fbpx

Protocolo en la mesa: Etiqueta, protocolo y normas sociales en la mesa

Protocolo en la mesa: Etiqueta, protocolo y normas sociales en la mesa

Comportarse en la mesa, saber cómo debemos colocar los platos y los cubiertos, qué posiciones y posturas son las correctas ante nuestros invitados y en la vida familiar, son normas y costumbres sociales que hacen más agradable la convivencia entre seres humanos.

Vamos a exponer en varios artículos una serie de apuntes prácticos muy útiles sobre etiqueta, normas sociales y protocolo en la mesa. Quizás gran parte de ellos te parezcan excesivos, pero nunca se sabe en qué momento o circunstancia, tendremos que observar alguna que otra de todas estas normas.

Generalidades básicas de protocolo en la mesa

Desde finales del siglo XVI, fecha en la que se comenzaron a utilizar los cubiertos, las modas han traído una serie de reglas aplicables a cualquier circunstancia. Veamos algunas generalidades básicas del protocolo en la mesa.

  • Cada comensal debe tener un área de 60 cm. de diámetro a su alrededor en la mesa, para moverse con comodidad.
  • Nunca se debe de meter el asiento de la silla por debajo de la tabla de la mesa. Su borde no debe apenas rozar el mantel.
  • La mesa no ha de estar muy pegada a la pared, porque además de agobiar a los invitados, el personal de servicio -si lo hubiera- no podrá atenderlos como es debido.
  • Nunca se deben de utilizar vajillas, cristalerías o cuberterías rayadas o en mal estado.
  • Los elementos de la vajilla tienen que armonizar con los de la cubertería. De igual forma, el mantel debe ser acorde con el estilo del salón donde se sirve la comida.
  • Una buena comida jamás debe ser muy copiosa ni excederse en la bebida.
  • No es aconsejable colocar centros de flores olorosos o que dificulten la visión.
  • Los cubiertos se deben coger por la parte central.
  • La cuchara se introduce en la boca de frente y no de lado, aunque sin girar mucho la muñeca porque es poco elegante.
  • Nunca se debe usar el cuchillo para llevar comida a la boca, ya que además de resultar de pésima educación, puede ser incluso peligroso.
  • Con la mano derecha cogeremos la cuchara sopera, la de postre, la de café, la de moka (cuando el café se toma solo), el cuchillo de carne, la pala de pescado y el cuchillo de postre.
  • La mano izquierda nos servirá para manejar el tenedor de carne, el de pescado y el de postre.
  • En el caso de que una persona sea zurda, puede invertir el orden de uso de los cubiertos.
  • Hay que ser muy puntuales.
  • Una vez sentados, las manos quedan sobre la mesa, y no se empieza a comer hasta que la persona anfitriona lo haga.
  • Salvo una necesidad de primer orden, nunca nos levantaremos antes de que la persona anfitriona anuncie que se pasa a tomar café.
  • Si nos tenemos que levantar, se pedirán disculpas y se dejará la servilleta en el lado izquierdo del plato.
  • El pan se corta siempre con las manos.
  • La forma correcta de limpiarse la boca es llevando la servilleta a la mitad de la boca. No es correcto limpiarse en la comisura de los labios.
  • Al terminar la comida, la servilleta se dejará a la derecha del plato y sin plegar.
  • Los palillos jamás se deben de usar en una comida de protocolo.

 

Cómo organizar un almuerzo sin personal de servicio

Comportarse en la mesa no es un tópico de clases sociales altas, sino que cualquier individuo debe preocuparse por actuar dignamente frente a los demás siguiendo las normas básicas de protocolo en la mesa.

La mesa

Estará completamente puesta: el primer plato, los cubiertos correspondientes, el segundo y postre. Las copas de agua y de vino; el plato del pan; las servilletas dobladas encima del plato con una forma original; el centro de flores en el medio y algún detalle sugerente como un cenicero de cristal.

Los cubiertos

Se disponen de la siguiente manera: Los tenedores a la izquierda del plato, porque con esta mano es con la que los utilizaremos. Los cuchillos a la derecha. Los que se sitúan pegados al plato serán los que vayamos a utilizar para el segundo, con lo cual los que están a continuación de éstos serán los usados para el primer plato. Es cuestión de lógica y comodidad.

Los cubiertos de postre se sitúan arriba del plato, en la parte superior. Pegado a él pondremos el tenedor, con el mango dirigido hacia el lado izquierdo. Por lo tanto, la cuchara estará situada sobre el tenedor, con el mango hacia la derecha.

Las copas

La del agua tiene que ser más alta que la del vino. El agua estará servida antes de empezar a comer, ya que, recordemos, no tenemos servicio. El vino, en cambio, estará en una jarra puesta en la mesa.

Mesa auxiliar

Estará siempre cerca del/a anfitrión/a y recurriremos a ella para cambiar los primeros platos con los segundos y también con los de postre. Servirá igualmente para tener disponible las fuentes del segundo plato y los postres si es posible, no a la vista de las fuentes del segundo plato.

En el momento en que hayamos terminado con éste retiraremos el plato del pan, el vino y los saleros, junto con los demás cubiertos para que sólo quede la jarra de agua y los cubiertos de postre con su correspondiente plato.

 

Cómo debe ser la mesa en una cena con personal de servicio

En una cena con cierta categoría siempre se debe disponer de servicio que ofrezca las fuentes de los primeros platos y de los segundos, que los retiren al igual que los cubiertos, y que sirvan las bebidas de agua y vino.

Si queremos que todo salga perfecto y que nuestros invitados se lleven una espléndida impresión, hemos de recordar las normas que se exponen a continuación.

La colocación en la mesa

El protocolo en la mesa indica que es la misma que en el almuerzo y, como norma general, el plato debe de estar centrado, cercano al borde de la mesa; los cuchillos, recordamos, se colocan a la derecha y con los dientes hacia dentro.

Pegado al plato, el que utilizaremos en el segundo servicio de comida y a los lados exteriores los que usemos en el primer plato, estén colocados a la misma altura, con lo cual habrá desnivel en la parte superior de los cubiertos.

Las copas y el pan

A diferencia del almuerzo, se utilizarán tres en la cena: la copa del agua, que es la más alta; la del vino blanco; que es la mediana, y la del tinto, que es la más baja. Ni el agua ni el vino estarán servidos, ya que nos los ofrecerá el personal de servicio.

Colocación del plato del pan

El plato del pan siempre ha de estar colocado a la izquierda del plato central y muy pegado a éste.

Tarjetas y adornos

En estas cenas siempre tiene que haber tarjetas con el correspondiente nombre del invitado, delante del plato.

En una cena, como norma obligatoria, hay que decorar la mesa con velas o candelabros. Así como en un almuerzo no existe ninguna norma de cómo debe ser el mantel, en una cena siempre ha de ser blanco y con algún bordado.

En medio de la mesa habrá un centro de flores no muy alto para que se puedan ver los invitados durante el banquete. Si la mesa es muy larga podemos poner dos centros más pequeños a los lados. Las flores siempre tienen que ser frescas e inodoras.

Dónde se sitúan los invitados

Al igual que en el almuerzo, señores y señoras se intercalan y a la derecha de los anfitriones se sientan los personajes más importantes. El servicio empezará por servir a la anfitriona por su lado izquierdo y seguirá a los demás invitados por esa misma dirección. En el momento de retirarle el plato usado, lo hará por el lado derecho, para colocar el plato limpio por el izquierdo.

 

Cómo preparar una cena protocolaria

Una cena protocolaria requiere distinción y elegancia. En estos casos uno de los principales problemas puede ser el orden de colocación de los invitados, ya que el número de los asistentes es normalmente muy elevado.

El servicio y los detalles que decoran la mesa han de ser cuidados al máximo. Por norma general tendremos que recordar los puntos de protocolo en la mesa que a continuación se describen.

El primer plato

Antes que nada tengamos en cuenta que siempre se utiliza un plato de base que normalmente es de plata, con un pañito en el centro que sirve para fijar los demás platos que se pongan sobre éste.

Es muy corriente que en estas cenas se tome un consomé. En este caso, es norma protocolaria que la taza vaya acompañada de un plato debajo de ésta. Al retirar éste servicio primero, se quitará el plato grande junto con el de consomé y su correspondiente taza y la cuchara, quedando únicamente el plato de base de plata.

Junto a las tres copas, de agua, vino blanco y vino tinto, se coloca también la de cava, detrás de estas tres.

Un segundo plato de pescado

Normalmente, después del consomé se tomará un segundo de pescado. Por eso los cubiertos correspondientes se situarán más afuera que los de la carne, ya que los usaremos en tercer lugar y, por lo tanto, se sitúan más pegados al plato. Así, para resumir, el orden de utilización corresponde al orden de colocación, siempre de fuera hacia adentro.

Los postres

Los cubiertos de postre se sitúan sobre el plato y siempre los mangos dispuestos en la dirección de nuestras manos, es decir, la cuchara con el mango hacia la derecha, ya que la cogemos con esta mano y la primera; el tenedor, hacia la izquierda y pegado al plato, ya que lo utilizamos en segundo lugar.

Recordemos que, con el postre, el plato de base de plata se retira. Si vamos a tomar fruta, junto al plato de postre, que el servicio nos colocará por la izquierda, vendrá el lavafrutas encima de este plato.

El mantel debe ser blanco con bordados. Las velas pueden ir sobre soportes de cerámica, plata, etc., y tienen que estar un poco quemadas. Aparte de las centrales, que son más altas, podremos poner otras más pequeñas a cada lado.

 

En el siguiente artículo de la serie Protocolo en la mesa veremos los tipos de colocaciones en la mesa y la colocación de elementos en la mesa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com