Cómo ser más productivo y aprovechar todas tus capacidades

¿Te gustaría ser más productivo en tu día, tanto a nivel personal como profesional?

¿Te has preguntado alguna vez que es lo que necesitas para conseguirlo? ¿Quizás sea más tiempo? ¿O a lo mejor más herramientas prácticas de gestión del tiempo? Bueno, el día está hecho de 24 horas, así que aprender a gestionarlas de manera más efectiva sería un buen punto de partida.

Pero hoy no estoy aquí para hablarte de estas técnicas sino de algo que está aún más a la base de todo esto: tu presencia.

Cómo ser más productivo tomando conciencia del aquí y del ahora

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que la mayoría de nosotros no consigue sacarle la máxima productividad al día ni el máximo potencial a nuestra persona por el simple hecho de no estar presente al 100% en lo que hace. Es cómo si estuviéramos utilizando sólo el 50% de nuestra “gasolina”.

¿Cuántas veces durante el día estamos realmente conectados con el aquí y el ahora? Es decir, ¿cuántas veces estamos realmente presentes en lo que hacemos sin perdernos en el vórtice de nuestra mente?

Toma conciencia del aquí y del ahora

Te voy a poner dos ejemplos prácticos para que puedas verlo más claramente. Piensa en cuando te presentan a una persona nueva. ¿Te ha pasado alguna vez de estar tan centrado en pensar en lo que tienes que decir, en como presentarte tú, que ni siquiera oyes su nombre?

Y, ¿te ha pasado alguna vez que estás conduciendo y llegas a tu destino sin darte cuenta de que has estado conduciendo? Es como si otra persona hubiese conducido tu coche y tú, simplemente te has transportado a otro lugar de tu mente, lleno de pensamientos, imágenes, preocupaciones, planificaciones, fantasías.

Estoy segura de que habrás experimentado situaciones parecidas y es normal, porque no estamos acostumbrados a entrenar nuestra mente para estar centrados en lo que está haciendo en el momento presente.

Sé feliz en el momento, es suficiente.

Y éste es el motivo por el que no sacamos partido del 100% de nuestras capacidades, de nuestra creatividad, de nuestro potencial, porque estamos gastando mucha energía en alimentar pensamientos que aumentan cada minuto más y que se transforman en una verdadera tormenta mental.

De esta manera estamos viviendo en un lugar lleno de niebla en que no podemos ver claramente las cosas porque nuestra visión está ofuscada por ella.

Cuando aprendemos a centrarnos en el momento presente, entonces podemos ver con los ojos de una mente despegada, disfrutar plenamente de lo que estamos haciendo y, además, liberarnos de una vez por todas de las preocupaciones que nos generan ansiedad, agobio y desorden mental.

Imagínate una de aquellas bolas de cristal que, cuando las agitas, se llenan de copos de nieve en suspensión. Aprender a estar presentes en lo que hacemos hace que los copos poco a poco se vayan cayendo hacia abajo.

Ejercicio para mejorar tu capacidad de concentración

Existen muchas técnicas que pueden ayudarte a entrenar esta capacidad natural de la mente (meditación, mindfulness), pero hoy quiero proponerte un ejercicio muy práctico para que puedas empezar a entrenarte desde ahora.

Empieza a practicarlo durante una semana y luego sigue durante todo el mes. Te sorprenderás de cómo cambiará gradualmente tu capacidad de centrarte y de cómo aumentará tu productividad. De esta manera podrás disfrutar más de lo que haces, de ti mismo y de las personas que te rodean. Te darás cuenta, en otras palabras, de cómo mejorará tu calidad de vida.

1º Toma consciencia y deja ir

Ésta es la clave para poder cambiar cualquier cosa en tu vida: darte cuenta. Así que te aconsejo que empieces a observarte a ti mismo y, que cuando te des cuenta de que te encuentras en aquella zona gris, donde tu mente divaga, entonces pares y tomes tres respiraciones profundas.

De esta manera, podrás volver a conectar con tu cuerpo y conectar con el aquí y el ahora. Luego observa cuáles son los pensamientos que ocupan tu mente en este momento. Después déjalos ir, como si estuvieras observando nubes transportadas por el viento, sin juzgarlos, sin analizarlos, simplemente observa y deja ir. Luego vuelve a hacer lo que estabas haciendo.

Cómo ser más productivo tomando conciencia del aquí y del ahora

2º Ralentiza tus ritmos

Estamos como metidos en una gran carrera de la que no siempre somos conscientes. A veces parecemos pequeños hámsteres que corren sin parar en su rueda. Sé que durante el día tendrás muchas cosas que hacer.

Por esto, te voy a pedir que elijas simplemente una tarea al día en la que ir más despacio. Puede ser comer, ducharte o conducir. No importa cuál elijas, lo que sí es importante es que lo hagas lentamente y todos lo días.

3º Elige cada día una tarea qué hacer de manera presente

Por ejemplo, podrías elegir de comer de forma atenta, centrándote en cada uno de tus sentidos a la hora de saborear tu comida, notando el olor, el sabor, la textura, el tacto. Notando como varían las sensaciones de tu cuerpo mientras saboreas lo que estas comiendo (cómo aumenta tu salivación, cómo baja la comida a través de tu esófago, cómo se va llenando tu estómago…).

O podrías elegir, por ejemplo, lavarte los dientes de forma más consciente, notando esta vez también el sabor de la pasta de dientes, la sensación de tus encías rozadas por el cepillo, la temperatura del agua al enjuagarte.

Es curioso, estamos constantemente intentando controlar cosas sobre las que no tenemos ningún tipo de control y pocas veces nos acordamos de que lo único que podemos controlar es nuestra mente. Así que, empieza a hacerlo desde ya para empezar a disfrutar de todos sus beneficios y descubrirás que puedes ser más productivo tomando conciencia del aquí y del ahora.

Comments
  1. FISANA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com