Sordera y otitis: 2 enfermedades frecuentes de los oídos

Otitis, sordera y vertigo son las enfermedades más frecuentes de los oídos. Puedes leer el artículo publicado sobre el vértigo que enlazo. Hoy trataré la sordera, el 3er problema más frecuente de los ancianos y la otitis, una enfermedad que se da con mucha frecuencia en niños.

La sordera, una enfermedad frecuente en ancianos

La presbiacusia o sordera de los ancianos es el 3er problema más frecuente de los ancianos después de las artrosis y los problemas cardiovasculares. Lo padecen el 30% de los ancianos. En España la cifra de sordos es superior al 1.000.000 de personas.

La sordera es la disminución de la capacidad auditiva ligada al envejecimiento y se debe a un déficit del sistema de integración cerebral, a otosclerosis de los huesecillos del oído medio, demencia senil o enfermedad cerebro-vascular, traumatismos agudos por exposición al ruido de forma continuada y medicamentos tóxicos para el oído.

Síntomas de sordera

Sus síntomas son hipoacusia para los sonidos agudos y algo para los graves, sordera y aislamiento social debido a las dificultades de la comunicación.

Las personas que padecen sordera, presentan dificultad de compresión en ambientes ruidosos, en conversaciones muy rápidas así como entorpecimiento de la localización de la fuente sonora en los ambientes ruidosos. Se aíslan y deprimen.

Clasificación de las sorderas

Sordera de transmisión

Impide la correcta transmisión del sonido a través del oído externo y medio.

  • Tapón de cera.
  • Malformaciones congénitas del oído externo o medio: ausencia de tímpano, huesecillos, oreja.
  • Infecciones o inflamaciones del conducto auditivo externo.
  • Infecciones o inflamaciones del conducto auditivo medio: timpanitis, otitis, afecciones de los huesecillos del oído.

Sordera de percepción

Se produce por la imposibilidad de las vías nerviosas para transmitir el sonido desde el oído al cerebro.

  • Alteraciones de los receptores neuro-sensoriales del órgano de Corti y del nervio auditivo.

Deficiencias auditivas

  1. Leves: umbral de 20 a 40 decibelios.
  2. Media: umbral entre 40 y 70 decibelios.
  3. Severa: umbral entre 70 y 90 decibelios.
  4. Profunda: umbral superior a 90 decibelios.

Diagnóstico y tratamiento de la sordera

La sordera se diagnostica con otoscopio, audiometría y logoaudiometría.

Sus medidas preventivas están basadas en:

Dieta para prevenir la sordera

Está basada en el consumo de alimentos ricos en:

  • Vitamina A: espinacas, zanahoria, berro, calabaza, borraja, naranjas, etc.
  • Vitamina B1: judías, guisantes, carnes, lácteos, cereales, legumbres y algunos frutos secos.
  • Potasio: plátanos, melón, naranjas, espinacas, tomate, aguacate, legumbres, carnes y productos lácteos.
  • Magnesio: leche, cereales integrales, legumbres, frutos secos y algunas verduras.
  • Zinc: algunos mariscos, gambas, nueces, leche, pan integral y carnes magras.

La sordera se soluciona mediante el empleo de audífonos. Otros tratamientos son el consumo de fármacos antiinflamatorios y antibióticos para tratar las otitis y la cirugía en algunas patologías como las congénitas, perforación del tímpano, drenaje de pus, etc.

Imagen Shutterstock

La otitis, una enfermedad frecuente en niños

La otitis es una inflamación del oído que se presenta con frecuencia en niños pequeños y es la causa más frecuente de consultas con el otorrinolaringólogo.

La otitis media es una inflamación de la mucosa que recubre el oído medio, zona comprendida por la caja timpánica que se separa del oído externo por la membrana timpánica, contiene también la cadena de huesecillos como el martillo, el yunque y el estribo cuya principal función es transmitir el sonido.

Clasificación de las otitis

Las otitis medias se pueden clasificar en agudas y crónicas.

Las otitis agudas duran menos de 3 semanas y son debidas a infecciones catarrales, gripales, estafilococos, estreptococos, etc.

Las otitis crónicas duran 12 semanas.

Causas de la otitis

Las causas son procesos alérgicos, resfriados e infecciones de los senos, exceso de saliva, infección o alteración anatómica de las amígdalas o vegetaciones, irritantes como el humo y el tabaco.

Según el líquido que coloniza el oído medio, se clasifican en seroso como si fuera agua, mucoso con moco o purulento a modo de pus.

Síntomas de la otitis

Los síntomas son dolor intenso que desaparece cuando se perfora el tímpano, fiebre, vómito, irritabilidad y, si se ha perforado el tímpano, aparece una supuración en el oído externo.

Diagnóstico y tratamiento de la otitis

La otitis se diagnostica con otoscopia, que es la visualización del tímpano inflamado a través de un otoscopio.

otitis enfermedad infantil

El tratamiento curativo se realiza con antibióticos y antiinflamatorios y mediante drenajes del tímpano y limpieza de la supuración.

El tratamiento preventivo se realiza tomando las siguientes medidas:

  • Limpieza correcta del conducto auditivo externo.
  • Tapones auditivos para bañarse en las piscinas.
  • Evitar las alergias, catarros e infecciones.

Además, es muy conveniente seguir una dieta adecuada rica en los siguientes alimentos:

  • Frutas y verduras ricas en vitaminas A: las espinacas, las zanahorias, el berro, la borraja, la alhabaca, la calabaza, el tomate, los espárragos y las coles de bruselas.
  • Alimentos ricos en vitaminas B: legumbres, carnes, lácteos, yema de huevo, los cereales integrales, los espárragos, los guisantes, las endivias y las espinacas.
  • Alimentos ricos en magnesio: elemento relajante y regenerativo en las otitis. Lo contienen los quesos, la leche, la soja, las judías, las espinacas, el maíz, los espárragos, las calabazas, los pepinos y los cereales integrales.
  • Alimentos ricos en zinc que incrementa nuestras defensas para combatir la otitis. Se localiza en los mariscos, las gambas, las nueces, la leche, el pan integral y las carnes magras.
  • Alimentos ricos en potasio que elimina los líquidos y secreciones infectadas. Sus fuentes son los plátanos, las espinacas, el tomate, el aguacate, las legumbres, las carnes, el pescado y los productos lácteos.

También se deben sustituir las grasas saturadas por grasas insaturadas presentes en el pescado azul y nueces.

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Señora con la mano en el oído, Niña en la consulta del otorrino y Señora con audífono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *