Para mejorar tu bienestar, elimina estos hábitos

Reconocer ciertos hábitos que te frenan en tu día a día es una buena manera de comenzar para mejorar tu bienestar. Hoy te presento estos diez. ¿Cuáles de ellos necesitas eliminar de tu rutina diaria?

10 hábitos a eliminar para mejorar tu bienestar

1. Elimina tus miedos

El miedo es el principal enemigo de ti mismo. Cuando nos disponemos a iniciar un proyecto, sea cual sea, la máscara del miedo aparece oculta bajo los temores de rechazo, de un posible fracaso, inseguridades o todo tipo de maneras de frustración.

Todo esto nos hace que nos planteemos seriamente el inicio de un nuevo rumbo en cualquiera de las áreas de nuestra vida. Buscamos la mayor seguridad posible para cumplir nuestros objetivos de manera exitosa y si no tenemos esa seguridad, tendemos a desistir en nuestro empeño.

Detecta tus miedos y elimínalos de tus pensamientos. El miedo es sinónimo de inseguridad y lo único seguro es, que nada es seguro en nuestro mundo. Cambia la palabra miedo por la palabra problema y busca posibles soluciones.

2. Céntrate en el ahora

Otro de los mayores impedimentos que nos paralizan son nuestras experiencias del pasado. El pasado ya no existe.

Muchas veces, de manera inconsciente, nuestro pasado nos influye de manera directa en nuestros proyectos de futuro, dando por hecho resultados que aún no han sucedido.

Usa tu pasado como mera información para procurar que esos fallos no te vuelvan a suceder, pero no te dejes influir por los antiguos resultados. Simplemente úsalo como una herramienta que te sirva para hacer las cosas de manera diferente.

Para mejorar tu bienestar, deja el pasado atrás

3. Elimina las excusas

Ocultas detrás de los miedos aparecen las excusas. Éstas, nada más son justificaciones que nos hacemos a nosotros mismos para auto convencernos de que el esfuerzo para tal fin no merece la pena. ¿Estás seguro? Aclara tu objetivo y una vez lo tengas claro, elimina todas las excusas.

4. Analiza tus prioridades

Muchas de las veces cuando iniciamos un proyecto nos adueñamos de cargas innecesarias que nos roban tiempo y esfuerzo.

Haz una lista con las prioridades y enfócate en lo que sea imprescindible. Elimina todo aquello que no necesites.

5. No quieras controlarlo todo

Deja que las personas y las situaciones sean como son. Acepta las circunstancias actuales y te sentirás mucho mejor para actuar al respecto y así poder realizar un buen trabajo.

El querer tenerlo todo continuamente bajo control es otro de los factores que más nos desgasta.

6. Deja de perseguir tu razón

Alguien dijo: “La razón tiene muchos caminos, el corazón uno solo”. El querer demostrar que siempre tenemos la razón es otro de los grandes ladrones de energía. ¿Quieres tener razón o quieres tener resultados? Enfócate en el camino hacia los resultados y deja de querer tener siempre la razón.

En toda historia existen 3 verdades: tu verdad, mi verdad y la verdad.

Para mejorar tu bienestar, sé selectivo en tu batallas

7. Renuncia a tu necesidad de buscar culpables

Cuando las cosas se pongan feas, que será en más de una ocasión, el buscar culpables es una pérdida de tiempo. Cambia la palabra culpable por la palabra responsable y ponte a trabajar en ello.

La culpa no ha solucionado nunca ningún problema.

8. Elimina el hábito de criticar

Es otra de las cosas que se nos da muy bien cuando el camino se tuerce. Es otro de los hábitos más destructivos. Las críticas negativas nos llevan a la rivalidad.

Si necesitas hacer una crítica, dale un enfoque constructivo. Recuerda que en la esencia todos trabajamos para el mismo fin.

9. Deja de mendigar reconocimiento

El querer impresionar a los demás es otra de las tácticas que solemos utilizar cuando deseamos recibir reconocimiento. Esto tampoco nos ayuda.

Sé tú mismo y recuerda que con el único que tienes que competir es contigo mismo. De este modo el reconocimiento llegará por añadidura. Recuerda que no necesitas impresionar ni demostrar nada a los demás.

10 Enfócate en tus expectativas

¿Vives tu vida en congruencia contigo mismo? Sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Escúchate a ti mismo y escucha lo que te dicta tu voz interior. Evita que otros te digan el camino que debes seguir. Tu vida sólo la vives tú. Deja de complacer a todo el mundo y enfócate en lo que realmente te hace feliz.

Recuerda que si no trabajas en tus sueños estarás trabajando en los sueños de otro.

Vive tu vida ahora. Si no es ahora, ¿cuándo?

Imagen Pareja mirando al horizonte de Shutterstock

Comentarios
  1. Jesús
    • Juan Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *