Suplementos naturales para protegernos en invierno

En este artículo hablaremos sobre 4 suplementos naturales, complementos nutricionales que son beneficiosos para prevenir y combatir las molestias más habituales en los meses de invierno.

Todos sabemos que durante la temporada de invierno pueden llegar toda una serie de problemas de salud, como la gripe, la fatiga, el agotamiento, así como problemas gastrointestinales causados por virus o simplemente por el cambio de estación.

4 suplementos naturales para el invierno

Equinácea: La clave para prevenir las enfermedades de la temporada de invierno

La equinácea es uno de los remedios naturales más populares y considerado como un auténtico antibiótico natural.

Se utiliza para fortalecer el sistema inmunológico y luchar contra las influencias estacionales. Es uno de los suplementos naturales que siempre deberíamos de tener en casa.

La equinácea es rica en propiedades y beneficios para la salud, funciona muy bien ayudando al sistema inmune para defendernos contra microorganismos patógenos. Se recomienda tomar equinácea como prevención y también que una vez has contraído el resfriado o la gripe.

Ginkgo Biloba: Ayuda a adaptar tu cuerpo al invierno manteniendo los niveles de energía

El Ginkgo Biloba es un suplemento herbal que está indicado en todos aquellos casos en los que al cuerpo le cuesta adaptarse a los cambios de estación, cambios constantes de rutina.

Así mismo, es recomendable para aquellas personas que sufren ansiedad y estrés continuo, especialmente durante el invierno ya que es una estación en la que tendemos a sentirnos tristes y perezosos, debido a la disminución de las horas de luz.

El extracto de gingko biloba protege las estructuras nerviosas y vasculares.

Es un estimulante natural que activa la circulación, ayuda a mantener la energía, mejora la concentración e incluso los estudios muestran que el ginkgo biloba tiene propiedades beneficiosas mejorar el estado de ánimo, por lo que podría jugar un papel importante como antidepresivo natural, ya que aporta bienestar general.

Probióticos: Defensas naturales para proteger la flora intestinal y el sistema digestivo en invierno

Durante la estación fría, es esencial contar con una buena salud intestinal ya que el riesgo de debilitar del sistema inmunológico es más alto en invierno y en el intestino reside la mayor parte de nuestros anticuerpos. Es fundamental el bienestar de la microflora bacteriana que coloniza y protege la mucosa gastrointestinal, de lo contrario el sistema inmunológico se debilita.

Propiedades y beneficios saludables del kéfir

Entre los beneficios de los probióticos, podemos destacar sus propiedades antiinflamatorias, ya que ayudan a reducir la inflamación intestinal de forma positiva y también se encargan de equilibrar la flora intestinal. Por esta razón, es muy recomendable tomar probióticos en invierno, momento en el que el cuerpo es más propenso a ataques de virus y es más sensible frente a los cambios bruscos de temperatura.

Dados sus muchos beneficios, los médicos también aconsejan tomar probióticos durante o después de un tratamiento con antibióticos. Debido a las consecuencias destructivas que tienen este tipo de fármacos sobre las bacterias intestinales, los probióticos ayudan a proteger tanto la microflora bacteriana como el sistema digestivo.

¿Cómo mantener los niveles de vitamina D durante el invierno?

La vitamina D es esencial para absorber el calcio y mantener fuerte la estructura ósea y es una vitamina fundamental para prevenir y tratar la osteoporosis.

En invierno tendemos a estar más en casa para protegernos del frío, los días son más oscuros y con menos horas de sol, por ello las reservas de vitamina D que hemos absorbido en verano acaban disminuyendo dramáticamente, tanto en jóvenes como personas de más avanzada edad.

Vitaminas liposolubles D, E y K: propiedades y fuentes alimentarias

Existen numerosas fuentes con una buena cantidad de vitamina D como el atún, salmón, leche, yogurt y los cereales.

Sin embargo, si su consumo no es suficiente para obtener la dosis diaria recomendada, puede provocar una deficiencia de vitamina D. Por ello será necesario durante el invierno tomar un suplemento de vitamina D y asegurar que obtienes la cantidad necesaria (entre 800 y 1000 UI) para que te aporte todos sus beneficios para la salud.

Comparte con nosotros qué alimentos, complementos nutricionales y suplementos naturales forman parte de tu dieta durante el invierno.

Imagen de Shutterstock: Mujer en casa en invierno

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *