Cuidados mínimos para unos dientes perfectos y una sonrisa bonita

dientes perfectos y sonrisa bonita

No es la primera vez que tratamos en el blog el tema del cuidado de la boca, ya que ello es una cuestión de salud. Y, además, tener unos dientes perfectos nos servirán para tener una sonrisa bonita.

Una sonrisa bonita es una de esas características que cualquier persona podría desear, aunque las hay muy diferentes y todas tienen su encanto. La belleza de una dentadura perfecta habla por sí sola.

Tener unos dientes perfectos no es tarea fácil, incluso en casos en que la colocación de forma natural es correcta y la limpieza excelente, pueden surgir problemas, por cuestiones genéticas, rotura accidental o alimentos y costumbres que dañan el esmalte.

Higiene necesaria para unos dientes perfectos y blancos

Para mantener una boca sana es primordial lavarse los dientes adecuadamente después de cada comida. Esto es algo que siempre se dice y no todo el mundo lo cumple.

Las manchas dentales pueden aparecer por distintos motivos, pero es muy común su aparición precisamente por la falta de higiene. Para ese tipo de manchas superficiales se puede acudir al dentista a hacerse una limpieza.

No obstante, también hay otro tipos de manchas que calan en el interior del diente y pueden estar causadas por alguna enfermedad, un medicamento, el tabaco o algunas comidas y bebidas.

En estos casos, la forma de eliminarlas es con un blanqueamiento dental. Cuando se comienza con un tratamiento de este tipo hay varios detalles a tener en cuenta y que se deben seguir para que tenga el efecto deseado. Por ejemplo, no fumar, evitar tomar bebidas o alimentos que manchen como el café, té, vino o frutos rojos.

De todos modos, para evitar oscurecer los dientes con bebidas carbonatadas y similares, siempre puede recurrirse al uso de una pajita, con lo que el líquido no entra en contacto directo.

Así mismo, para cuidar la dentadura es aconsejable evitar las comidas con mucho azúcar, y en el caso de la aparición de caries, acudir cuanto antes al dentista.

Ocultar o corregir la malposición dental

Cuando los problemas dentales vienen por una malposición, se puede recurrir a las carillas dentales.

Éstas hacen la función de rodear al diente como una especie de funda que da el aspecto de un diente natural. En casos en los que hay una gran separación entre dientes, el error quedaría subsanado. Las carillas son también muy útiles cuando hay un diente roto, ya que parecerá uno normal, como si nunca hubiera sufrido la fractura.

Otro modo de arreglar unos dientes desordenados sería la ortodoncia, que gracias a los avances que se han hecho en los últimos años, es posible llevarla sin que apenas sea vista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com