Vivir sin dietas pensando en tu salud no en tu talla

Vivir sin dietas pensando en tu salud y no en tu talla SÍ es posible.

Malos alimentos y malos pensamientos

Cuando se habla de dietas para perder peso, de dietas con una restricción alimentaria, te digo aún a fuerza de parecer repetitiva, que por norma no se tiene en cuenta lo especial que es cada persona, ni el dolor emocional que se produce en cada uno de los intentos fallidos por adelgazar de forma inmediata y poco saludable.

Las secuelas físicas son evidentes, se notan en tu cuerpo, las secuelas psicológicas son las que permanecen en la sombra y las que cuesta más descubrir para que se puedan curar.

Las pautas que duelen

La felicidad de ver que puedes “entrar” en una talla que te parecía imposible se desvanece cuando te saltas algunas de estas pautas que te han mandado, cuando la culpa y la ansiedad te hacen sentir que no vales y cuando, además, te das cuenta que todo el sacrificio no tiene esa deseada recompensa que perdure en el tiempo.

Comienzas a vivir en una constante conciencia de dieta, la empiezas a tener grabada a fuego y esto hace que tus valores como persona giren en torno a los excesos o restricciones que hagas con la comida.

Es como si valieses por lo que comes o dejas de comer, vapuleando tu autoestima, mientras tu valía personal se pierde detrás del último trozo de chocolate que sacaste de tu nevera.

Eres lo que comes

La preciosa frase de “Eres lo que comes”, tiene una connotación maravillosa que te potencia y te invita a cuidar de ti cada día, porque eres la calidad de lo que comes y no la cantidad, y además, eres cada una de las emociones que sientes frente a cada alimento.

Las dietas no funcionan. Fracasan desde este punto de vista restrictivo, desde la pauta de lo inmediato, desde las píldoras mágicas que te hacen sentir la urgencia de la operación bikini, de desear entrar en poco tiempo en aquel pantalón en el que no cabes desde hace mucho y alcanzar rápidamente unas tallas que nada tienen que ver con tu peso saludable.

Programa Vivir sin Dietas

Eres mucho más que un cuerpo

El cuerpo emocional y el cuerpo físico van de la mano, son uno sólo y no debes pensarlos ni sentirlos por separado, tampoco es necesario engancharte a los cánones de la moda ni a los conceptos erróneos que te adjudican tus rancias creencias o tu entorno.

Los kilos de más que tú tienes, son capas de protección que te has ido poniendo para poder llegar hasta aquí, por esto es tan importante que entiendas la raíz de esos dolores, de esos bloqueos de los cuales, aún hoy, te proteges y así poder curarlos, poder quitar las adicciones con la comida sin que te suponga un proceso doloroso, aprender a desplazar los hábitos que te perjudican, haciéndolo de forma amable, reaprendiendo a disfrutar de la comida y volver, como un niño, a jugar entre fogones.

Comer, compartir, disfrutar

Comer y cocinar, disfrutar y compartir, sin prisas, sin esa sensación de inmediatez y sin mentalidad de dieta, sólo por el hecho de pasártelo bien. Ésta es la única manera de que alcances ese estado de bienestar, plenitud y alegría.

Con esta base y para que las dietas dejen de hacer daño a las personas creamos el programa “Vivir sin Dietas”. Lo hicimos teniendo en cuenta todos estos factores, porque nos hizo entender y sentir ese dolor tan arraigado en cada una de las personas que nos explicaban como recorrían una y otra vez este laberinto de intentar perder peso, parecer que lo logras, pero es solamente por un tiempo para volver a estar, una vez más, en el punto de partida con esa constante sensación de fracaso

Tu peso saludable

El peso que es bueno para ti no se mide por el número de una talla, sino que es ese peso con el que te encuentras bien, el que te permite llegar con tu cuerpo exactamente al mismo lugar que deseas alcanzar con tu mente, sin sentir límite alguno y olvidarte para siempre de contar calorías, de comer con culpa y recordar que reír y pasear es también un buen ejercicio.

 Vivir-sin-dietas-talla-belleza

Pensando en tu salud y no en tu talla

Creamos el programa “Vivir sin Dietas” pensando en tu salud no en tu talla, además reconocemos que nos apasiona comer y disfrutar con la familia y los amigos, porque amamos cocinar, crear y compartir, descubrir alimentos y crear recetas, venerando la salud con cada ingrediente, queremos decirte desde el corazón, que abandones para siempre los dolores que te producen las dietas, porque ya es hora de que te reconcilies con la comida y empieces a sentirte mejor y mejor cada día de tu vida.

Tu cuerpo es tu cofre y en él está tu libertad, sólo te hace falta encontrar la llave que te haga entender que hay una manera de hacer todo esto realizable.

Puedes empezar a unir mente, corazón y razón y decidirte a celebrar la vida.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *