5 pasos para tratar el cutis graso con remedios caseros

Tener piel grasa es más frecuente de lo que suponemos y no es una problemática elitista propia de algún tipo de mujeres sino también de los hombres.

tratar el cutis graso con remedios caseros

Se llama cutis graso cuando la piel produce más aceites naturales que lo normal lo que trae como consecuencia poros dilatados, una piel gruesa, y un brillo que aparece cada determinada cantidad de horas. Además de acumularse esa grasa en los poros junto con la suciedad provocan puntos negros, que aliados a bacterias producen el acné.

Sin embargo, la piel grasa también tiene sus ventajas:

  • Retiene la elasticidad y resiste las arrugas por más tiempo que la piel normal.
  • Es más resistente a los efectos perjudiciales del sol.
  • Es más fácil de tratar que la piel seca.

Existen muchos tónicos y limpiadores en el mercado, pero todos poseen elementos químicos.

👉 ¿Es el acné un signo de un desequilibrio hormonal?

Remedios caseros para no tener el cutis graso

Limpieza diaria

Es importante realizar una rutina de limpieza todos los días para que el sebo o grasa esté controlado. Debemos lavar la piel con agua tibia, facilitando así la eliminación del exceso de aceite.

Es aconsejable no usar productos que hidraten la piel sino un jabón neutro o los que son específicos para piel grasa.

En el caso de tener acné, se debe efectuar el lavado con un jabón antibacteriano dermatológico.

Para el secado, utilizamos un paño, toalla o pañuelo limpio y seco dando golpecitos suaves, sin restregar.

Astringentes

Son aquellos productos que ayudan a eliminar la grasa de la cara. Debemos aplicarlos después de la limpieza. Entre ellos, podemos preparar:

Hamamelis y agua de rosas

Una proporción de hamamelis en dos de agua de rosas. Mezclamos y lo colocamos con un algodón para eliminar la grasa. No necesitamos enjuagarnos.

Vinagre blanco y aceite de girasol

Mezclamos ½ taza de vinagre blanco y una cucharada de aceite de girasol en ½ taza de agua caliente. Lo dejamos enfriar y lo aplicamos.

Exfoliación

Es uno de los pasos fundamentales ya que nos permite que la piel se mantenga limpia de impurezas, además de eliminar el aceite excedente de la piel. Entre los exfoliantes naturales se encuentran:

Harina de almendras

El principal requisito es moler las almendras hasta que quede una arenilla. Luego se le aplica una cucharada de miel y aplicamos en el rostro, dejando actuar durante 10 minutos.

Posteriormente se enjuaga con agua templada.

Vinagre de manzana

Este tratamiento se puede efectuar de 2 a 3 veces por semana.

Realizamos una mezcla de vinagre de manzana y agua en mitades iguales. Lo aplicamos con un algodón y se deja actuar durante 10 minutos. Luego se retira con agua fría.

Masajes y mascarillas

Es la combinación ideal ya que los masajes permiten que circule mejor la sangre; en tanto las mascarillas evitan la producción excesiva de grasa. Existen muchas propuestas, de las cuales elegimos las más efectivas:

Mascarilla de huevo y miel

Se trata de utilizar una yema de huevo y una cucharada de miel, mezclando ambas. Se aplica con un pincel o con los dedos, masajeando con movimientos circulares. Una vez que se seca, la retiramos con agua tibia.

Mascarilla de harina de avena y agua de hamamelis

Podemos realizarla cada 3 días.

Necesitamos 2 cucharadas de harina de avena y ½ cucharada de agua de hamamelis, mezclándolas y formando una pasta que aplicamos en círculos suaves en el rostro. La dejamos actuar por 15 minutos y la enjuagamos con agua tibia.

Mascarilla de romero

Sólo se necesita un puñado de hojas de romero que debemos aplastar y mezclar con una cucharada de miel y una yema de huevo. Formar una pasta con todo esto y luego extenderla por el rostro masajeando suavemente, dejándola que actúe durante 30 minutos.

Finalmente se retira con agua tibia.

👉 Aceite de romero macerado para la piel y el cabello

Mascarilla de aloe vera

Son muchos los beneficios del aloe, entre ellos, podemos citar:

  • Excelente limpiador para piel.
  • Controla el exceso de grasa.
  • elimina las manchas de acné y los granos.
  • Hidrata el cutis sin engrasarlo.

Esta mascarilla es muy simple de aplicar y podemos utilizarla diariamente.

Cortamos una hoja, extraemos el gel y lo extendemos por el rostro, dejándolo actuar por 30 minutos. Luego se quita con agua fría para cerrar los poros.

Alimentación saludable y ejercicio físico

Una buena alimentación rica en fibras y nutrientes beneficia la salud y, por lo tanto, la piel.

Es recomendable consumir frutas y verduras, así como cereales integrales, frutos secos y legumbres.

⚠ Debemos evitar las carnes rojas, la comida rápida, los fritos y las grasas.

Lo ideal, además, es que hagamos actividad física, que ayuda a liberar las toxinas que se acumulan en la piel y generan el cutis graso.

 

Este artículo es cortesia de Kim Espinoza

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com