¿Sabes que dormir poco y engordar están relacionados?

Está clarísimo que tenemos entre manos un problema muy grande con la obesidad y el sobrepeso. Dice la OMS que desde 1980 la obesidad se ha más que doblado en el mundo, que en 2014 el 39% de las personas adultas tenían sobrepeso y el 13% eran obesas. ¡Uau!!! Y no hace falta recordar la gran incidencia que tienen la mala alimentación y el sedentarismo en el riesgo de padecer enfermedades crónicas y de muerte.

Para alcanzar tu peso sano y mantenerlo, debes considerar 4 grandes áreas: alimentación, ejercicio, descanso y emociones. Sí, has oído bien, descanso.

Hoy me quiero centrar en este apartado, (en posteriores artículos hablaré de los otros), ya que sí, de verdad, dormir poco te puede hacer engordar. Y te preguntarás…

¿Qué tiene que ver dormir con mi peso?

Se han realizado varios estudios que relacionan dormir poco y engordar; el no dormir suficiente tiene repercusión en el peso.

Por un lado, se ha visto que el cerebro privado de sueño tiene más dificultades para controlar los impulsos y tomar buenas decisiones. Además, se ve alterado el centro de recompensa del cerebro, que busca cosas que le hagan sentir bien.

Así que, duerme poco y verás que tus ansias por comer comida basura y en cantidad aumentan y que te costará más controlarte.

Por otro lado, la privación de sueño afecta varias hormonas implicadas en el control del hambre y el peso corporal:

  1. Aumentando la ghrelina, que es la encargada de estimular nuestro apetito y prepararnos para la digestión.
  2. Disminuyendo la leptina que es la encargada de señalarnos que ya hemos comido lo suficiente.
  3. Aumentando el cortisol, conocida como la hormona del estrés y que su elevación durante largos periodos de tiempo se ha relacionado con el aumento de la grasa corporal.
  4. Disminuyendo la sensibilidad a la insulina, que también favorece que aumente la reserva de grasas en nuestro cuerpo.

Cómo ves, en todos los casos, no dormir lo suficiente afecta a nuestras hormonas de manera que favorece el ir acumulando kilos de más.

Si duermes poco, también el cansancio es mayor y probablemente tus ganas y motivación para realizar ejercicio físico vayan a la baja.

Así pues, hay varios motivos que explican esta relación entre no dormir lo suficiente y ganar peso.

¿Qué puedes hacer para dormir mejor?

Aquí te dejo algunas indeas que te pueden ayudar a tener un mejor descanso:

  • Tómatelo cómo una prioridad y duerme cada noche 7-9 h que es lo que normalmente necesitamos dormir los adultos.
  • No intentes ganar tiempo restando horas de sueño, haz un esfuerzo por priorizar y organizar bien tu tiempo.
  • Sigue unos horarios de sueño regulares, incluido el fin de semana.
  • Créate un ritual relajante antes de ir a dormir. Leer, escuchar música, meditar…
  • Desconéctate de tu móvil, tablet y ordenador 1 hora antes de irte a dormir y saca la tele de tu habitación.
  • Es importante que el colchón y la almohada sean apropiados y cómodos.
  • Mantén un ambiente relajante en tu habitación.

Me encantará que me cuentes cómo llevas tú el tema del dormir y si duermes lo suficiente.

Imagen Pies en la cama de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *