fbpx

Café canario: cómo preparar un delicioso café Barraquito

Café canario: cómo preparar un delicioso café Barraquito

Tomado de mil formas diferentes a lo largo y ancho del planeta, desde el ristretto más puro hasta el afrutado de los cafés de altura cultivados en África o Centroamérica, el café es la bebida por antonomasia para una gran parte de la población mundial. Seguro que lo has probado en infinidad de variantes pero, ¿sabes que hay un café típico de España, cultivado aquí exclusivamente y está considerado uno de los más exclusivos del mundo?

Si eres un amante del café y aún no lo conoces, sigue leyendo y descubre por qué el café canario, el Barraquito, es tan especial.

Café en España. Historia y curiosidades

Cuenta la leyenda que la planta del café y su cultivo datan de hace al menos mil años, cuando un joven pastor de la región de cuerno de África comenzó a observar comportamientos extraños en su rebaño de cabras, excitación, brincos y actividad mucho más frenética de lo normal.

Sorprendido por este hecho, investiga y encuentra cerca un arbusto con frutos rojos. Los arranca y les lleva una muestra a un grupo de monjes que se encontraba en las cercanías. Estos prueban estos frutos frescos pero ante la imposibilidad de comerlos crudos, proceden a hervirlos. En un primer momento, intentan beber la infusión pero al tener un sabor excesivamente amargo la desechan y tiran a las brasas.

Al poco tiempo, comienzan a percibir un agradable olor a tostado, prueban de nuevo la infusión a partir de estos granos y ahora ya sí, descubren su sabor agradable. Se acostumbran a tomarlo y corroboran así el mismo efecto en su cuerpo que el que se había producido sobre las cabras (algo que les venía de perlas para poder prolongar sus noches en vigilia dedicadas a la oración).

Acababan de descubrir que ese pequeño arbusto al que hasta entonces nadie hacía caso, es el cafeto y constituye la base del café moderno.

Serán los árabes los que se encarguen en un primer momento de su distribución por medio mundo dando paso a los conquistadores holandeses e ingleses de los siglos XVI y XVII que definitivamente lo expanden por todo el globo terráqueo.

¿Por todo? Efectivamente, el café llega a un lugar que a priori no tenemos nunca en mente cuando pensamos en los productores de café: Las Islas Canarias.

A finales del siglo XVIII, a través de Tenerife se introduce bajo el reinado de Carlos III la orden de que “se preparen plantíos para sembrar y plantar semillas procedentes de América y las Indias”. Esto es así debido a que en estas islas se dan las condiciones climáticas propicias para recrear los cultivos de estas partes tropicales del mundo. Así, se crea el Jardín de Aclimatación de la Orotava en la isla de la Gran Canaria y llegan los primeros buques cargados de semillas y plantas listas para ser cultivadas.

De esta forma, el café se introduce en el día a día de los habitantes de la isla pero en especial en la parte Noroeste de la isla, en el municipio de Agaete. Aquí, debido a las especiales condiciones climáticas el café es considerado por todos como el de mayor calidad.

Esto propició que la población se volcase en su cultivo a una mayor escala aunque debido a las caídas de precio durante el siglo XX, la explotación cedió lugar a otros más rentables y el cultivo se vio abocado a reducirse a pequeñas parcelas alrededor de estos cultivos más grandes. 

¿Por qué es tan especial este café canario? 

De variedad arábica, procedente directamente de Etiopía, el sabor es especialmente aromático y con un nivel de cafeína moderado. Esta variedad es cultivada normalmente en América y Asia, por lo que por su cultivo en las Islas lo podemos considerar como único a nivel europeo. 

Debido a su poca productividad, el consumo durante décadas fue reducido únicamente al de las propias familias que lo cultivaban, haciéndolo práctica y únicamente por tradición. Sin embargo, a partir de 2002 los productores locales decidieron agruparse y crear la asociación Agroagaete, dedicada a la conservación y comercialización a nivel nacional del producto.

Con una producción muy pequeña que en los mejores años no suele llegar a las 10 toneladas, se ha convertido en uno de los cafés más solicitados del mundo llegando incluso a tener un valor en torno a los 50€/kilo.

Siendo tan escasa la producción de café canario, ¿por qué tiene tanta fama el Barraquito? Es por la materia principal para hacer una de las formas más deliciosas de tomar café: el “barraquito”. Una mezcla de café largo con leche condensada, corteza de limón, una pizca de canela y un pequeño toque de alcohol dulce: el típico ron de las Canarias.


Receta para preparar un delicioso café Barraquito

Aunque al tratarse de una bebida tradicional y autóctona no existe una única receta. Tampoco es necesario hacerlo con una cafetera automática de las que están tan de moda en estos días.

Veamos como preparar un delicioso café Barraquito.

  • Tomamos un pequeño vaso y añadimos en primer lugar la leche condensada.
  • Posteriormente y con cuidado vertemos el café con mucho cuidado y después la leche.
  • Ya sólo falta darle el verdadero toque especial: una ramita de canela en rama, corteza de limón (sin rallar) y el toque de alcohol dulce.

El Barraquito es una verdadera delicia. Aunque este café canario es desconocido por la gran mayoría de amantes del café, merece una oportunidad entre los típicos capuccino, moka o expresso. ¿Lo has probado ya? ¿O te animarás a probarlo ahora que ya sabes de su existencia?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *