fbpx

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la artrosis severa?

tratamiento de fisioterapia para la artrosis severa

¿Existe un tratamiento de fisioterapia para la artrosis severa? ¿En qué consiste? ¿Cuándo y cómo se prescribe?

Muy a menudo, la osteoartritis es responsable de una discapacidad que puede limitarse mediante una rehabilitación adecuada, en particular si padece osteoartritis de rodilla o cadera no operada o si ha tenido una prótesis total de cadera o rodilla.

A corto plazo, la rehabilitación mejora el dolor y el malestar funcional.

¿Por qué practicar la rehabilitación?

En el tratamiento de fisioterapia para la artrosis, la rehabilitación tiene tres objetivos fundamentales:

1. Mantener un rango de movimiento completo para poder continuar con las tareas diarias sin dificultad.

2. Luchar contra las deformidades. Para luchar contra el dolor, a veces se adoptan determinadas posiciones que pueden acabar provocando retracciones de ligamentos y músculos que fijan y deforman la articulación, por ejemplo, la rodilla que permanece en una posición semirrígida, flexionado, dificultando la marcha y provocando cojera.

3. Fortalecer los músculos para mejorar la estabilidad de tu articulación.

La rehabilitación como tratamiento de fisioterapia para la artrosis es útil para preservar el futuro de la articulación y posiblemente prepararlo para una cirugía protésica.

¿Cuándo se debe practicar la rehabilitación en caso de artrosis?

Se recomienda la regularidad en la aplicación del ejercicio físico a todo paciente que padezca artrosis de miembros inferiores. Mantener una buena forma muscular y una buena amplitud de movimiento estabiliza la articulación y facilitará el correcto funcionamiento de cualquier prótesis articular.

Rehabilitación preoperatoria

Si va a someterse a un reemplazo total de cadera y rodilla, se recomienda la rehabilitación preoperatoria, que incluya al menos fisioterapia combinada con educación.

Su objetivo fundamental es:

  • Optimizar su rango de movimiento.
  • Fortalecer los músculos de las extremidades inferiores.
  • Educarse en ejercicios posoperatorios, traslados a la cama y silla, tipos de marcha, ascenso / descenso de escaleras con bastones.
  • Informarle sobre el progreso de la fase postoperatoria (apósitos, drenajes, posibilidades funcionales …).

La realización de una rehabilitación antes de la artroplastia total de cadera o rodilla ayuda a reducir la duración de la estancia y a potenciar los métodos de retorno a domicilio.

Esta atención requiere de profesionales de la salud que estén capacitados para educar a los pacientes y prepararse para su regreso a casa.

La evaluación preoperatoria de las necesidades es importante para decidir mejor su orientación después de la operación (regreso a casa o derivación a un servicio de rehabilitación).

Rehabilitación post operatoria

Después de la instalación de una prótesis total de rodilla o cadera, se le prescribirá una rehabilitación secundaria para:

  • Reducir el dolor.
  • Seguir la evolución y detectar posibles complicaciones.
  • Mejorar la ganancia en rango de movimiento.
  • Obtener una buena estabilidad funcional de su articulación.

Ejercicio físico como parte del tratamiento de fisioterapia para la artrosis

¿Sufres de artritis de miembros inferiores no operada?

El fisioterapeuta puede intervenir en periodos difíciles pero, principalmente, depende de uno mismo hacerse cargo de sí realizando de forma regular la auto-rehabilitación mediante programas de ejercicio físico específicos para cada tipo de artrosis (rodilla, cadera, etc. dedos). Todos estos ejercicios los podrá dar su propio fisioterapeuta.

Si no has practicado ejercicio físico regular antes

En este caso, comienza los ejercicios de forma muy gradual. Repite cada ejercicio 10 veces, luego 5 veces más a la semana según lo permita el dolor, hasta un máximo de 30 veces.

En caso de problema, aparición de dolor u otro, no dudes en hablar con tu médico.


Te puede interesar

Artrosis y artritis: diferencias
Artrosis y artritis: diferencias, síntomas y medidas combativas

Para esperar un beneficio duradero sobre el dolor, el equilibrio, la capacidad para caminar y la fuerza muscular, debe comprometerse con un entrenamiento diario regular, además de los períodos de presión dolorosa.

Si tu condición requiere un programa personalizado, tu médico puede prescribirte rehabilitación, cuya realización será supervisada por un fisioterapeuta: es preferible iniciar los programas de ejercicio bajo la supervisión de un fisioterapeuta antes de continuarlos solo, en casa.
Los ejercicios de rehabilitación propuestos se pueden realizar de forma individual o en grupo.

El tipo de ejercicio físico, su intensidad y frecuencia se adaptarán a sus capacidades y su estado de dolor.

Después de colocar una prótesis total de cadera o rodilla

Tras la intervención se le prescribirá una serie de sesiones de fisioterapia cuando salga del departamento de cirugía, si puede irse a casa.

En ciertos casos (capacidades funcionales deterioradas, enfermedades asociadas, complicaciones postoperatorias), es preferible realizar la rehabilitación en una estructura especializada.

La rehabilitación se adaptará a su condición y su historial. El programa de ejercicios se establecerá de acuerdo con la valoración diagnóstica del fisioterapeuta.

La educación terapéutica realizada al mismo tiempo te permitirá desarrollar las habilidades necesarias para prevenir complicaciones, adquirir los gestos o ayudas técnicas necesarias para compensar las limitaciones funcionales, participar activamente en tu rehabilitación y modificar tu estilo de vida en el objetivo de preservar sus articulaciones (control de peso ++).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *