La importancia de la alimentación en los deportes mentales

No es un secreto para nadie que una buena rutina en la dieta es algo esencial a la hora de realizar de manera eficiente cualquier deporte físico. En esta ocasión voy a hablar de la importancia de esta cuestión cuando se trata de los “otros deportes”, los deportes mentales.

Mens sana in corpore sano

Son muchos los que piensan que sentado a una mesa durante la competición de cualquier deporte mental, el único músculo importante es el cerebro y, por ello, el estado físico del jugador no tiene un papel determinante. Nada más lejos de la realidad.

Como bien dice la popular frase romana, “mens sana in corpore sano”. Lo que se traduce en que un cerebro en buena forma siempre tendrá una respuesta más rápida y eficaz ante cualquier contingencia.

Un jugador de ajedrez o póker puede permanecer sentado horas y horas a una mesa durante un torneo, lo que se refleja en una fatiga y un estrés emocional que a buen seguro influirá negativamente en su capacidad de análisis y la consiguiente toma de decisiones. El consumo de energía que esto le produce puede ser mitigado en buena medida con una alimentación adecuada.

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que la ingesta de alimentos de manera previa y durante la competición pueden influir de forma considerable en el desarrollo del juego, ya que van a afectar directamente a facetas tan importantes como la memoria y la atención del jugador.

A esto podríamos añadir la influencia de la alimentación en las emociones, algo que en caso de ser inconveniente puede alterar el estado de ánimo del jugador de forma bastante negativa.

Hidratación adecuada en los deportes mentales

Un detalle muy importante a tener en cuenta durante las jornadas maratonianas en las mesas es el hecho de que generalmente estos eventos se llevan a cabo en ambientes cerrados y en ocasiones bastante cargados, por lo que la pérdida de líquidos por transpiración es algo muy común. El jugador nunca debe descuidar la hidratación a causa de su propia concentración.

Lo ideal es el consumo regular de agua. En demasiadas ocasiones se recurre a las bebidas energéticas que, si bien en un consumo moderado pueden ser beneficiosas, no deben sustituir al agua. Además, en cantidades excesivas provocan el efecto contrario: hiperactividad.

Imagen Pexels

También puede ser positiva la ingesta de café en pequeñas cantidades ya que contribuye a mantener la mente alerta, aunque un exceso podría producir los mismos efectos negativos de las bebidas energéticas. Otra medida es buscar algo a medio camino entre el agua y las bebidas de este tipo, una opción que muchos eligen es el té helado libre de cafeína, ya que al tiempo que refresca e hidrata, proporciona hidratos de carbono.

En ocasiones hemos llegado a escuchar de algunos jugadores que llegan a consumir bebidas alcohólicas con la intención de potenciar su confianza y creatividad, pero lo cierto es que el alcohol no tiene ningún efecto positivo en el organismo. De hecho, jugadores del prestigio del campeón noruego de ajedrez, Magnun Carlsen han desmentido rotundamente esta creencia.

Alimentos recomendables en la práctica de deportes mentales

Para la práctica de estas actividades, como en cualquier otro aspecto de la vida, lo ideal es tener un buen hábito de alimentación y ejercicio que procuren mantener nuestro cuerpo en forma, lo que de entrada ya es positivo.

Aún así, a la hora de competir se debe de poner especial atención a lo que se consume antes y durante un torneo. Comer poco, demasiado o alimentos incorrectos, sin duda influirá en muchos aspectos que pueden perjudicar la aptitud durante el juego.

alimentos-recomendables-en-deportes-mentales

La mayoría de los profesionales en nutrición recomiendan una dieta rica en grasas de pescado, así como consumir frutas, verduras, hortalizas y arroz. Es decir, alimentos ricos en hidratos de carbono que contribuyen a mantener la atención.

Por su parte, otros alimentos ricos en proteínas como el pollo, el huevo, la leche y la soja, son a menudo recomendados por las sustancias nutritivas que aportan, tan necesarias para mantener de forma eficiente las conexiones cerebrales. A estos se le pueden añadir otros que ayuden a prevenir el estrés y la ansiedad en deportistas que habitualmente se enfrentan a este inconveniente.

Es evidente que todos los organismos no son iguales y lo que a uno le sienta bien, puede que a otro no tanto, por lo que partiendo de la base de una alimentación como la mencionada, cada jugador debe buscar un equilibro idóneo de forma individual o con la ayuda de un profesional.

La jugadora profesional de póker griega Katerina Malasidou habla de su experiencia con la comida para desarrollar su actividad -principalmente póker online- y de las ventajas que le ha otorgado acudir a un nutricionista para conocer la mejor manera de combinar los alimentos que consume y programar el día a día con su dieta.

En lo que todos los deportistas parecen estar de acuerdo es en que los productos como la carne de cerdo, carnes rojas, patatas fritas, hamburguesas y similares, no aportan nada positivo en su ingesta antes de la competición, ya que su digestión es más pesada y consume más energía, algo que supone una dificultad añadida a la hora de la concentración.

Hay algunos deportistas que incluso apuestan por sentarse a competir con hambre por aquello de que les mantiene más clarividentes y les ayuda a analizar mejor las situaciones. Sin embargo, la mayoría de los profesionales afirman que esta práctica es del todo negativa, más teniendo en cuenta que cuando uno se sienta no sabe cuándo se va a levantar y que llegado el momento es posible que se pierda la concentración pensando única y exclusivamente en comida.

Con todo, es importante destacar que una correcta alimentación no te convertirá en una estrella del deporte, pero sin duda te ayudará a mejorar y lo más importante, a mantenerte sano y en forma.

Guardar

Guardar

Guardar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *