Remedios naturales contra la alergia estacional

Con la llegada de la primavera, hay muchas personas que se ven afectadas con la alergia estacional, también conocida como fiebre del heno o rinitis alérgica estacional.

Debido a que a principios de esta estación aumentan los niveles de polen y polvo en el aire, las alergias más comunes y extendidas son la alergia al polen y al polvo.

Durante esta época el organismo puede identificar el polvo y el polen como sustancias extrañas y los síntomas más comunes son: picor de ojos, nariz o garganta, acompañado de congestión nasal, moqueo, estornudos, lagrimeo y en ocasiones también podría irritar o enrojecer la piel.

Para aliviar estos síntomas que pueden llegar a ser muy molestos y que actualmente afectan a más de ocho millones de españoles, os animamos a probar algunos de estos remedios naturales que podrían ser muy efectivos contra la alergia estacional.

Alimentos y vitaminas para aliviar la alergia primaveral

Vitamina C

La vitamina C es un antihistamínico natural. Por ello, podría ser el remedio perfecto para aquellos que sufren de secreción y congestión nasal. Esta vitamina actúa como descongestionante y es importante tomarla a diario.

Puedes añadir a tu dieta más alimentos ricos en vitamina C como el kiwi, las naranjas y las verduras de hoja verde, ya que podrían ser un buen truco para sobrellevar la alergia primaveral con menos molestias.

Los suplementos de vitamina C son siempre una opción a considerar. Sin embargo, si no estás seguro o estás tomando algún medicamento, consúltalo con tu médico de cabecera para ver qué es lo mejor para ti y adaptarlo a tus necesidades de salud.

Miel

¡Sin las abejas, el mundo que conocemos dejaría de existir! Las abejas ayudan a difundir el polen para que las plantas se puedan reproducir, lo que a su vez mantiene la vida vegetal produciendo oxígeno para que podamos respirar.

Aunque este proceso de polinización es vital y necesario para el planeta, puede tener consecuencias negativas para aquellos que sufren la alergia estacional. Sin embargo, las abejas también pueden aportarnos un buen antídoto contra la alergia al polen, fabricando la miel.

La miel contiene polen procedente de las flores y de las plantas que rodean la colonia de abejas. Introducir el polen en tu organismo a través de la miel puede ayudar a tu cuerpo a desarrollar una especie de protección y anticuerpos contra la alergia al polen y disminuir los síntomas.

alergia estacional alergia al polen

Se aconseja consumir miel antes de que comience la temporada de las alergias, a ser posible casera y de producción local, ya que este tipo de miel está elaborada con la vegetación de la zona y tiene una mayor probabilidad de proporcionar alivio a los síntomas de la alergia estacional.

Prueba a tomar cada día pequeñas cantidades de miel casera y antes del comienzo de la primavera, ya que generalmente al principio de esta estación es cuando comienza a aumentar los niveles de polen en el ambiente y suelen aparecer los primeros síntomas.

Ajo

El ajo aporta numerosos beneficios para la salud en general. Es muy popular por sus propiedades antibióticas.

Posee un potente efecto antiinflamatorio, mucolítico y broncodilatador, por lo que tomar ajo puede ser efectivo para aliviar los síntomas de la alergia primaveral, especialmente para aliviar la congestión nasal, el dolor de garganta y los dolores de cabeza.

El ajo contiene un flavonoide conocido como quercetina, un antihistamínico natural que proporciona alivio a los síntomas de la alergia. La quercetina se puede encontrar también en las cebollas, así que si no te gusta el sabor del ajo, hay otras alternativas que también podrían ser de ayuda.

Se recomienda aumentar el consumo de ajo en la dieta un mes antes de comenzar la época de las alergias y se puede comer tanto crudo como incorporarlo en las comidas.

Para aquellos que no son amantes de su sabor y olor, se puede complementar tomando suplementos de ajo sin olor de calidad, para obtener todos y cada uno de sus beneficios para la salud.

Los beneficios del ajo para la salud

Evitar los productos lácteos

Los productos lácteos aumentan la producción de mucosidad en el tracto respiratorio (garganta y nariz). Por ello, si comienzas a sentir alguno de los síntomas como congestión y secreción nasal, trata de evitar el consumo de lácteos, para prevenir que la alergia empeore.

También es posible utilizar otras alternativas como la leche de soja o de almendra, y será de utilidad para sustituir la leche durante la temporada de alergias.

Té e infusiones variados

Hoy en día puedes encontrar fácilmente en cualquier supermercado una extensa variedad de infusiones y tés, que aportan diversos beneficios para la salud.

Por ejemplo, para aliviar los síntomas de la fiebre del heno o alergia estacional, puedes consumir infusiones como la manzanilla, el regaliz y la ortiga ya que son ricos en antioxidantes y tienen un efecto antihistamínico.

La manzanilla, además de tomarla a diario como infusión, también puedes utilizarla como remedio natural contra los ojos hinchados y el picor. Basta con aplicar una bolsita de manzanilla fría sobre los párpados y dejarla actuar durante 10 minutos. Este remedio casero lo puedes utilizar dos veces al día para reducir la inflamación y el malestar.

Las mejores infusiones para tu salud y bienestar

Alimentos y especias picantes

Los alimentos y especias picantes ayudan a abrir las fosas nasales y reducir la congestión. Este remedio natural, aunque podría ser efectivo para aliviar algunos de los síntomas de la alergia estacional, va a depender de tu paladar y tu nivel de tolerancia frente al consumo de comidas picantes.

Los alimentos picantes como el wasabi, la mostaza de Dijon, los rábanos y los pimientos picantes, contienen un compuesto químico natural llamado capsaicina, cuyo efecto es ayudar a expulsar los alérgenos a través del sudor y los estornudos, de tal forma que es efectivo contra la congestión y para reducir la inflamación.

En el caso de que toleres pero un poquito, puedes sustituir los alimentos indicados anteriormente con otras especias picantes y condimentar tus platos con pimienta roja o pimienta de Cayena, jengibre y pimentón.

Consejos prácticos para prevenir la alergia estacional

Algunos sencillos consejos para llevar a cabo en tu día a día, pueden ser de utilidad para prevenir las alergias más comunes en primavera, especialmente cuando se trata de la alergia al polen y a los ácaros de polvo.

Para prevenir la alergia al polen

1 Evita salir a la calle los días con altos niveles de polen en el ambiente.

2 Utiliza gafas de sol en la calle, puede ser una opción ideal para proteger los ojos contra el polen.

3 Revisa o cambia los filtros anti-polen, tanto en el aire acondicionado de casa como en el coche.

Para prevenir la alergia al polvo

1 Utiliza funda anti-ácaros para proteger el colchón, la almohada y el sofá.

2 Evita el uso de alfombras, suelos con moqueta y grandes cortinajes, son un imán del polvo.

3 Guardar la ropa dentro del armario, es mejor que dejarla colgada en el perchero o en la silla.

Comparte con nosotros tus remedios naturales para reducir los síntomas de la alergia estacional y si conoces otras formas para prevenirla.

Guardar

Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *