Mareo o vértigo, ¿cómo distinguirlos?

Salvo que se trate de algo recurrente, puede suceder que no tengas claro qué estás sufriendo, ¿mareo o vértigo? En este artículo hablaré de cómo distinguirlos además de ampliar información sobre cada uno de estos males.

Diferencias entre mareos y vértigos

Es importante saber diferenciar el vértigo de los mareos.

En los mareos, el paciente tiene una sensación de desvanecimiento acompañada de pérdida del conocimiento.

En el vértigo, el paciente se siente como si el mundo girase alrededor de él.

 MareosVértigos
Sensación de desvanecimientoPosibleNo
Sensación de giro de objetosNo
Maniobras de provocaciónValsavaRotación rápida en silla giratoria
Con suspensión de movimientos
NistagmoNo
Inestabilidad y ataxia de la marchaNoPosible

El mareo: lo que tienes que saber

El mareo es una sensación de que uno va a desmayarse o a perder el conocimiento.

Para su diagnóstico, se precisan las siguientes pruebas:

  • Analítica de sangre y orina.
  • Tomarse la tensión arterial.
  • ECG para comprobar problemas cardiacos.
  • Resonancia magnética y TAC si se sospecha sangrado interno o problemas cerebrales.

El mareo se trata con antihistamínicos, sedantes, antiemético, betahistina hidrocloruro.

Mareos

Cuándo se presentan los mareos

Un mareo se presenta cuando no llega suficiente sangre al cerebro debido a alguna de las siguientes causas:

  • Disminución repentina en la tensión arterial.
  • Su cuerpo no tiene suficiente agua debido al vómito, la diarrea, la fiebre y otras afecciones.
  • Usted se levanta demasiado rápido después de sentarse y acostarse y esto es más común en las personas mayores.
  • Gripe, resfriado, crisis alérgicas.
  • Hipoglucemia.
  • Problemas cardiacos como arritmias o ataque cardiaco.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Sangrado dentro del cuerpo.
  • Shock.
  • Fatiga mental.
  • Consumo de algunos medicamentos.

Cuidados ante los mareos

  • Evite cambios repentinos de postura.
  • Levántese lentamente y quédese sentado unos momentos antes de pararse.
  • Al pararse asegúrese en donde sostenerse.
  • En los mareos provocados por problemas cervicales es eficaz la aplicación alternativa de frio con hielo y calor con bolsas de agua caliente sobre la zona cervical.
  • Zumo de manzana, infusiones de jengibre, infusiones de menta con azúcar.
  • Consumo de arándanos y manzana.
  • Ingerir alimentos bajos en sal y grasas saturadas y reducir el consumo de dulces ricos en azúcares refinados.

El vértigo: lo que tienes que saber

El vértigo es una sensación extraña de giro del paciente alrededor de las cosas o de las cosas alrededor de él. El paciente nota una sensación similar a precipitarse al vacío y al mismo tiempo sintiera náuseas, vómitos y mareos.

Vértigos

Tipos de vértigo

Vértigo central

Tiene una sensación de pérdida de equilibrio continua que no se acompaña de náuseas, vómitos y mareos. Producido por causas variadas como el síndrome vertebro-basilar por mala circulación, dolor de cabeza tipo migraña, procesos tumorales del encéfalo y enfermedades neurológicas como la epilepsia o esclerosis múltiple.

Se diagnostica mediante la exploración neurológica y pruebas de imagen como la resonancia magnética o el TAC.

Vértigo posicional benigno

Es la causa más frecuente de los vértigos periféricos y se produce una aparición súbita de vértigo de corta duración ante determinados movimientos del paciente. Se acompaña de movimientos rápidos de los ojos.

Vértigo periférico

De inicio súbito y puede durar desde minutos hasta horas cuyos síntomas son sensaciones vertiginosas, vómitos, nauseas, sudoración excesiva, pérdida de audición y zumbidos en los oídos.

La causa más frecuente es el depósito de cristales de calcio flotantes en los canales semicirculares del oído interno que están en movimiento. La maniobra de Dix-Hallpike provoca una crisis e vértigo con un movimiento de la cabeza. Se sienta al paciente en una camilla y se le hace girar la cabeza 45º hacia la derecha o izquierda y después lo tumbamos hacia atrás.

Se trata mediante fármacos antieméticos, diuréticos y vasodilatadores que provocan un alivio sintomático.

Cirugía: técnicas como la neurectomia vestibular, laberintectomia o el shunt vestibular.

Qué hacer en caso de sufrir vértigos

  • Evitar los cambios bruscos de posición.
  • Reposar durante los episodios de vértigo.
  • Evitar luces brillantes, ver la televisión o leer durante las crisis.
  • Aumentar lentamente de actividad.
  • Rehabilitación para mejorar la musculatura cervical.
  • Apóyarse en un bastón o muletas para caminar cuando se pierda el equilibrio.
  • Llevar una dieta preventiva rica en potasio con consumo de espárragos, patatas, tomates, aguacates, espinacas, melón, naranjas, peras, plátanos, carne y lácteos. La deficiencia en potasio causa vértigos.
    Una alimentación rica en frutas y verduras antioxidantes ayuda a combatir la enfermedad.

Fuentes

Imágenes: Espiral, Mujer mareada durante viaje y Mujer con vértigo

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *