos de soja puede afectar negativamente a nosotros a partir de una edad muy temprana, especialmente para las personas nacidas con hipotiroidismo congénito. Como muestra este estudio de 2004, los niños alimentados con fórmula de soja tienen un aumento prolongado de la hormona estimulante de la tiroides en comparación con los lactantes alimentados con fórmula sin soja.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo: enfermedades del tiroides

4. Antinutrientes

El tofu contiene fitato, que la ciencia ha demostrado contribuye a la textura firme del tofu. El fitato es esencialmente ácido fítico unido a un mineral.El fitato y el ácido fítico son antinutrientes conocidos y no son los únicos antinutrientes en el tofu.

Los productos de soja como el tofu contienen varios antinutrientes altamente preocupantes, incluyendo:

  • Lectinas y saponinas – vinculadas al síndrome de intestino permeable, así como otros problemas gastrointestinales e inmunes.
  • Oligosacáridos – promueven la formación de gases.
  • Oxalatos – conocidos por promover cálculos renales.
  • Inhibidores de la proteasa: interfieren con la digestión de las proteínas y han causado malnutrición, mal crecimiento, dificultad digestiva y pancreatitis
  • Fitatos – bloquean la absorción de minerales, causando deficiencias de zinc, hierro y calcio

Cuando se trata de tofu, la cocción no parece reducir el nivel de fitatos y otros antinutrientes. Lo que reduce estos antinutrientes es la fermentación.

5. Problemas cognitivos

El tofu de soja se ha relacionado con demencia y enfermedad de Alzheimer, dos problemas de salud cognitiva que afectan negativamente el cerebro y el funcionamiento diario básico.

Un estudio en curso de japoneses norteamericanos residentes en Hawai encontró una relación estadística significativa entre dos o más porciones de tofu por semana y “envejecimiento acelerado del cerebro“. Además, los sujetos del estudio que comieron tofu durante la mitad de la vida tuvieron una menor función cognitiva en los últimos años de sus vidas. También tenían un aumento de la aparición de la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Según un estudio publicado en Demencia y Trastornos Cognitivos Geriátricos, el consumo de tofu en altas cantidades estaba vinculado a una memoria más deteriorada, mientras que comer altas cantidades de tempeh se demostró que mejora la memoria. Los investigadores plantean la hipótesis de que los altos niveles de folato del tempeh tienen efectos protectores y contra activos en el contenido de fitoestrógenos.

6. Deficiencias de vitamina B12 y vitamina D

La soja contiene un análogo de la B12, lo que significa que el tofu contiene compuestos que se parecen a la vitamina B12.

Sin embargo, estos análogos de la B12 no pueden ser utilizados por tu cuerpo de la misma manera que usaría la B12 real. Ésta es la razón por la que alimentos de soja como el tofu, en realidad pueden contribuir a la deficiencia de vitamina B12, especialmente entre las personas que evitan las proteínas animales como los vegetarianos y veganos.

Las vitaminas del Grupo B: beneficios y fuentes alimentarias

Probablemente ya sabías lo generalizada que se encuentra la deficiencia de vitamina D en este país, pero probablemente no sabías que los alimentos de soja no fermentados son parte del problema.

Los alimentos de soja como el tofu también aumentan los requerimientos de vitamina D de tu cuerpo, lo que significa que comer tofu puede empeorar aún más la deficiencia de vitamina D.

7. Dificultad digestiva

Los productos de soja no fermentados como el tofu contienen fuertes inhibidores enzimáticos, que bloquean la acción de la enzima pancreática tripsina junto con otras enzimas proteolíticas necesarias para la digestión de las proteínas. Esto no sólo interrumpe un proceso digestivo saludable, pero también puede causar problemas con el páncreas.

Cuando se trata de tofu, la mayoría de la gente carece de las enzimas necesarias para digerir este alimento de soja no fermentado, de manera similar a cuántas personas son intolerantes a la lactosa. Esto causa indigestión, gases, hinchazón y una gran cantidad de problemas gastrointestinales.

3 soluciones sencillas para los gases intestinales

Muchas personas también tienen sensibilidades a la soja o incluso alergias a gran escala debido no sólo a la modificación genética de la soja, sino también debido a la sobreexposición ya que la soja está al acecho en muchos más productos de lo que nos damos cuenta.

8. Problemas potenciales del corazón

Mientras que el tofu es a menudo comercializado como una alternativa saludable para el corazón a las carnes de animales, ha habido estudios que definitivamente desacreditan esta afirmación. Uno de estos estudios se realizó con sujetos animales y los resultados fueron muy interesantes.

Los investigadores estudiaron específicamente el efecto de una dieta rica en soja sobre la cardiomiopatía hipertrófica (CMH), una condición en la que el músculo cardíaco se vuelve anormalmente grueso y hace que sea difícil para el corazón bombear sangre.

El estudio publicado en el Journal of Clinical Investigation encontró que los ratones alimentados con una dieta de soja exhiben significativamente peor CMH que los ratones alimentados con una dieta libre de soja (proteína de la leche).

Estos resultados del estudio proporcionan evidencia de que una dieta rica en soja puede tener un profundo efecto negativo sobre la salud del corazón.

Alternativa saludable al tofu: el tempeh

Los alimentos a base de soja orgánica fermentados son la mejor alternativa al tofu.

Tempeh Alternativa saludable al tofu

El tempeh se hace de soja fermentada. Su proceso de fermentación, así como su uso en su conjunto te aporta un mayor contenido de proteínas, vitaminas y minerales.

El tempeh es conocido por reducir el colesterol, aumentar la densidad ósea, reducir los síntomas de la menopausia y promover la recuperación muscular.

Además de estos increíbles beneficios, el tempeh tiene la misma calidad de proteína que la carne y contiene altos niveles de vitaminas B5, B6, B3 y B2.

Imágenes de Shutterstock: Bol con tofú y Tempeh

Guardar

Guardar

Guardar

Comentarios
  1. Carmen
  2. Camila Sanjur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *