fbpx

Todo lo que necesitas saber sobre la aterosclerosis

atherosclerosis

El grado de salud de tu sistema cardiovascular siempre va a estar equiparado al de las arterias que transportan sangre rica en oxígeno hacia y desde tu corazón.

Sería ideal que tus arterias fueran transparentes y flexibles, con un endotelio liso y sin daños. Sin embargo, a medida que avanzan los años, los efectos de los hábitos poco saludables pueden dañar tus arterias. Y es aquí donde aparece la aterosclerosis, cuando las arterias son dañadas y el flujo sanguíneo se obstruye o se bloquea por completo.

¿Qué es la aterosclerosis?

La aterosclerosis se desarrolla silenciosamente durante muchos años. Comienza cuando el endotelio se ve comprometido. Esto, a su vez, desencadena la formación de placa en el sitio del daño. La placa es una sustancia grasa compuesta de colesterol, calcio, desechos celulares y un material de coagulación de la sangre llamado fibrina. Con el tiempo, esta placa se acumula dentro de las arterias y daña aún más el endotelio. Esto hace que las arterias se vuelvan estrechas y rígidas, provocando que el corazón trabaje más para impulsar la sangre por todo el cuerpo.

Cabe destacar que a medida que se acumula la placa, puede reducir la cantidad de sangre que fluye a tu corazón, cerebro y otros órganos vitales. Peor aún, si la placa se vuelve inestable, puede romperse y formar un coágulo de sangre. Este coágulo podría bloquear la arteria y desencadenar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Factores de riesgo de la aterosclerosis

Son muchos los factores que pueden contribuir al daño endotelial y la acumulación de placa. Algunas veces ni siquiera vas a tener el control sobre ellos, ya que se trata de factores de riesgo inevitables. No obstante, hay otros que podrás controlar, y cuanto mejor los conozcas, y los intentes combatir, más posibilidades tendrás de mantener a raya los problemas relacionados con la aterosclerosis. Estos son los más importantes:

¿Sabías que las primeras etapas de la aterosclerosis pueden comenzar en la primera infancia? 11

prevención de enfermedades cardiovasculares

Síntomas destacados

Realmente no existe ningún síntoma de aterosclerosis leve a moderada. En cambio, debes saber que una vez que la arteria está severamente dañada, puedes experimentar diversas consecuencias, dependiendo de las arterias afectadas:

Las arterias que llevan a tu corazón

  • Dolor o presión en el pecho.

Las que conducen a tu cerebro

  • Entumecimiento o debilidad en sus brazos o piernas.
  • Dificultad para hablar.
  • Pérdida temporal de la visión en un ojo.
  • Músculos faciales caídos.

En brazos y piernas

  • Dolor en las piernas al caminar.

Las arterias que conducen a los riñones

  • Hipertensión.
  • Insuficiencia renal.

La mejor dieta para prevenir la aterosclerosis

Según un estudio que apareció en la revista Advances in Nutrition, la dieta más beneficiosa para prevenir este trastorno es la mediterránea. 12

Ésta incluye muchas verduras, granos integrales, proteínas de alta calidad, frutas y nueces. Además, no solo es compatible con la presión arterial y los niveles de colesterol saludables, sino que también ayuda a mantener la inflamación que daña las arterias dentro de un rango saludable. 13,14,15

Los mejores alimentos en la dieta mediterránea son los pescados ricos en omega-3 (salmón), frijoles, avena, aceitunas, aguacates, champiñones, nueces, té y chocolate negro. 16

Dieta mediterranea para la aterosclerosis
G.steph.rocket / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)

Suplementos para arterias sanas

Combinados con una dieta saludable, se ha demostrado que los siguientes suplementos previenen la progresión de la aterosclerosis.

Extracto de ajo envejecido

El ajo negro es también conocido como ajo envejecido o ajo añejado. No solo sirve para prevenir la aterosclerosis, también ayuda a mejorar la salud cardiaca. Un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, de 88 pacientes con hipertensión no controlada encontró que el extracto de ajo envejecido redujo la presión arterial sistólica hasta 11,5 mmHg y la presión diastólica en 6,3 mm Hg en comparación con un placebo. 17

Por otra parte, un segundo ensayo clínico en el que participaron 65 bomberos descubrió que una combinación de extracto de ajo envejecido y coenzima Q10 detenía la progresión de la peligrosa calcificación de la arteria coronaria (CAC). Después de 12 meses, los investigadores de la Universidad de California descubrieron que aquellos que tomaban 1.200 mg de extracto de ajo envejecido y 120 mg de CoQ10 tenían reducciones significativas en la progresión de CAC, así como disminuciones en los marcadores de inflamación y estrés oxidativo que pueden dañar aún más el revestimiento endotelial de los vasos sanguíneos. 18

Asimismo, los hallazgos más recientes muestran que este extracto puede reducir la cantidad de placa inestable en las arterias. 19 Esto es crítico ya que este tipo de placa tiene más probabilidades de romperse.

Coenzima Q10

Posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y proporciona energía a las células del corazón, protegiendo el sistema cardiovascular del daño de los radicales libres. La investigación con 51 pacientes con enfermedad de la arteria coronaria mostró que tomar CoQ10 suplementario redujo un marcador de oxidación inducida por radicales libres hasta en un 29%. 20

Sin embargo, a medida que envejecemos, nuestro cuerpo deja de producir CoQ10 a ciertos niveles. Además, los suplementos de CoQ10 son poco absorbidos por el cuerpo. Aquellos que toman medicamentos con estatinas también pueden encontrar sus depósitos agotados. 21

Para empeorar las cosas, los suplementos de CoQ10 son poco absorbidos por el cuerpo. Afortunadamente, los estudios muestran que una forma más biodisponible de CoQ10 llamada ubiquinol proporciona una absorción un 60%, por lo que podría convertirse en tu solución. 22

Durante la última década, los estudios han demostrado que el ubiquinol también inhibe la oxidación del colesterol LDL y puede tener un efecto directo sobre la progresión de las lesiones ateroscleróticas. 23

Magnesio

Este mineral es esencial para un corazón sano, pero muchas personas no obtienen lo suficiente a través de la dieta. Los estudios clínicos muestran una fuerte correlación entre los bajos niveles de magnesio y la formación de depósitos arteriales de calcio que contribuyen a la aterosclerosis. 24

La investigación en el Journal of Hypertension muestra que el magnesio ayuda a disminuir la presión arterial, aumenta el flujo sanguíneo y mejora la función endotelial en personas con aterosclerosis leve. 25

Más hallazgos recientes en el International Journal of Hypertension señalan que los niveles adecuados de magnesio protegen el revestimiento de las arterias y evitan la acumulación de plaquetas y desechos en las paredes arteriales. 26

Vitamina K

Se trata de una vitamina liposoluble que elimina el calcio de la sangre para que pueda usarse para desarrollar huesos y dientes fuertes. En cambio, si tienes poca vitamina K, este calcio es recogido por los tejidos blandos de todo el cuerpo. Esto puede ser especialmente peligroso cuando ocurre en el delicado tejido endotelial que recubre las paredes de las arterias. 27

Un estudio en la revista Atherosclerosis informó que la vitamina K revierte la acumulación de depósitos de calcio en mujeres posmenopáusicas. 28 Otro ensayo que involucró a más de 4.800 hombres y mujeres confirmó que obtener suficiente vitamina K previene la calcificación aórtica y la enfermedad coronaria (CHD).29

Zinc

Es un mineral antioxidante y antiinflamatorio que reduce el riesgo de aterosclerosis. Una forma de hacerlo es reduciendo el colesterol total, el colesterol LDL y los triglicéridos que contribuyen a la acumulación de placa. 30

Se ha demostrado que la suplementación controla la oxidación del colesterol. 31 Además, el zinc reduce la inflamación y las moléculas de adhesión celular vascular, moléculas que actúan como velcro para enganchar el colesterol y los desechos celulares. 32 Finalmente, estos desechos se acumulan en las paredes arteriales y bloquean el flujo sanguíneo.

Vitaminas B6, B12 y Ácido fólico

El papel de la homocisteína como factor independiente de riesgo aterogénico ha sido confirmado por estudios y datos epidemiológicos que demuestran que la homocisteína total circulante elevada es un potente marcador pronóstico de enfermedad cardiovascular y mortalidad en pacientes con factores de riesgo preexistentes; no obstante, la homocisteína es un factor de riesgo modificable puesto que la administración de determinadas vitaminas, en niveles adecuados, disminuye sus niveles plasmáticos.

Se ha estudiado la suplementación dietética de vitaminas B6, B12 y ácido fólico (una forma de folato) por sus efectos sobre los niveles de homocisteína. En un ensayo controlado aleatorio en adultos con al menos un signo de síndrome metabólico, se demostró que la suplementación de vitaminas B con vitamina C durante dos meses reduce los niveles de homocisteína.

Conclusiones sobre la aterosclerosis

La aterosclerosis es la principal causa de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Pero no te debes asustar, ya que tarda tantos años en desarrollarse y puede ser fácil dar con ella a tiempo.

Por ello, en lugar de esperar hasta que te la diagnostiquen, aplica las estrategias que hemos mencionado a lo largo del artículo. Si ya tienes uno o más factores de riesgo para la aterosclerosis, consulta siempre con un profesional de la salud para desarrollar un plan que respalde tu salud cardiovascular general.

Referencias

1. Wang JC, Bennet M. Aging and atherosclerosis. Circulation Research. 2012;111(2),245-259.

2. Selvin E, Coresh J, Golden SH, et al. Glycemic control, atherosclerosis, and risk factors for cardiovascular disease in individuals with diabetes. Diabetes Care. 2005; 28(8), 1965-1973.

3. Nasiri K, Michos ED, Rumberger JA, et al. Coronary artery calcification and family history of premature coronary heart disease: sibling history is more strongly associated than parental history. Circulation. 2004; 110(15), 2150-2156.

4. Hurtubise J, McLellan K, Durr K, et al. The different facets of dyslipidemia and hypertension in atherosclerosis. Current Atherosclerosis Reports. 2016; 18(12), 82.

5. Handelsman Y, Shapiro MD. Triglycerides, atherosclerosis, and cardiovascular outcome studies: focus on omega-3 fatty acids. Endocrine Practice. 2017; 23(1), 100-112.

6. Ahmadi-Abhari S, Sabia S, Shipley MJ, et al. Physical activity, sedentary behavior, and log-term changes in aortic stiffness: the Whitehall II Study. Journal of the American Heart Association. 2017; 6(8).

7. Lovren F, Teoh H, Verma S. Obesity and atherosclerosis: mechanistic insights. Canadian Journal of Cardiology. 2015; 31(2), 177-183.

8. Wang Z, Wang D, Wang Y. Cigarette smoking and adipose tissue: the emerging role in progression of atherosclerosis. Mediators of Inflammation. 2017, 3102737.

9. Liu B, Zhang Y, Wang R, et al. Western diet feeding influences gut microbiota profiles in apoE knockout mice. Lipids in Health and Disease. 2018; 17(1), 159.

10. Torres N, Guevara-Cruz M, Velázquez-Villegas L, et al. Nutrition and atherosclerosis. Archives of Medical Research. 2015; 46(5), 408-426.

11. Hong YM. Atherosclerotic cardiovascular disease beginning in childhood. Korean Circulation Journal. 2010; 40(1);1-9.

12. Ros E, Martínez-González MA, Estruch R, et al. Mediterranean diet and cardiovascular health: teachings of the PREDIMED study. Advances in Nutrition. 2014; 5(3),330A336S.

13. Martínez-González MA, Gea A, Ruiz-Canela M. The Mediterranean diet and cardiovascular disease. Circulation Research. 2019; 124, 779-798.

14. Davis CR, Hodgson JM, Woodman R, et al. A Mediterranean diet lowers blood pressure and improves endothelial function: Results from the MedLey randomized intervention trial. American Journal of Clinical Nutrition. 2017; 105(6), 1305-1313.

15. Estruch R, Martínez-González MA, Corella D, et al. Effects of a Mediterranean-style diet on cardiovascular risk factors: a randomized trial. Annals of Internal Medicine. 2006; 145(1), 1-11.

16. Cheng YC, Sheen JM, Hu WL, et al. Polyphenols and oxidative stress in atherosclerosis-related ischemic heart disease and stroke. Oxidative Medicine and Cellular Longevity. 2017, 8526438.

17. Reid K, Travica N, Sali A. The effects of aged garlic extract on blood pressure and other cardiovascular risk factors in uncontrolled hypertensives: the AGE at Heart trial. Integrative Blood Pressure Control. 2016; 9, 9-1.

18. Zeb I, Ahmadi N, Nasir K, et al. Aged garlic extract and coenzyme Q10 have favorable effect on inflammatory markers and coronary atherosclerosis progression: a randomized clinical trial. Journal of Cardiovascular Disease Research. 2012; 3(3), 185-190.

19. Shaikh K, Kinniger A, Cherukuri L, et al. Aged garlic extract reduces low attenuation plaque in coronary arteries of patients with diabetes: a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Experimental and Therapeutic Medicine. 2020; 19(2), 1457-1461.

20. Lee BJ, Tsng YF, Yen CH, et al. Effects of coenzyme Q10 supplementation (300 mg/day) on antioxidation and anti-inflammation in coronary artery disease patients during statin therapy: a randomized, placebo-controlled trial. Nutrition Journal. 2013; 12(1), 142.

21. Deichmann R, Lavie C, Andrews S. Coenzyme Q10 and statin-induced mitochondrial dysfunction. Ochsner Journal. 2010; 10(1), 16-21.

22. Zhang Y, Liu J, Chen XQ, et al. Ubiquinol is superior to ubiquinone to enhance coenzyme Q10 status in older men. Food & Function. 2018; 9(11), 5653-5659.

23. Malekmohammad K, Sewell RDE, Rafieian-Kopaei M. Antioxidants and Atherosclerosis: Mechanistic Aspects. Biomolecules. 2019;9(8):301.

24. Massy AZ, Brüeke TB. Magnesium and outcomes in patients with chronic kidney disease: focus on vascular calcification, atherosclerosis, and survival. Clinical Kidney Journal. 2012; 5(Suppl 1), i52-i61.

25. Cunha RA, D’El-Rei J, Medeiros F, et al. Oral magnesium supplementation improves endothelial function and attenuates subclinical atherosclerosis in Thiazide-treated hypertensive women. Journal of Hypertension. 2017; 35(1), 89-97.

26. Kostov K, Halacheva L. Role of magnesium deficiency in promoting atherosclerosis, endothelial dysfunction, and arterial stiffening as risk factors for hypertension. International Journal of Molecular Science. 2018; 19(6).

27. Shoi A, Moroioka T, Shoji T, et al. The inhibitory roles of vitamin K in progression of vascular calcification. Nutrients. 2020; 12(2).

28. Beulens JW, Bots ML, Atsma F, et al. High dietary menaquinone intake is associated with reduced coronary calcification. Atherosclerosis. 2009; 203, 489-493.

29. Geleijnse JM, Vermeer C, Grobbee DE, et al. Dietary intake of menaquinone is associated with a reduced risk of coronary heart disease: the Rotterdam Study. Journal of Nutrition. 2004; 134, 3100-3105.

30. Ranasinghe P, Wathurapatha WS, Ishara MH, et al. Effects of zinc supplementation on serum lipids: a systematic review and meta-analysis. Nutrition & Metabolism. 2015; 12, 26.

31. Jenner A, Ren M, Rajendran R, et al. Zinc supplementation inhibits lipid peroxidation and the development of atherosclerosis in rabbits fed a high cholesterol diet. Free Radical Biology & Medicine. 2007; 41(4), 559-566.

32. Zhu D, Su Y, Zheng Y, et al. Zinc regulates vascular endothelial cell activity through zinc-sensing receptor ZnR/GPR39. American Journal of Physiology. Cell Physiology. 2018; 314(4), C404-C414.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *