Incluye sopa en el menú semanal todo el año

Estamos entrando en una época del año en que el frío y la lluvia son lo habitual; ello hace que en muchos hogares esté presente la sopa en el menú semanal.

Por eso, hoy quiero contarte cuáles son los beneficios que tomar sopa pueden aportarte. Aunque quiero hacer una aclaración, la sopa no es sólo para el invierno, hay muchas recetas de sopas frías que son ideales para tomar en épocas de calor.

Cuando hablo de sopa, me refiero a un plato fundamentalmente líquido con algunos ingredientes sólidos, no a una crema (más espesa que la sopa) o a un plato donde lo sólido ocupa más espacio que el caldo.

La sopa es un plato familiar y nutritivo

Una de las cosas buenas que tiene la sopa es que es un plato que por su variabilidad se adapta perfectamente a todo tipo de gustos y edades, aunque de todos es sabido que a Mafalda no le gusta la sopa. Hablar de sopa y no nombrar a Mafalda es casi imposible 😉

Mafalda y la sopa en el menú semanal

No sólo niños, ancianos, deportistas… es ideal para todos ya que se pueden incluir una gran variedad de ingredientes en su preparación (verduras, legumbres, pasta, carnes, pescado…). Este plato permite reunir varios alimentos diferentes y hacer que la dieta sea variada en cuanto a sus nutrientes.

Así, puedes preparar una sopa que no sea sólo rica para el paladar sino también muy nutritiva, ya que las vitaminas de la verdura o las proteínas de legumbrescarne o pescado, se quedan en el líquido a tomar. Sin embargo, evita prepararla con carnes grasientas, chorizos y similar; aunque pueda saber muy rica, no es recomendable abusar de las grasas saturadas.

Para comer, de primero, sopa

Tomar una sopa templada como primer plato produce un efecto saciante. Esto ayuda a comer menos cantidad detrás, lo cual es ideal para personas que están a dieta y, también ¿por qué no? para las demás. Es perfecta para cenar y no tiene porqué ser un plato muy calórico aunque sí nutritivo.

Dada la variedad de sopas que se pueden cocinar, tomar sopa cada noche no tiene porqué ser aburrido. Más abajo encontrarás enlaces a algunas recetas por si las quieres probar y tener otras ideas para incluir la sopa en el menú semanal.

Sopa para la hidratación

En entradas anteriores ya te hemos contado la importancia que una buena hidratación tiene para el organismo. Tomar sopa contribuye a que así sea, ya que el agua es el ingrediente fundamental de este plato. Así, también se obtiene beneficio de los minerales que aporta el agua: cloro, aluminio, flúor, estrógenos, plomo y cobre.

No obstante, pueden prepararse sopas con otros líquidos, como es el caso de la vichyssoise, en la que se utiliza leche en lugar de agua. Entre las propuestas que te hago al final, encontrarás una sopa elaborada a base de melón.

Tomar sopa para relajarse

Sí, has leído bien. ¿Por qué no tomarte una sopita caliente en vez de un té o un café en momentos de estrés? Aunque no sea fácil en todas las circunstancias, un plato de sopa o una taza de caldo calentito pueden ayudar a calmarte en momentos de estrés.

Si acostumbras a tomar un café o un pincho a media mañana en la pausa del trabajo, ¿por qué no pedir un caldito caliente si estás estresado?

Recetas de sopas

He recopilado algunas recetas de sopas cuya preparación no es laboriosa que espero te gusten. Si no tienes mucho tiempo para lavar y cortar verduras (a veces es lo más engorroso), siempre puedes echar mano de verduras congeladas que ya vienen listas para ser cocinadas 😉

¿Sueles incluir sopa en el menú semanal de tu familia?
¿Tienes alguna receta de sopa que suelas preparar o que te guste especialmente? ¿La compartes?

Imagen Sopa de pesado y verduras de Shutterstock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *