Setas y verduras anticancerígenas

El artículo de hoy está dedicado a las setas y verduras anticancerígenas y el próximo, tratará las frutas que ayudan a proteger contra el cáncer. Setas, verduras y frutas son los grandes alíados contra el cáncer.

El cáncer es todo tumor maligno que se caracteriza por un crecimiento desordenado de células, originado por una modificación genética de la célula normal, con la característica de invadir los tejidos adyacentes mediante las metástasis. La diseminación de las células cancerosas a otros tejidos u órganos se realiza por contigüidad, vía linfática y vía hemática.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), esta enfermedad está considerada como la 1ª causa de muertes masculinas y la 2ª causa de muertes femeninas en España después de las enfermedades cardiovasculares. El cáncer más frecuente es el de colon, después le siguen por orden de frecuencia el de próstata, el de mama y el de pulmón. Los cánceres más letales con menor porcentaje de supervivencia a los 5 años de diagnosticados son el cáncer de páncreas, de hígado y de pulmón.

Todas las hortalizas protegen contra el cáncer en mayor o menor grado. Esto es debido a su riqueza en betacarotenos o provitamina A, vitaminas C y E y en elementos fitoquímicos de acción antioxidante.

Principales verduras anticancerígenas

  • Zanahoria, por su gran concentración en beta-caroteno, carotenoides y fibra soluble.
  • Tomate, que contiene en vitaminas A, C y E y licopeno, potente antioxidante.
  • Pimiento rojo, muy rico en vitamina C y en capsaicina y licopeno, potentes antioxidantes.
  • Remolacha, debido a su riqueza en vitaminas A y C y en flavonoides como la betanina y el pigmento rojo, con potentes acciones anticancerígenas.
  • Berenjena, abundante en vitaminas A, C y E, selenio, fibra y antioxidantes.
  • Ajo y cebolla, que contienen flavonoides y esencias azufradas que protegen contra el cáncer debido a que neutralizan las células cancerígenas e inhiben el desarrollo de las células tumorales.
  • Setas: los champiñones, siithake y maithake contienen lentinano, un polisacárido que estimula el sistema inmune celular potenciando la función de los macrófagos, linfocitos T y células N killer para destruir las células tumorales y evitar las metástasis del cáncer.
  • Verduras de hoja verde, como lechuga, espinacas, acelgas, escarolas, berros, canónigos, apio, borraja, alcachofas, espárragos, puerros, y repollo. Ejercen su acción anticancerosa por mediación de la clorofila.
  • Coles o crucíferas. Las coles, coles de bruselas, coliflor, lombarda y brécol contienen elementos fitoquímicos como los flavonoides, glucosinolatos y disulfuranos. El brécol es el alimento que más compuestos anticancerosos contiene y, por lo tanto, es el número 1 en la lucha contra el cáncer.

Infografía Propiedades Verduras anticancerígenas

Propiedades saludables de las setas

El conjunto de setas comestibles incluye los champiñones, el siithake, el maithake, los hongos cremini crudos y el portobello crudos. Se conocen otras setas venenosas, cuyo consumo deberíamos evitar.

El otoño es el momento de mayor recolección de setas, con lo cual deberíamos aprovechar el momento para comprarlas y comerlas. Un grupo de médicos australianos publicó una investigación en el año 2009 que demuestra que japoneses y chinos que consumen 10 grs de setas al día tenían un 60% menos de posibilidades de contraer cáncer y si consumían también té verde rico en polifenoles anticancerosos el riesgo de contraer cáncer se reducía al 90%.

Se aconseja consumirlas crudas en ensaladas de verduras, a la plancha, cocinadas con otras verduras o con carne y pescado. Se puede comer como plato único o como guarnición.

Su composición nutritiva se compone de un 90% de agua, hidratos de carbono, fibras, vitaminas B3 o niacina, B9 o folacina, potasio, fósforo y selenio.

Infografía Propiedades saludables de las setas

Beneficios terapéuticos de las setas

  1. Prevención del cáncer: las setas maithake, siithake y champiñones contienen lentinano y fracción D, que podrían evitar el crecimiento de células cancerosas y las metástasis al estimular los linfocitos y los macrófagos.
  2. Fluidifican la sangre al inhibir la agregación plaquetaria que origina trombos en las arterias. Mejoran la circulación sanguínea y previenen el infarto de miocardio, los accidentes cerebrovasculares y otras trombosis. Esta acción es debida al contenido en ácido fólico.
  3. Estimulan el sistema defensivo potenciando la función bactericida de los glóbulos blancos y macrófagos.
  4. Su riqueza en potasio y escasez en sodio favorece la eliminación de líquidos y tiene efectos antihipertensivos.
  5. Su abundancia en fósforo contribuye a la formación del esmalte dental. Mejora el rendimiento intelectual y la memoria, razón que aconseja su consumo en estudiantes.
  6. Son ricas en cobre, mineral que beneficia los sistemas nervioso y vascular y estimula el sistema inmune.
  7. Son abundantes en selenio, mineral que contribuye como antioxidante evitando que los radicales libres oxiden y degeneren nuestras células. Este mineral también es desintoxicante en casos de fumadores, contaminaciones por metales pesados, etc.
  8. Su riqueza en vitamina B2 estimula el buen funcionamiento del cerebro, la salud mental, mejora la vista y evita la caída del pelo.

¿Forman las verduras parte de tu dieta diaria? Si no es así, espero que este artículo haya servido para hacerte ver la importancia de que así sea.

Imagen de Shutterstock: Verduras y setas

Comentarios
  1. Julio Valgañon Pérez
    • Paloma Perez del Pozo
  2. JUAN L.OYARZUN RUIZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *